Entrevistamos a

Somos La Herencia

"No consideramos que Dolo sea un disco demasiado oscuro o desesperanzador porque también hay momentos muy bonitos, como en la vida, donde las cosas buenas y malas que se van intercalando."

Por -

La formación asentada en Madrid Somos La Herencia, ha publicado a través de Humo este mismo año su LP debut Dolo, un disco donde nos encontramos de lleno con su fascinación por el post punk pero llevada a territorios muy variados con los que lograr una propuesta totalmente singular. De esta forma el componente electrónico del grupo se ve más reforzado que nunca, siendo capaces de alternar momentos tormentosos con otros mucho más relacionados con introducirnos en un ambiente en concreto.

Demostrándonos también como sus sonidos cuentan con influencias propiamente industriales, las canciones se van abriendo camino a través de letras que en muchas canciones poseen un poder visual inmediato, dejándonos ante estampas que se mueven entro lo misterioso y lo funesto. Así es como logran uno de los discos nacionales más destacados de este año, sintiendo como cada paso de su carrera ha resultado de lo más atractivo hasta la fecha. Aprovechando lo reciente de este trabajo, los entrevistamos.

Me gusta mucho como vuestras letras siempre conducen hacia estampas visuales de lo más potentes. ¿A la hora de escribir soléis tener en mente escenarios o imágenes que queréis que se cuelen en vuestras canciones?

Depende un poco de la canción o cuanto de narrativa sea pero siempre es interesante meter imágenes que te vengan rápidamente a la cabeza. La mayoría de veces esas cosas se te vienen a la cabeza en el momento. Por ejemplo en ‘Pesar’ cuando canto “limpiándome las uñas con el cuchillo”, fue porque me estaba limpiando las uñas con un cuchillo. Aunque si es verdad que queríamos que el disco terminase con esa última frase.

 

Relacionado con ello, jugáis bastante con los simbolismos como los encerrados en el tema ‘Cuero Rojo’. ¿Para vosotros todos los elementos que describís en los temas poseen un significado concreto o no os lo planteáis en estos términos?

Un poco en la línea de la anterior respuesta, a veces sí y a veces no. Quizás ‘Cuero Rojo’ a nivel de significado sea más abstracta, pero por ejemplo ‘Parque de Atenas’ es de las pocas canciones que tenemos con una narrativa clara, una historia que puedes entender. Por lo general suele ser más bonito que la gente reinterprete las cosas, pero si tienes algo claro que decir pues lo dices.

Hay un momento que me gusta mucho en ‘Pesar’ que es cuando decís aquello de “¿Cómo no podría amar a alguien que me recuerda a mí?” ¿Sentís que hacer música os ayuda mejor a comprenderos a vosotros mismos o a plantearos nuevas cuestiones sobre vuestras vidas?

Totalmente. A toda la peña que tiene un grupo o hace música le pasará igual, que aunque la mayoría de veces es un jaleo y no siempre las cosas van bien sin esto no se puede vivir. Supongo que expresarse a través de algo es una forma de leerse a uno mismo. Hay cosas que uno no diría en voz alta pero en este contexto si lo hace y eso está bien.

"Supongo que expresarse a través de algo es una forma de leerse a uno mismo. Hay cosas que uno no diría en voz alta pero en este contexto si lo hace y eso está bien."

Los sonidos industriales os han acompañado en mayor o menor medida a lo largo de vuestra carrera, trascendiendo también al plano estético como es el caso de las fotos de promo para este nuevo disco. ¿Creéis que esta influencia resulta bastante importante en el grupo tanto en el plano puramente musical como extra musical?

Lo industrial musicalmente tiene muchas lecturas distintas, desde Front 242 a Bala Club y en lo estético suponemos que pasará un poco lo mismo. Para nosotros sí que ha sido una influencia a lo largo de este tiempo, en el disco especialmente a nivel de diseño sonoro, samples, etc. Era importante que las fotos hablasen del plano musical, que al verlas pudieras entender de alguna manera como suena el disco, y en ese sentido lo que hicieron Bárbara y Jaime nos convenció totalmente. Somos como las cuatro torres de Chamartín.

Sin lugar a dudas vuestras canciones encuentran siempre una forma muy certera de mostrar un profundo desasosiego y sentimientos un tanto agónicos. ¿Sentís que vuestros procesos compositivos nacen de todos vuestros malestares y problemas o se trata más bien de una inspiración externa?

Siempre hemos renegado de esa postura de los grupos darks de mostrarnos demasiado afectados y tristes en fotos y vídeos, porque nosotros no somos tan brasas. Eso no quiere decir que no tengamos nuestros problemas como todo el mundo, pero no queremos romantizar la tristeza ni venderlo como algo revolucionario. Tampoco consideramos que Dolo sea un disco demasiado oscuro o desesperanzador porque también hay momentos muy bonitos, como en la vida, donde las cosas buenas y malas que se van intercalando.

Lo más probable es que, obviando que el gusto por un tipo de música muy concreta a nivel de sensaciones nos une bastante, cuando nos juntamos nos ponemos en modo chungo.

Me gusta un montón como en ‘Parque de Atenas’ parece que mezcláis dos historias como son la propia del hombre que envenena a los perros y la que engloba a esa otra persona a la que le dirigís “solo puedo hacerlo contigo”. ¿En este tema quisisteis unir o relacionar varias temáticas o surgió todo “de un bloque”?

Realmente todo cuenta una misma historia, de dos amigos que llevan tiempo sin verse y deciden volver a juntarse para ir a por un envenenador de perros. Como decíamos antes es probablemente la canción con una narrativa más clara que hemos hecho, y nos apetecía porque resume algunos conceptos importantes del disco.

 

Quizás en este trabajo destaca más que nunca la forma en la que afrontáis el apartado percusivo o al menos me suena más fuerte y cortante para mí. Por ejemplo la instrumental ‘Kolima’ destaca sobremanera. ¿Sentís que habéis buscado un mayor protagonismo de este apartado en esta ocasión?

Las percusiones siempre han sido importantes en el grupo, entendidas como algo marcial o ritualístico. Uno de los problemas que teníamos en anteriores grabaciones es que no conseguíamos capturar la intensidad del directo, en donde la batería siempre tuvo gran importancia. Con ‘Kolima’ de alguna manera queríamos resumir ese enfoque y acercarlo a propuestas más electrónicas que hay en el disco. Dicho mal y pronto, juntar Ninos du Brasil y Dead Can Dance, por ejemplo.

Las canciones instrumentales del disco como son ‘Kolima’ y ‘Espuma’ quizás responden a lo bien que os adentráis en terrenos electrónicos. ¿Creéis que a lo largo de este disco ha sido complicado equilibrar vuestra cara electrónica con la puramente guitarrera?

Sobretodo hemos intentado que a nivel sensaciones todo cuadrase bien, luego evidentemente hubo temas que fueron un desafío más grande, porque nos interesaba mucho que la peña o entendiera las referencias o que nunca hubieran escuchado algo así. En ese sentido contar con Olivier de Territoire en la producción ha sido un gusto, porque es un camino que él también ha recorrido y no podemos estar más contentos con el resultado.

"No queremos romantizar la tristeza ni venderlo como algo revolucionario. "

Por ejemplo a escuchar las dos mencionadas canciones se me pasó por la mente lo que hacen Fasenuova. ¿En algún momento de vuestra carrera creéis que os podríais sentir cómodos presentando una propuesta más cercana a lo que hacen ellos, resultando todo puramente sintético?

Nos encanta Fasenuova, Salsa de cuervo es uno de los discos que más nos gustan, pero no sabemos al cien por cien hacia dónde queremos ir ahora. Ahora mismo tenemos claro que una parte importante del sonido del grupo es esa tensión entre lo orgánico y lo electrónico, y seguramente nos apetezca seguir explorando por ahí.

A pesar de que vuestro primer LP no ha visto la luz hasta ahora, sois una banda con una trayectoria muy importante y bastante dilatada. ¿Sentís que a lo largo de estos años las motivaciones como grupo han cambiado mucho o permanecen más o menos constantes?

Queríamos hacerlo con calma y disfrutarlo mucho. La peña suele tener prisa por sacar cosas todo el rato y nunca hemos querido alimentar esa rueda porque a nivel salud mental te puede dar algo. Seguramente si lo haces con prisa se consume con prisa y luego la peña se olvida y para nosotros y nuestra gente era muy importante hacerlo a nuestra manera. No sabemos si nuestra trayectoria es muy importante pero estamos contentos con cada paso que hemos dado, y ahora mismo estamos en un punto muy bonito –quitando lo del virus y lo que hemos tenido que cancelar o atrasar por el- respecto a presentarlo en directo y a componer nuevas cosas.

"Ahora mismo tenemos claro que una parte importante del sonido del grupo es esa tensión entre lo orgánico y lo electrónico, y seguramente nos apetezca seguir explorando por ahí."

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

¿Te debe dinero alguien del mundo de la música? ¿Quién y cuánto?

Del mismo modo tenemos una para vosotros a cargo de Basia Bulat, dice así: ¿estás enamorado?

Todo el rato y a todo trapo.

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *