Review

Fred again.. - Actual Life (April 14 - December 17 2020)

Fred again..

2021

9.9
Por -

Un día, mientras que los primeros rayos de sol se cuelen por los vitrales de colores de la caseta pequeña de Sisyphos, se lanzará el sampleo de in this smoking chaos… our shoulder blades kissed. En ese momento, sin dejar de bailar, mirarás a tus colegas, con esas pintas de derruidos tan propia de las 7 de la mañana en un club, y sonreirás con todo el estómago, porque SÍ, porqué por fin Fred John Philip Gibson tendrá razón, y lo habremos made it through. Y es que el pasado 16 de abril, el productor británico, más conocido como Fred Again.., nos regaló su primer disco en solitario y el que será posiblemente el mejor disco de electrónica del año con el que volveremos a las pistas.

Después de haber trabajado en la producción de temas para Ed Sheran, BTS, Brian Eno o Halsey; de hacer tándems increíbles con Headie One, Burna Boy FKA Twigs o Jamie XX; y ser artífice de dos de los hits indiscutibles de 2020 con Romy y Jayda G; lanza un diario personal de dieciséis cortes (más uno). Un trabajo en el que recopila, a base de electrónica sentimental, que tanto te lanza a la pista como a sentarte en el metro de vuelta a casa absolutamente roto por dentro, gran parte de su trabajo mostrando en redes a lo largo del año pasado. Un poco al estilo Charli XCX haciendo how i’m feeling now, Fred también puso a la disposición de quien quisiera todo el viaje a lo largo de este álbum. Es decir, todo lo que quieras saber, dudes, o necesites aclarar sobre lo que te cuenta, está todo en internet -aka. ¿su Instagram? La biblia. Una suerte para los que nos obsesionamos, vaya.

Para empezar, sin ser un cerebro groso, la primera genialidad de este disco es que ha hecho lo que cualquier persona, con dificultades para expresar con palabras lo que siente, hace siempre: tomar prestadas las de otros. Como quien envía un link para decir lo mucho que le gusta alguien, Fred ha sampleado spoken words de Kyle Tran Myhre y Sabrina Benaim, las canciones de Julia Michaels y Angie McMahon y a sus colegas y allegados cantando, hablando, llamándose o dejándose notas de voz. Y a Carlos, el trabajador de Atlanta, que un día tuvo la certeza de decir I want you to SEEE me fredddd, we goan make it THRU! y puso en marcha toda esta historia. Básicamente un bucear por todos sus recuerdos, tanto en pantalla como ¿táctiles?, para hacer un collage no sólo nostálgico, sino también esperanzador.

La segunda, es ser capaz de hacer del espíritu techno de clubs como Berghain, él mismo dice que su última noche ahí es referente para muchos temas, algo pop y accesible incluso para aquellos que se aburren en Nitsa. Un poquito en el tempo del último trabajo de Bicep. Se cruzan también un montón de referencias, tanto sonoras como literales, al 22, A Million de Bon Iver y las producciones de Jamie XX. Tanto, que en algunos momentos te hacen trascender de las discotecas al aislamiento de tu habitación. En definitiva, te da un poquito de todo para contarte cómo le ha ido. Un relato tan sincero y personal que logra ser universal.

El álbum abre con una nota de voz, como si fuera tu colega, porque Fred es de estos tipos que sabes que podría ser tu colega, y te dice que es feliz. ¡QUE ÉS FELIZ UN MARTES A LAS 10 DE LA NOCHE DURANTE UNA PANDEMIA! Y te lo crees, porque hay verdad en como habla y con eso ya te tiene. Por lo general es un disco con una carga emocional muy grande. Hay historias de amor en un bar, el deseo de lograr que alguien a quien quieres esté mejor, la dificultad que hay en ello, echar de menos a tus amigos, no encontrarte, depresión y una caída en una enfermedad -seguramente mental- que hace que el final del disco sea más oscuro, pero sin perder ese rayo de esperanza que lo caracteriza. Al cerrarse entiendes que realmente cree en todo lo que te dice, en que vamos a salir de esta y en que somos más fuertes que lo que vivimos. ¿Sino de que ‘Angie (I’ve Been lost)’ iba a sonar de una manera tan luminosa y vitalista al decirte que bueno oye no entiendo nada, no sé que hago, pero de verdad que lo intento?

Eso sí, la guinda al pastel la pone sin duda el epílogo que se marca con The Blessed Madona en ‘Marea (We’ve lost dancing)’. Por primera vez sentimos más lo que está por venir, esos destellos de luz a los que aferrarnos, que la frustración en una olla a presión en la que vivimos. Es escucharla y sonreír de forma automática sin saber porque. Casi puedes sentir las lágrimas recorriendo tus mejillas al pensar que un día llegará, que volveremos a ser tan felices como hemos idealizado estos meses y habrá valido la pena. No puedo pensar en una mejor manera de acabar un diario sobre estos tiempos.

Y si el disco ya es brillante, su versión en directo aún da más forma a todas estas historias. Por ejemplo, cuando ha tocado en sus lives ‘Sabrina (I Am A Party)’, que nace del spoken word de ‘Explaining My Depression to My Mother’, deja una parte mucho más larga del sampleo original, que hace que la crudeza de esta emoción explique, no solo la sensación asfixiante de esa atmósfera, sino de la tristeza que siente en ‘Lydia (Make it Better)’. Escucharlo en orden es leer su historia y hace que la música aun sea más potente.

Pero si, en definitiva, tampoco quieres ponerte a hacer una gran introspección, sigue siendo un disco sublime. ‘Dermont (See Yourself In My Eyes)’, ‘Marnie (Wish I Had You)’,  ‘Sabrina (I Am A Party)’, ‘Angie (I’ve Been lost)’ son auténticos himnos para la pista.

Conclusión

Se escuche como se escuche, el debut de largo de Fred again... es un trabajo de electrónica impecable. Ahora solo queda esperar a que todo lo que nos ha logrado conectar este disco pueda materializarse más pronto que tarde en esos espacios que lo inspiraron.

9.9

Álbum

Fred again.. - Actual Life (April 14 - December 17 2020)

Artista

Fred again..

Año

2021

Discográfica

Atlantic Records

Eva
( evasefe )

Graduada en Comunicación Audiovisual sin haber hecho una película intimista de firma UPF. Movidas, música y miseria humana. No me toméis mucho enserio pero recordad beber agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *