Review

Sons of Raphael - Full-Throated Messianic Homage

Sons of Raphael

2021

8.5
Por -

Había muchas ganas de conocer el LP debut de Sons of Raphael, un dúo bastante particular en todo lo referido a encontrar un camino más que adecuado en la contextualización de la psicodelia setentera. Logrando centrar los focos en el 2018 con su EP debut A Nation of Bloodsuckers, los hermanos nos demostraron su gran sensibilidad para lograr melodías atemporales con ese punto de euforia embriagadora que gente como Foxygen ha sabido potenciar al máximo en los últimos años. Sin olvidarnos del enorme carácter cinematográfico que también contenía este trabajo, podemos afirmar que las primeras cuatro canciones del grupo lo tenían todo para estar ante una de esas grandes bandas que venían a poner de manifiesto como cualquier revival deja de serlo si hay el suficiente cúmulo de ideas frescas como para desdibujarlo. Pues bien, a partir de esta base el dúo nos entrega su LP debut  Full-Throated Messianic Homage ofreciéndonos un abanico de posibilidades aún mayor con el que confirmar como son una banda que impresiona desde la primera escucha.

Antes de nada, merece la pena conocer todas las vueltas que ha dado este disco hasta ver la luz, ya que durante los 7 años en los que se ha estado gestando nos hemos encontrado con la desaparición de la persona encargada de la mezcla como fue Phillipe Zdar. Un suceso que sin lugar a dudas transmite un doble significado a todo lo que nos vamos a encontrar en el disco, indagando en cuestiones existenciales sobre el modelo de sociedad y percepción de la vida contemporánea que tenemos ahora mismo. Dejando bien claro como quieren trascender tanto en forma como contenido, la introducción al trabajo con ‘Revolution’ llega pisando fuerte gracias a esa forma en la que todo cambia y como hasta las civilizaciones más remotas acaban teniendo réplicas en el presente. Sentando las bases de lo que va a suponer el disco, desde el primer momento se puede comprobar como la épica de los estribillos está muy presente, dejándose para ello el aliento y al mismo tiempo sabiendo como disolverla entre sintetizadores bastante huidizos.

Estando mentalizados de como este disco va a recorrer varias épocas de la música moderna donde la visión de la música de baile resultaba bastante aterciopelada, ‘He Who Makes the Morning Darkness’ nos remite hacia unos destello más relacionados con todo el groove ochentero, acertando una vez más en su idea de guiarlo todo por estructuras melódicas cambiantes y frenéticas. Preparándonos para el próximo gran salto, el trabajo va atravesando diferentes etapas donde el componente de pop díscolo y el intercambio constante del protagonismo vocal van marcando el camino. De esta forma cae una sorprendente ‘Siren Music’ que se presenta como una de las canciones con más nervio del disco, no sin olvidarnos tampoco de como ‘Yeah Yeah Yeah’ tiene esa capacidad de agitación dentro de momentos que no se alejan tanto a los momentos en los que James Murphy agarra el micro con fuerza. Giros inesperados dentro de una coherencia sonora que cuando acaba el disco seguimos sin comprender como la han logrado.

Adentrándonos más o menos en el ecuador, llama la atención como la nostalgia les siente lógicamente bien a su propuesta, evidenciándolo en una ‘Devil Devil’ que contiene un tono descarado y apunta más que nunca hacia la exuberancia del Heroes de David Bowie. Sin dejar tampoco pasar por algo como las canciones de este trabajo se alternan entre los simbolismos más que potentes relacionados con como dejar huella para la posterior, la percepción de la muerte o el agradecimiento a las personas que nos han marcado sin darnos cuenta, canciones como ‘Oh Mamma’ aportan una visión más profunda dentro de todo lo que supone luchar contra tus propios demonios. Encarando ahora sí la recta final del trabajo, no van a cesar los momentos más imaginativos a la hora de incorporar mayor ritmo y recursos orquestales como los de una ‘I Sing Songs for the Dead’ que se acaba revelando como una de las canciones más espectaculares del disco. En un polo opuesto, ‘Let’s All Get Dead Together’ no esquiva el sentimiento generalizado de decadencia en todos los niveles de la sociedad actual, rematándolo todo de una forma más suavizada y de sonido sumergido como es ‘The Sand Dunes Lift Up’. Así es como logran la constatación definitiva de que este trabajo supone una obra capaz de suscitar emociones poderosas.

Conclusión

Sons of Raphael logran un impresionante LP debut donde se adentran en una cara psicodélica tan ligera como épica y elegante, logrando de este modo que los temas suenen impulsivos y con recursos orquestales fascinantes.

8.5
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

Sons of Raphael - Full-Throated Messianic Homage

Artista

Sons of Raphael

Año

2021

Discográfica

Because Music

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *