Review

Kokoshca - Kokoshca

2021

9.2
Por -

Kokoshca están de regreso facturando el disco que llevábamos esperando de ellos desde hace un tiempo, estando ante la cara más pop y fulgurante que se les recuerda, todo ello sin dejar de lado el cúmulo de influencias con las que han solidificado una carrera sin ningún tipo de altibajo. En este disco homónimo han logrado condensar un repertorio de temas que apelan a esa pasión y corazón caliente con las que narran episodios un tanto existenciales, lanzándose de este modo a concentrar el mayor número de temas con vocación de single que se les recuerda. Sonando totalmente reconocibles, este trabajo pone de manifiesto lo acertado de una forma de hacer canciones donde la intuición en todo lo relativo a lograr melodías pletóricas marca el camino, no descuidando tampoco lo necesario que es introducir algún que otro elemento que pueda convulsionar su propuesta en ciertos momentos. En esta ocasión seguramente la forma de embellecer ciertas canciones a través de una sección rítmica muy sólida y pequeños arreglos de teclado es lo que aporta una vida extra a la propuesta, a la par de ejecutarlo todo sin necesidad de forzar las máquinas en favor de una épica que ya de por sí muchas veces resulta inherente en sus composiciones.

Después de dos trabajos como fueron Algo Real y El Mal, donde por momentos mostraban todas aquellas preocupaciones que acarrea el ser consciente de los problemas de nuestro entorno y el paso del tiempo, en este nuevo trabajo se percibe un nuevo brillo en su mirada a la hora de tratar todo lo que atañe a recapitular y contextualizar ciertos episodios vitales. Esto no implica que se hayan dejado seducir por una actitud más desenfadada frente al mundo, sino que seguramente han preferido caminar por el lado más amable de las cosas para ir soltando parte del lastre emocional acumulado en los últimos años. Todo esto se puede percibir a través de canciones ejecutadas desde esa cierta ilusión casi adolescente, tal y como sucede en una ‘Te Sigo Esperando’ que suena con un punto de euforia donde las escenas casi cómicas juegan también su papel.  En esta línea de canciones agitadas y de confesiones que rozan la admiración más incondicional tampoco podemos pasar por alto ‘No Quiero Cambiarte’, otro tema con vocación de single donde todos los giros pegados por el apartado guitarrero nos dejan ante un vértigo más que disfrutable.

Como en todo buen disco de Kokoshca, no pueden faltar tampoco las canciones que apelan a una forma de revivir recuerdos donde no hay espacio al resquemor ni a la frustración que producen los tiempos pasados, sino más bien al recuerdo sonriente que provocan. Así pues, no podemos pasar por alto ‘Asia’ y ‘Regresando a la Ciudad’, dos de los mejores temas de su carrera y que poseen esa forma de ir concatenando diferentes estrofas donde los reveses más crueles acaban adquiriendo un mayor tono esperanzado en el momento en el que son contextualizados de forma correcta. Sin olvidarnos tampoco de su enorme inmediatez para lograr estrofas significativas como ese “cada mañana no sientes nada” que marca la parte final de ‘Regresando a la Ciudad’, podemos afirmar que el poder de calar hondo de la forma más sencilla es algo que no pasa para nada por alto. Sin perder tampoco de vista el bonito efecto que producen las canciones que crecen sin grandes artificios, tan solo a base de introducir un tono amable, es imposible dejar sin comentar como ‘Confusión’ se une a la causa de encontrar puntos en común con personas que realmente nos importan.

Dejando de lado las canciones del disco que apelan a estructuras pop bien definidas, los pamplonicas nos demuestran también como con el paso de los años se han curtido en un formato de canción más asociado a la cultura popular y las influencias del rock andaluz, sacando en este disco el mejor partido posible a todo ello con ‘Lo Tiro’ e ‘Himno de España’. Estas dos canciones seguramente es donde sale a relucir la actitud más canalla con la que ofrecer una respuesta a como funciona el mundo y la sociedad, dejándose llevar al mismo tiempo por un espíritu festivo que nunca puede faltar en sus temas. Sin lugar a dudas otra de las muchas caras que el grupo ha sabido integrar en su repertorio últimamente y que continúan afilando al máximo gracias al viento en las velas que proporciona la actualidad de nuestro país. Como bien se puede comprobar, lejos de caer en los tópicos reivindicativos más baratos, Kokoshca lo hacen todo de una forma sutil e hilando muy fino, no dejando de este modo en fuera de juego a ningún protagonista del tablero.

Encarando la parte final del trabajo, seguramente es donde nos damos cuenta de como en este disco hay un esfuerzo extra por hacer que los temas no huyan en ningún momento del sentimiento de urgencia, ya que apelando a unas letras más crípticas que sin embargo a la postre se podrían tomar como buenos consejos vitales, ‘Voy a Salir de Esta’ y ‘El Rayo’ encienden la mecha en todo lo relativo a buscar una reacción personal significativa. Abriendo de nuevo la puerta a las historias con las que ponernos contra la espada y la pared, estas dos canciones aportan aún mayor electricidad al trabajo, sacando a relucir un lado salvaje donde el instinto de supervivencia marca la pauta. Ahora sí, cerrando de forma definitiva el disco, ‘Aire’ cumple perfectamente su objetivo limpiando toda la adrenalina del ambiente, siendo una de esas baladas con aroma a clásico del grupo donde Amaia aporta una calma que lo envuelve todo y sirve para desactivar cualquier pensamiento compulsivo de nuestra cabeza. Un final que contrasta con todo lo mostrado en el trabajo y que nos hace ver una vez más como los contrastes en la música de Kokoshca llegan con toda la naturalidad del mundo.

Conclusión

Kokoshca se decantan por lograr un disco bastante frenético, de esos que apelan al poder contar narrativas existenciales que no pierden la vivacidad del momento. Así es como nos demuestran una vez más lo altamente emotivo de su cancionero.

9.2
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

Kokoshca - Kokoshca

Artista

Año

2021

Discográfica

Sonido Muchacho

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *