Crónica

La Bien Querida · Melenas

Parque Enrique Tierno Galván – Tomavistas Extra

23/05/2021

Por -

La tercera jornada del Tomavistas volvió a cumplir con creces, siendo capaz de solventar las inclemencias meteorológicas que se presentaron para ofrecernos dos nuevos conciertos en el Parque Enrique Tierno Galván que nos dejaron con un buen sabor de boca. El hecho de que cayese una repentina tormenta de verano, provocó que la apertura de puertas se retrasase una hora, algo que sin embargo no hizo que la hora de finalización del evento se alargase más de lo previsto inicialmente.

 Después de poner a punto el recinto y de que el público entrase de forma escalonada según el sector que le correspondía, llegó el momento de volver a disfrutar con Melenas encima del escenario. Las pamplonicas parece que le han cogido el gusto a tocar en Madrid, dejándonos de nuevo un más que solvente concierto donde en esta ocasión la voz de Oihana sonó más poderosa que nunca.

Sintiendo como con el paso de los directos cada vez se encuentran más cómodas y se desenvuelven a las mil maravillas en el escenario, el directo estuvo marcado por aquellos momentos donde los teclados adquirían un aire más espacial como en ‘Primer Tiempo’ o una estupenda versión del ‘Polar Bear’ de Grauzone. Por supuesto no pudieron faltar temas insignia de la más reciente trayectoria del grupo como ‘En Madrid’ o una ‘3 Segundos’ que sirvió como perfecto revulsivo del concierto.

E2-GT5-Si-WQAAq-Ga-D

Cuando ya la noche había caído sobre los últimos árboles alojados al fondo del escenario, La Bien Querida y su banda subieron al escenario para ofrecernos un concierto de lo más completo. Demostrándonos como el enfoque más oscuro y aguerrido que supuso en su música Brujería sigue todavía muy presente, supieron encarar el directo de una forma impecable, dividiendo el directo en diversas etapas con las que mostrar como todo lo que ha dado de sí su carrera hasta la fecha es más que admirable.

Arrancando el concierto con ‘La Verdad’, nos dio una buena idea de esa forma de interpretar los temas donde la serenidad que proporciona la experiencia no opaca para nada la vivacidad con la que se recuperan todas las vivencias vertidas en los temas. Logrando que su nueva banda aporte una mayor firme a los temas, a la par de abrirse paso entre un aparataje sintético que sabe conjugar momentos de una gran sobriedad, junto con otros mucho más relacionados con aportar un brillo cegador que ayuda a cerrar alguna que otra cicatriz sentimental.

Precisamente, el primer tramo del concierto discurrió a través de estos derroteros, mostrándonos una parte del cancionero totalmente entregada a una forma de querer totalmente honesta, tanto en lo desolador como en lo disfrutable. Así es como llegaron una ‘Te Quiero’ de lo más solemne, una ‘Miedo’ donde los coros redoblaron todo lo compungido del tema o una ‘Me Envenenas’ que sonó apoteósica y sirvió para cerrar este primer tramo del concierto.

189381465-1614331662106598-4302103583868569724-n

Con cambio de vestuario incluido, Ana regresó al escenario con Jota para interpretar ‘Domingo Escarlata’, recuperando de este modo un tono más clásico y asociado a un formato más cercano a la balada que tan bien le sienta. Este no sería el único momento de la noche en el que Jota se subiese al escenario, ya que también hizo lo propio más tarde al lado de Lorena Álvarez para poner el toque más popular y flamenco con ‘Recompensarte’.

Echando la vista hacia atrás en su discografía, tampoco dudó en rescatar una ‘Poderes Extraños’ donde las buenas bases rítmicas siguen sonando igual de emocionantes que el primer día, algo que también ocurrió en una ‘Hoy’ que ha envejecido a las mil maravillas, encajando cada vez más con toda la lírica volcada en la trayectoria más reciente de la artista.

Sin perder de vista la cara más cercana a todo el poder misterioso que suscita el sentimiento amoroso, ‘Un Gatito’ llegó impregnada de esas pulsaciones más entregadas al atractivo del misterio, resolviendo toda la tensión creada con ‘Una De Momento Abril’ que no pierde su vigencia frente al paso de los años.

189163451-1614358008770630-304239740749881647-n

Encarando el tramo final del concierto, todavía quedaba una traca final con la que ser conscientes del fondo de armario acumulado a lo largo de estos años. Así es como destacó sobremanera una ‘Muero de Amor’ de marcado trabajo rítmico o una ‘Dinamita’ totalmente descarnada pero bien acomodada entre la atmósfera creada por los teclados de Nieves Lázaro.

A pesar de ello, la comunión total con el público llegó cuando Diego Jiménez apareció en el escenario para interpretar una ‘¿Qué?’ convertida en un gran karaoke. Salvando incluso frío impropio de mayo y la humedad que impregnaba el ambiente, el grupo regresó para dejarnos ante ‘La Fuerza’, una declaración de intenciones con la que hacer prevalecer la parte más pasional de su música. Una bonita demostración de todo lo que ha crecido Ana en estos últimos años y como se ha convertido en una de las artistas que mejor sabe diseccionar todo lo que entraña el amor.

E2-Gp-O3y-XMAMTz2-P

Crónica a cargo de Noé Rodríguez Rivas y Lucía González Arboleya

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *