Crónica

Melenas

Teatro Reina Victoria – Madrid Brillante

27/02/2021

Por -

Melenas se presentaron en el Teatro Reina Victoria dispuestas a dejar constancia de como su segundo trabajo Días Raros supone todo un paso hacia adelante en la consolidación de su sonido, ofreciéndonos uno de esos directos donde la intensidad en todo momento marcó la tónica de los temas. Derrochando elegancia y presentándonos sus canciones de una forma totalmente solvente, el cuarteto pamplonica evidenció las ganas que tenían de subirse a un escenario, tratando de imprimir buenas dosis de energía muy relacionadas con dar rienda suelta a un sonido de por sí entregado. El combo de guitarras con su buen punto fuzz, teclados que crean ambientes un tanto telúricos y la esencia de un garage revestido por la psicodelia más ácida posible nos permitió disfrutar de uno de esos directos que transcurren sin apenas respiro. Tratando de lograr que las dinámicas del concierto fuesen variadas, tanto en los tramos donde se precisaba de una mayor efervescencia como en aquellos donde era mejor aferrarse a la nebulosa de medida de sintetizadores, podemos afirmar como el directo fue atravesando diferentes fases con las que capturar totalmente la atención de los espectadores.

La mañana se inició con una ‘Volaremos’ donde nos dejaron clara la tónica dominante durante la actuación, muy relacionada con lograr un sonido repleto de matices aferrados a las guitarras pesadas, percusiones rutilantes y el siempre brillo que provocan sus melodías relacionadas con un escapismo más necesario que nunca. No tardó tampoco en caer ‘Primer Tiempo’, el tema que abre su segundo LP y que en esta ocasión sonó más fortalecido que nunca por los loops ejecutados de una forma certera. Teniendo la sensación de como el directo avanzaba sin fisuras, a modo de caballo desbocado, resultaba imprescindible aportar momentos de mayor introspección llegando canciones del estilo a ‘Una Voz’, encontrando el empaque perfecto entre la voz de Oihana ejecutada con un tono más lánguido a la par de no perder el sentido rítmico que tan bien define al grupo. De una forma similar, tratando de no perder combar dentro de los terrenos del garage pop más pegajoso y dejando el suficiente espacio para los solos de guitarra que serpentean, ’29 grados’ llego como un perfecto complemento del tema anterior, trazando de este modo puentes entre sus dos obras publicadas hasta la fecha.

aaaa1614464622423

Abandonando poco a poco la parte del concierto en la que los medios tiempos tomaban protagonismo, ‘Vals’ inundaba el teatro de ese costumbrismo que siempre resulta agradecido, cayendo las notas del teclado de María como pequeñas gotas que producen un efecto reconfortante. Demostrándonos como en directo sus canciones cuentan con unas intro más extendidas que sirven para no perder la comba a la hora de mostrar la pulsión guitarrera que guían sus temas, llegó el turno de ‘En Madrid’, suponiendo uno de los puntos destacados del concierto gracias a esa mezcla de nostalgia tanto por el contenido del tema como por la imposibilidad actual de repetir todo lo que se menciona en la canción. Una vez finalizado este tema, podemos afirmar que el directo se adentró en una nueva etapa donde lo trepidante llamaba a la puerta, de esta forma llegaron ‘Despertar’ y ‘Ya no es Verano’, mostrando de nuevo los problemas más existenciales a la par de transitar por sonidos puramente más western. Por aquel entonces, parecía bastante claro que Melenas se habían decantado por abrazar una mayor celeridad en sus composiciones, destacando al mismo tiempo la inspiración melódica encerrada en composiciones como ‘Gira’ o ‘3  Segundos’.

Adentrándonos en el tramo final del concierto, todavía quedaba por descubrir un abanico de recursos bastante ilimitado, dejándonos ante momentos puramente más kraut como los mostrados en ‘Los Alemanes’ o una ‘Ciencia Ficción’ que sonó aún más desafiante que en su versión de estudio. A partir de ahí, quedaría algún momento de respiro gracias a ‘Si Tú Me Quieres’, uno de esos temas que se encaraman a un sonido rocoso que poco a poco se va disolviendo a través de ir soltando sentimientos que actúan a modo de lastre. Aún bajo ese estado de embelesamiento y casi anestesiados por la forma en la que los recuerdos del pasado acaban regresando, la bonita ‘El Tiempo Ha Pasado’ llegó de una forma tenue para preparar el terreno sobre el que llegaría la traca final del directo. De este modo nos encontramos con ‘No Puedo Pensar’ y ‘Primer Tiempo’ cargadas de brío y agotando de este modo los últimos cartuchos. Entregándose a la causa a la hora de dejar constancia de como sus composiciones pueden dar mil y una vueltas, Melenas conquistaron al público a su paso por Madrid, logrando dejar en un segundo plano las circunstancias insalvables que supone verlas en un teatro en lugar de poder expresar de una forma más clara todo lo que sentimos con su directo.

aaaaa1614464622443

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *