Entrevistamos a

Fritz

"Todas las temáticas que me preocupan han ido adquiriendo una nueva profundidad y significado. Por ejemplo, ha cambiado mi visión del amor, la amistad y el recuerdo de la niñez. "

Por -

La joven artista australiana Tilly Murphy es la responsable de Fritz, un más que interesante proyecto donde logra crear unas canciones marcadas por un noise pop totalmente liberador, impregnado siempre por emociones potentes que definen muy bien todo aquello que se escapa de lo post adolescente. Publicando en 2017 su LP debut, Tilly nos mostró todas aquellas inquietudes que acechan en los momentos vitales repletos de cambios, inseguridades y sobre todo experiencias vividas de la forma más intensa posible. Unos cuantos años después llega el momento de presentarnos las canciones de su segundo LP Pastel, un disco donde gana en dinamismo y decisión a la hora de hacer frente el vendaval causado por todo lo que implica hacer frente a la vida mostrando una gran pasión en todos sus actos. A base de composiciones donde el espíritu fuzz marca el camino, a la par de lograr siempre que la montaña rusa de melodías coreables esté presente, las canciones de este trabajo resuenan con fuerza dentro de los parámetros más imaginativos del shoegaze cargado de luminosidad y esa voluntad por sentir que todo es pasajero. Aprovechando este estupendo trabajo, entrevistamos a su protagonista.

En este nuevo disco y en tu anterior has mostrado unos sonidos conectados con las guitarras fuzz y el noise pop. ¿El sonido de las bandas con las que creciste está relacionado con este tipo de elementos presentes en tu música?

Lo cierto es que sí. Desde que tuve 12 años me empecé a interesar por bandas bastante diversas. Seguramente las primeras fueron The Strokes y The Vaccines. A partir de ahí también empecé a escuchar dream pop y shoegaze, géneros que sin lugar a dudas tienen mucha influencia en las composiciones que hago. Seguramente en su momento me sentí muy conectada a este tipo de música y ya no me he separado nunca. Pensé que podría ser bonito empezar a hacer cosas en esta dirección por mí misma.

 

Este segundo disco destaca por poseer en todo momento una gran energía y una manera muy peculiar de encontrar melodías que calan hondo. Desde dentro, ¿crees que todo lo que rodea a este disco, desde la composición hasta la grabación, fue muy diferente respecto al primero?

Todo ha sido completamente diferente a mi disco debut. Desde la forma en la que surgieron las canciones hasta como fueron pulidas, absolutamente todo. Cuando compuse mi primer LP tan solo tenía 17 años y hacía música por diversión porque creía que no tenía nada mejor en lo que ocupar mi tiempo, claro está, todo ello tratando de sacar adelante mis exámenes en el instituto. De repente comprobé como en Bandcamp estaba teniendo más atención de la que me podría imaginar en la vida. A partir de ahí empecé a ser un poco más consciente de mi labor como compositora y que quizás podría comenzar a ser una artista porque tenía gente interesada en mi música. Al mismo tiempo siempre he tratado de ser lo más honesta conmigo, intentando reflejarlo al máximo en Pastel. Creo que en él se representa muy bien mi crecimiento durante todo este tiempo, siempre procurando hacer las canciones de la forma en la que las siento.

En general, creo que en este disco has logrado unas canciones más intensas que en el anterior, teniendo la mayoría de ellas un ritmo más acelerado. ¿Crees que en esta ocasión has intentado priorizar una mayor velocidad en los temas?

En realidad esto creo que se debe al tipo de música que estaba escuchando cuando compuse Pastel. Me inspiré bastante en bandas como Duster, Slint y Slowdive, por lo que en lo general el estado de ánimo que recogen los temas es más oscuro. Además de una forma natural siempre trato de que las canciones tengan más ritmo para que cuando las interprete en vivo sea todo aún más disfrutable. Al final no he notado este cambio de tiempos durante la composición.

Siempre has sido una persona autodidacta, aprendiendo por ejemplo en YouTube como producir una canción por tu cuenta. ¿Crees que a medida que este proyecto se ha ido haciendo más grande has necesitado involucrar a más gente para desarrollar nuevas habilidades o sientes que la forma de trabajar DIY sigue siendo la mejor opción para ti?

A partir de Pastel todo se ha vuelto más colaborativo. Por ejemplo, el disco fue grabado en un estudio, pero las canciones fueron escritas en la soledad, no sintiendo ninguna necesidad de colaborar con nadie más. De cara al futuro sí que me veo colaborando y tratando de contactar con otros artistas. De hecho, mi primera colaboración fue el año pasado con el dúo rap de Newcastle Caterface, disfrutando mucho del proceso. Cuando vi que todo fluía bien me di cuenta de que más cosas así llegarán no tardando.

"Pastel es muy especial para mí porque fue creado durante un período de mi vida lleno de cambios y transiciones. De ahí que aunque su lanzamiento sea tan reciente muchos de los temas los percibo con mucho sentimiento y una cierta nostalgia"

Comenzaste a componer este disco hace unos tres años, capturando diferentes períodos de tu vida durante este tiempo. ¿Crees que el hecho de haberte tomado todo este tiempo y plasmar diferente fases de tu vida ha sido importante para darte cuenta de lo que has cambiado durante estos años?

Sin lugar a dudas sí. Veo que este disco es muy especial para mí porque fue creado durante un período de mi vida lleno de cambios y transiciones. De ahí que aunque su lanzamiento sea tan reciente muchos de los temas los percibo con mucho sentimiento y una cierta nostalgia, algo que realmente en el momento de componerlos no los veía para nada así.

Hablando de las historias y todo lo que cantas en estos temas, ¿crees que tus preocupaciones encerradas en las letras han cambiado mucho respecto a tu debut?

Honestamente no. Todavía escribo sobre las mismas cosas aburridas (risas). Sin embargo, imagino que todas las temáticas que me preocupan han ido adquiriendo una nueva profundidad y significado. Por ejemplo ha cambiado mi visión del amor, la amistad, el recuerdo de la niñez… A medida que me voy haciendo mayor trato de tratar con las cosas que me rodean de una forma distinta y creo que también mis opiniones y pensamientos sobre todas ellas van evolucionando casi sin darme cuenta.

Sin ningún tipo de duda, a lo largo de estos temas haces frente a los diferentes sentimientos causados por el amor y la amistad. ¿Consideras que las experiencias asociadas a ellos resultan muy inspiradoras a la hora de escribir canciones?

Totalmente. Siempre me he sentido muy apegada a los recuerdos y sentimientos que estos despiertan, de ahí que en mi música siempre estén muy presentes. Además lo mejor de todo es que la música siempre te hace que puedas analizar las emociones de una forma muy clara, muchas veces incluso solo con el sonido y no con las letras.

 

‘Die Happily’ es una canción en la que expresas lo valiosos que son todos los momentos en compañía de tus amigos y que siempre querrías tenerlos cerca. ¿Consideras que a lo largo de estas canciones has tenido muy presente a la gente importante en tu vida?

Sin lugar a dudas en esta canción han estado muy presentes. Sin embargo, a lo largo del disco también tengo presentes a personas de mi entorno pero con un enfoque ligeramente más oscuro, de ahí que incluso exprese mi malestar en algunas ocasiones. Lo que sí que es cierto es que ‘Die Happily’ es la canción más feliz que he escrito y por eso me gusta tanto.

Me gusta mucho como en tus canciones siempre muestras un sonido muy enérgico aunque las letras apunten hacia un lado más triste y nostálgico. ¿Consideras que esta dualidad está muy presente en tu música?

Efectivamente. La dualidad entre feliz y triste es algo que me encanta. Bandas como The Cure me recuerdan mucho lo especial que puede llegar sentir transitar constantemente entre estos dos estados de ánimo. No importa lo oscuras que sean las letras siempre que los instrumentos puedan aportar un sonido brillante que precisamente te pueda ayudar a superar aquello por lo que estás triste.

Hablando sobre la nostalgia, en algunos momentos de disco parece que está muy presente como es el caso de la inicial ‘Sweetie’. ¿Crees que en tus canciones tratas de abrazar este sentimiento o te ocurre justamente lo contrario, intentando que no tenga mucho protagonismo?

‘Sweetie’ es una canción que trata ampliamente sobre la forma en la que fui educada. Es un poco etérea a veces en cuanto a significado y líricamente más bien trata de despertar una emoción más que de explicar una historia. Realmente no estoy segura de si la nostalgia está muy presente en mis temas. Quizás de lo que sí que estoy segura es que muchas veces estoy escribiendo del pasado pero tratando de contextualizarlo en el presente.

"Lo mejor de todo es que la música siempre te hace que puedas analizar las emociones de una forma muy clara, muchas veces incluso solo con el sonido y no con las letras."

Algo que creo es que resulta muy importante en tus canciones como muestras una gran fortaleza frente a las adversidades, siendo esto muy importante en temas como ‘Arrow’. ¿Crees que componer canciones es una forma de ganar confianza en ti misma?

Siempre trato de hacer eso. Para mi ‘Arrow’ es una especie de himno sobre “intenta disimular hasta que todo pase”. Lo que ocurre es que a veces no tengo mucha confianza en mí misma, pero pienso que es importante que cuando compongo canciones me meta en un personaje diferente por el bien de la canción. De ahí que todavía en ocasiones no me veo emocionalmente hablando desde dentro de los temas.

Has titulado el disco de la misma forma que la canción ‘Pastel’. ¿Crees que hiciste eso para remarcar el mensaje que contiene este tema?

En realidad, no. ‘Pastel’ como canción no tiene que ver mucho con el resto del disco. Más bien me gustó la palabra para introducirla como título. Luego le di un significado muy diferente al que muestra en la canción.

Ya que nos hemos puesto a hablar de letras destacadas en el disco, ¿hay alguna que te gusta especialmente?

Creo que el estribillo de ‘Die Happily’ captura muy bien el estado de ánimo del trabajo, justo donde dice “I’d die happily with you”.

"Quizás de lo que sí que estoy segura es que muchas veces estoy escribiendo del pasado pero tratando de contextualizarlo en el presente."

Aunque hora resulte imposible ofrecer conciertos como antes de la pandemia, antes de que todo esto llegase incluso viajaste a Estados Unidos a actuar en el SXSW. ¿Cómo fue tu experiencia girando en el extranjero?

Realmente lloré cuando me dijeron que iba a actuar en el SXSW. Para mi significa mucho conocer y conectar con otra gente del extranjero que conoce mi música. Nunca podré mostrarme lo suficientemente agradecida con ellos.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Cuáles son tus cinco sabores de tartas favoritos?

Tengo una para ti a cargo de Jeremy de Kiwi Jr: si alguien te ofrece cien mil dólares por cuidar de un chimpancé dentro de tu casa durante un año, ¿crees que aceptarías el trato?

¡Totalmente que lo cerraríamos! Parecen muy monos y seguro que me acabo llevando bien con él.

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *