Crónica

Triángulo de Amor Bizarro

Parque Enrique Tierno Galván – Tomavistas Extra

22/05/2021

Por -

Las ganas de volver a sentir lo más parecido a estar en un festival de verano era algo que se podía palpar desde los primeros instantes en los que ponías un pie en el recinto que el Tomavistas Extra había acondicionado para la ocasión en el Parque Enrique Tierno Galván. Regresando de este modo a la ubicación ideal que durante tantas ediciones nos ha permitido ver a bandas de un altísimo nivel, en esta ocasión las circunstancias han obligado forzosamente a redistribuir el espacio y así dar acomodo a los asistentes dispuestos en sillas. Los encargados en esta ocasión de desatar la euforia y acercarnos más que nunca ha todo lo que supone poder disfrutar de la música en un escenario de grandes envergaduras fueron ni más ni menos que Triángulo de Amor Bizarro, la que seguramente sea la banda con mayor identidad en todo el espectro del noise rock nacional. De esta forma, en un entorno natural privilegiado y un volumen de decibelios con los que hacer valer la contundencia de su propuesta, nada podía salir mal, algo que pudimos corroborar una vez finalizó el directo.

Sin dejar escapar algún que otro guiño a los atléticos, Isa desde el primer momento encaró el concierto dejándonos claro las ganas que tenían de poder defender los temas de su más reciente disco homónimo haciendo justicia a toda la crudeza y brutalidad encerrada en su versión de estudio. Por ello, desde los compases iniciales de ‘No Eres Tú’, intuimos ese enfoque relacionado con dominar bien los medios tiempos y ser capaces de esprintar cuando la ocasión lo requería. Destacando sobremanera la parte rítmica y su profundidad durante todo el concierto, el sonido se fue ajustando de una mejor forma a medida que transcurrió el directo, ya que desde lo alto del anfiteatro sí que en un primer momento se intuía una pelota de sonido que se fue disolviendo en las primeras canciones. El hecho de estar ante un espacio un tanto desangelado en lo que a número de personas se refería, seguramente también jugó en contra de estos primeros momentos vividos durante el concierto.

E2-BO-6-EXo-AMG1o-E<

A través de un setlist muy bien equilibrado, donde en los primeros compases no dudaron en entregarnos auténticas perlas de su trayectoria como ‘El Fantasma de la Transición’ o  ‘Amigos del Género Humano’, pudimos sentir en esta segunda por primera vez durante el concierto como el torrente sonoro de la guitarra de Rodrigo alcanzaba su fuerza habitual. Comprobando de lleno la forma en la que la banda ejecuta con el cuchillo entre los dientes las canciones donde los muros de sonido son más que destacados, llamó también la atención lo bien secuenciado que se desarrolló el concierto, concatenando ‘Seguidores’ y ‘Baila Sumeria’ dentro de los compases más poperos posibles. Así fue como comenzamos a ser conscientes de lo tremendamente extraño que resultaba asistir a un concierto de los gallegos sin posibilidad de levantarse del asiento. Por otro lado, quizás el hecho de permanecer en tu asiento también posibilita fijarte en detalles que quizás pasan desapercibidos en otras ocasiones, tal y como la ejecución de las pedaleras de sus guitarras.

Adentrándonos en una nueva etapa del directo, llegaron momentos más que destacados cuando Rodrigo dejó la guitarra para agarrar el micro y situarse en la mitad del escenario para regalarnos una apasionada interpretación de ‘Estrellas Místicas’ y ‘Ruptura’, dos canciones de emociones encendidas donde el resto de la banda acompaño de una forma totalmente ardientes y así presentarnos algunos de los momentos más intensos del concierto. Modificando alguna que otra estrofa de ‘Ruptura’ acorde a las circunstancias del presente, comprobamos  la capacidad de maniobra del grupo. Dejando atrás estos momentos tan incendiarios, el concierto volvió poco a poco a tomar velocidad con canciones como ‘Fukushima’ o una ‘Acosadores’ que en directo toma un reverso aún más ácido y envenenado con el que ganar en aceleración. Por supuesto, tampoco podemos pasar por alto el momento en el que nos dejaron ante una magnífica ‘ASMR para Ti’ que cumplió con creces la comunión más espiritual con el público, intuyéndose al final de la canción como la sonrisa de felicidad se encontraba debajo de la mascarilla de los presentes.

190016776-1613754635497634-1094745329919118432-n

Acercándonos hacia la hora de concierto, la banda siguió desplegando un abanico de temas lanzados a causar el mayor revuelo posible, encontrándonos ante momentos bastante impactantes como ese “tengo un sueño, solo puede quedar uno” de ‘Canción de la Fama’ donde el final del tema nos dejó ante ese caos tan disfrutables que siempre poseen sus canciones. Más momentos con capacidad para ponerte los pelos de punta llegaron con una ‘O Isa’ ejecutada claramente in crescendo, todo ello con una de las mayores entregas vocales de toda la noche de la propia Isa. Comprobando una vez más de lo completo y perfecto que resulta el cancionero del grupo, también supieron alcanzar la explosión definitiva del público a través de una vía mucho más relajada y comedida con ‘Qué hizo por ella cuando la encontró’, capturando a la perfección ese sentimiento de entrega hacia una persona aunque luego las cosas no salgan muy allá.

Adentrándonos en la recta final del directo, todavía quedaban temas clásicos y modernos con los que seguir mostrando un arsenal de hits infalible. Así fue como cayó una ‘Vigilantes del Espejo’ que sin lugar a dudas se ha convertido en otro de los himnos más robustos del grupo, todo ello desembocando de la forma más emocionante posible en ‘Barca Quemada’ con la que resulta imposible no caer alguna lagrimilla. De esta forma se alcanzó el clímax definitivo, para posteriormente rematarlo todo con ‘De la monarquía a la criptocracia’. Sin embargo cuando parecía que la velada estaba finalizada, aún quedaba tiempo para ofrecernos una ‘Cura mi Corazón’ que emergió como la gran tapada a la ahora de causar ese efecto aliviador con el que disolver la tensión de los tiempos presentes. Incluso, hubo espacio para un bis y así recuperar una ‘El crimen: cómo ocurre y cómo remediarlo’ con la que sacar a relucir el lado más punzante de la formación. Un final a la altura, con el que devolvernos la ilusión por seguir disfrutando de su música en directo.

vibra-mahou2

Crónica: Lucía González Arboleya y Noé Rodríguez Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *