Entrevistamos a

Lashormigas

"Mi mayor ambición literaria a día de hoy es conseguir mencionar a cada una de mis amigas en mis canciones. "

Por -

Pau lleva más o menos 5 años subiendo a su cuenta de Soundcloud todas las inquietudes, pensamientos trascendentales e historias curiosas encerradas en unos temas que siempre gozan de gran calidez. Con una cosecha que no ha parado de ir creciendo a lo largo de estos años, su proyecto Lashormigas poco a poco ha ido calando más hondo, encontrándonos desde hace unas semanas con su nuevo EP Salvar a Pau 2020, donde se puede apreciar una mayor calidad en la grabación del sonido a la par de continuar con una temática reflexiva y capaz de apuntar de forma inmediata hacia lo estimulante y sonriente. Ampliando nuevos horizontes tanto en el concepto estilístico de su música como en lo referente a un imaginario de lo más atractivo, está claro que este es el año en el que Pau va a lograr su salvación, o al menos, hacer que sus canciones puedan identificar momentos bastante significativos de las historias personales de cada uno. Aprovechando lo reciente de la publicación de esta referencia, le preguntamos por todas esas cosas que nos intrigan de sus composiciones.

Hola Pau, ¿qué tal estás llevando los días de cuarentena?

¡Hola! Pues bastante bien. Desde aquí un saludo enorme a todo el personal sanitario, a la peña que está cuidando, a la que está investigando y a la que está trabajando a pesar de la gestión nefasta de nuestro gobierno.

Vamos allá. Comenzaste a subir canciones a tu Soundcloud hará unos cuatro años. ¿Hubo algún momento en especial en el que decidiste comenzar a hacer canciones o fue por pura inercia?

Empecé a hacer canciones en la adolescencia, mientras aprendía a tocar la guitarra o precisamente para aprender... Fue en ese momento clave de la vida en el que a todos tus amigos les regalan un instrumento musical y os juntáis en un parque armados con ukeleles, maracas y demás fauna sin ser conscientes de la imagen lamentable que dais. Tenía quince o dieciséis años, muchos granos y el pelo larguito. Las primeras canciones de Lashormigas son de 2015 y siguen en Soundcloud, yo las tengo mucho cariño.

 

A lo largo de todos estos años has acumulado un montón de canciones. ¿Consideras que tienes una gran facilidad para componer muchos temas e incluso lo que subes a la red es solo una pequeña parte de todo lo que compones?

Totalmente, pero es que yo pensaba que todo el mundo que hacía canciones lo vivía así. Que todo el mundo tenía las notas de voz y texto del móvil repletas de ideas de canciones inacabadas. Y bueno, en la etapa Soundcloud yo subía muchas cosas que consideraba aún bocetos y se quedaban ahí sin llegar a adoptar nunca una forma final.

Ahora no me apetece hacer eso, sino trabajar más en las canciones hasta que suenen como yo quiero. Y por eso trato a los bocetos como bocetos, y a veces se quedan reposando mucho tiempo, me olvido de la letra o de cómo deberían sonar, les pongo versos de otras canciones... Aunque las que más me gustan son las que fabrico enteras en una tarde. Lady Gaga hizo Born this way en diez minutos y eso es todo a cuanto aspiro como compositor.

En unas cuantas de las fotos que acompañan tus canciones más antiguas en Soundcloud aparece Ezra Miller ¿Qué es lo que más te gusta de este actor?

Es que en el año 2016 desarrollé una fijación con Ezra Miller... que se limitaba a admirar su belleza. Antes de que hiciese un rediseño de mi Soundcloud, todas las portadas eran fotos suyas. Supongo que por llevar una línea editorial, nada más. Un besazo para él si lee esto.

"Lady Gaga hizo Born this way en diez minutos y eso es todo a cuanto aspiro como compositor."

¿Sientes que en tus temas hay alguna influencia musical muy marcada o algún artista que en algún momento hayas sentido que querías hacer algo parecido a lo suyo?

Yo lo absorbo todo, hay en mis canciones atisbos de absolutamente todo sonido escuchado. Algunas más sutiles, otras más evidentes y burdas. El sonido al que aspiro es al de los ángeles. Pero bueno, en realidad lo que más evidentemente ha conformado mi sonido es la música que escuchaba en Soundcloud, donde hay una comunidad increíble de cantautoras guitarrita y voz. Shoutout a Juliana entre otras grandes.

Del mismo modo, ¿recuerdas algún concierto que te haya marcado especialmente? ¿Qué fue lo que te impresionó de él?

El primer concierto al que fui, que lo daba Nicolás Pastoriza en el MARCO de Vigo dentro de un invernadero lleno de plantas circa 2007. Me llevaron mis padres y creo que también estaba mi prima. Ahí pensé que nunca haría un concierto que no fuese dentro de un invernadero. Esta, y no otra, es la razón por la que he dado tan pocos... de momento.

"En mis canciones hay atisbos de absolutamente todo sonido escuchado. Algunas más sutiles, otras más evidentes y burdas. "

Aunque este proyecto es claramente personal, ¿siempre tratas de hacerlo todo por ti solo o intentas involucrar siempre a amigos tuyos o personas que tienes alrededor para que te echen una mano? ¿En qué suelen participar?

Lashormigas durante mogollón de tiempo he sido yo solo, pero también porque durante mogollón de tiempo era algo que hacía para mí. Y no en el sentido lírico de “lo hago para mí porque me ayuda” ni como terapia ni nada así, sino literalmente para escucharlo yo. Pero a mí me encanta mezclarme con amigos, dejar que intervengan en lo mío (lo que sea, como si es decorar mi casa) e intervenir en lo suyo (lo que sea, como si es un puchero). Como hacen Cosas Fantásticas, les pido que se me presten. De Miguel me gusta cómo ve y por eso le pido fotos. De Mattin cómo escucha y por eso que me ayude con el sonido. De Virginia cómo piensa en imágenes y por eso le pido vídeos.

De un tiempo a esta parte, han sido precisamente ellos los que me han impulsado a hacer algo más con las canciones, algo que no sea simplemente subirlas de forma indiscriminada a internet. Darle un cuerpo a ese trabajo, pensar más en la presentación visual... Por ejemplo, muy pronto empezaré a subir un proyecto que lleva un par de años (!) en el horno, se titula Lo más bien y nace de algo que me propuso Carles Delgado, que es colega y productor.

El amor y el desamor son sentimientos que están muy presentes en buena parte de tus canciones. ¿Sientes que resulta bastante inspirador para ti abordar todo lo que desencadenan estos sentimientos en tus temas?

Creo que tiene más que ver con que la mayoría de las canciones las hice en plena adolescencia y luego he tardado de ir saliendo de ella... O igual es que la juventud es en sí la Pubertad 2 como diría Mitski. Claro, no es que sea una época de la vida... Es que es una forma de experimentarlo todo. Y entonces todo es enorme, todo es brillante y exagerado, el amor, el desamor... Pero también los otros temas que hay en las canciones y que yo personalmente pongo al mismo nivel: el autobús, la sangre, la universidad. A mí me interesa mucho ser desproporcionado. Y claro, los sentimientos entonces resultan igualmente desproporcionados.

"A mí me interesa mucho ser desproporcionado. Y claro, los sentimientos entonces resultan igualmente desproporcionados."

¿Hay alguna otra temática o elementos concretos que crees que se repite bastante en tus temas o que te llama mucho la atención escribir sobre ellos?

Siempre que he tenido que decir de qué van mis canciones (en convocatorias, en biografías de internet) pongo lo que he dicho arriba a modo de eslogan: el autobús, la sangre, la universidad. Yo creo que eso lo resume muy bien, lo mundano y lo divino. Personajes de algún modo relacionados con la religión también me gustan mucho. Santos, monjas y arzobispos son todos bienvenidos en mis canciones.

¿Crees que las canciones que escribes también te ayudan a comprender ciertas cosas que te ocurren? Estoy pensando ahora mismo en lo reflexiva y certera que resulta ‘Enamorarse por Inercia’.

Pues esa canción la hice un poco para salir de un bucle de pensamientos en el que estaba. También la de ‘Mantra’ fue algo similar. Al final, dar palabras a sensaciones les da un cuerpo que se puede diseccionar y analizar y conseguir dejar de rallarse que es realmente a lo que hemos venido, a estar tranquilos. Podría hacerlo a través de un diario pero lo hago en canciones, en fin, nadie es perfecto.

 

Acerca de tus letras, algunas canciones pueden resultar muy personales. ¿Alguna vez te has autocensurado y has cambiado alguna letra porque la veías muy personal o intensa?

Sí, en un verso de ‘Todo es sobre un chico’ iba a poner los datos de mi cuenta bancaria pero en el último momento me eché para atrás, gracias a Dios.

En muchos de los temas no te sueles centrar en describir las cosas que te pasan o como las sientes, sino que nos hablas de otros personajes. ¿Sueles buscas inspiración en las vidas de tus personas cercanas o más bien siempre sueles tender a imaginarte personajes y situaciones?

Me encantan las canciones narrativas y las que tienen un protagonista claro. Me hace mucha gracia tratar así las canciones, como espacios en los que puede ocurrir lo que a mí me apetezca. Como en ‘Halva al desayuno’, donde tengo una hija [disclaimer: en la vida real no tengo ninguna hija]. Pero claro, también me gusta coger personajes que sí existen y forman parte de mi cotidianidad e incluirlos en canciones. Mi mayor ambición literaria a día de hoy es conseguir mencionar a cada una de mis amigas en mis canciones. De momento llevo a Leire, Angie, Laura y Elena.

"Al final, dar palabras a sensaciones les da un cuerpo que se puede diseccionar y analizar y conseguir dejar de rallarse que es realmente a lo que hemos venido, a estar tranquilos. "

Imagino que dentro de todos los temas que has logrado hasta la fecha estarás más orgullo de algunos que de otros. ¿Hay alguna canción tuya que haya supuesto algo así como un punto de inflexión o te haya marcado especialmente? ¿A qué es debido?

Pues cuando en 2016 hice un cover de Pégate de Ylenia creo que di un paso enorme tanto expandiendo mi poética como al respecto del sonido, porque era la primera vez que grababa armonías para mi voz, que es el recurso en el que se basan todas mis canciones ahora. En la primavera de 2017 recuerdo tener un momento de composición hiperactiva. Hice entre otras la de ‘Rooney Mara echándose un cigarro’ que es ya prácticamente un himno. No sé, de cuando en cuando creo que tengo una idea buenísima para una canción y me parece súper renovadora y pienso que me van a dar el Nobel por ella. Mi canción que más gusta ahora es la de ‘Halva al desayuno’, el otro día Conxita Herrero me pidió que se la explicase y le mandé como quince audios al respecto.

Sin lugar a dudas se nota un mayor salto de calidad en la grabación de tu nuevo EP Salvar a Pau 2020. ¿Cómo grabaste estos temas en esta ocasión?

Mi padre me compró un micro y una tarjeta de sonido este verano y descubrí que el Lo-Fi dejaba de ser una obligación y que podía convertirse en una opción. Opción que por supuesto sigo escogiendo, me encanta el sonido sucio, los ruidos de fondo como de perpetuo secador. Pero más o menos he aprendido lo básico de mezcla y las posibilidades de mi lenguaje se van extendiendo. Pero la verdad es que las canciones de la época en la que me grababa con el micrófono del portátil me gustan tal cual, para mí es parte esencial del sonido. Que de vez en cuando se oiga una moto en la lejanía, o una tos de alguien al otro lado de la pared... Me fascina.

 

Da la sensación de que con este nuevo EP quieres dar un salto a la hora de profesionalizar un poco más el proyecto. ¿Te has planteado qué próximos pasos te gustaría que tomase el proyecto? Por ejemplo que te edite un sello, ofrecer más conciertos…

Pues la verdad es que esa no era mi intención subiendo las canciones de Salvar Pau 2020. Pero al final sí que me han servido un montón porque las ha escuchado mucha gente, supongo que precisamente por la percepción de que era algo “más serio”. Aunque para mí todo es igual de serio, es decir, nada.

Pero sí, ahora estoy hablando con El Volcán Música para editar algo juntos. Pronto, pronto.

Las canciones que forman parte de este EP, ¿las escogiste porque crees que hay alguna unión entre ellas o simplemente son las que habías escrito últimamente?

Salvar Pau 2020 va de que yo soy Pau y me quiero salvar, en general, y a poder ser en el año 2020. También va de que Salvar Pau es el SMS que hay que enviar al número 2020 para que yo me salve. También era el título que le di a mi diario de los primeros meses de este año.

Son canciones hechas entre agosto de 2019 y febrero de 2020. Lo que las une es que cada una habla de un aspecto distinto en torno a esta salvación. ‘Besar el santo’ sobre estar lo más bien, ‘Plano contraplano’ sobre la angustia de ser uno mismo, ‘Todo es sobre un chico’ sobre fascinarse, ‘Halva al desayuno’ sobre estar contento con lo que tienes. En general no las une una línea temática, es más bien una sensación similar que las atraviesa a las cuatro.

"Las canciones de la época en la que me grababa con el micrófono del portátil me gustan tal cual, para mí es parte esencial del sonido. Que de vez en cuando se oiga una moto en la lejanía, o una tos de alguien al otro lado de la pared... Me fascina."

En ‘Halva al Desayuno’ aparece la voz de Conxita Herrero de Tronco. ¿Cómo conociste a Conxita y surgió esta colaboración?

Conxita y yo somos grandes amigos de esta vida y las pasadas. Nos conocimos por primera vez en la América colonial, aunque ya de entonces nos sonábamos del Antiguo Egipto y yo tengo el sutil recuerdo de compartir con ella cueva en la Prehistoria. Era cuestión de tiempo que nos ayudásemos el uno al otro con alguna canción. Mientras hacía la canción pensaba que quería unos adlibs, así que le hice el encargo a Conxita y bueno, ella hizo lo que quiso, pero menos mal porque es fantástico. Es la guinda. Ahora ella me ha mandado una canción de Tronco para que la intervenga yo. Veremos qué sale...

‘Todo es Sobre un Chico’ seguramente sea la canción que más ha calado en la gente, o al menos eso parece. ¿Cuándo compusiste el tema tenías la intuición de que iba a gustar tanto?

En absoluto, pero bueno, es indicativo de que mucha gente está de acuerdo en que al final... todo es sobre un chico. Yo desde aquí quiero mandar el mensaje de que: no todo es sobre un chico. A menos que ese chico seas tú, en ese caso sí que lo es.

En cualquier caso, me alegra mucho que haya gustado, es una canción muy divertida. Y aunque parezca que no, muy poco concreta. Por eso es fácil que mucha gente la sienta cercana. En ese sentido es muy poco de cantautor, porque la idea de El Cantautor es que nadie te entienda ni te compadezca, solo eres tú contando tu mierda.

 

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Tetas o culo? [Gracias a Leire Erviti por su ayuda inestimable con esta respuesta.]

Del mismo modo tengo una para ti a cargo de Katie Crutchfield de Waxahatchee. Dice así: ¿cuál es la comida más rica que te has cocinado en lo que llevamos de cuarentena?

Unos minis, que son esos cereales con forma de Simpson que venden en formato tetra brick. Son mi comida favorita y me están acompañando como un perro fiel. Un beso para ellos.

Mil gracias por tu tiempo. ¡Que marchen bien estos días!

¡Igualmente! Cuidarse, salvarse y engorilarse.

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *