Noticias

Mi Amigo Invencible – Ciencias Naturales

Por -

“Mi cuerpo se está quemando, y mi cabeza ya explotó” afirma Mariano Di Cesare con su habitual, escueta y acertada selección de palabras, en Temblor, segundo track del EP Ciencias Naturales. Bien podría tratarse de las emociones que genera escuchar nueva música de Mi Amigo Invencible.

Grabados por Leandro Lacerna en los estudios Las Gracias y Ave Sexua, los nuevos temas de la banda mendocina presentan nostalgia y melancolía, ambientes asiduos en la obra del conjunto mendocino, como ya lo dejaron en claro con su exitosa Danza de los principiantes, álbum con el que se instalaron como grupo insigne del indie argentino, junto a Él Mató a un Policía Motorizado.

En ‘Temblor’, el tema que abre Ciencias Naturales, dos sintetizadores con reminiscencias al Mac Demarco de Chamber of Reflection lideran marcando uno de esos riffs destinados a instalarse en los oídos de quien escucha. Y si le sumamos la taciturna y abúlica prosa de Mariano Di Cesare (un músico con la capacidad de encontrar profundidad en los versos más sencillos), obtenemos como resultado una de las mejores canciones del año. “Ya pasé por ese lugar, me gusta más salir que entrar” confiesa Di Cesare, dando la declaración principios de los insatisfechos, de los que buscan nuevos resultados con los mismos métodos.

Por su parte, ‘Piñas’, con un característico estilo cancionero que ostenta evocaciones al Calamaro más clásico, evidencia lo que podría ser el soundtrack de la cotidianeidad moderna: Este verano me replanteé un montón de cosas, hice todo lo que hay que hacer y qué mierda voy a hacer, con eso…”

Uno escucha Mi amigo Invencible e inmediatamente viaja hacia paisajes melancólicos y rurales, a veces también urbanos y nocturnos, invadido por la desorientación y el retraimiento. Las voces, muchas veces al unísono, de Castro y Di Cesare patentizan con eminencia la desazón que reflejan sus letras. Al mismo tiempo, los riffs de guitarra acompañan y potencian aquella persistente añoranza, generalmente ambientada por sintetizadores oníricos, como es el caso de ‘Colmillos’.

Escuchar a Mi Amigo Invencible se siente como caminar con un amigo hacia un destino, perderse en el intento y de todas maneras acabar construyendo un buen recuerdo. Porque eso es lo que hacen Di Cesare y compañía: nos plantean universos de perdedores, de principiantes, narrando las proezas del hombre común e introspectivo. Es oír a una de las tres bandas argentinas con un sonido propio y autónomo, junto a Él Mató y Los Espíritus.

¿Se trata de post-punk? ¿De rock alternativo? ¿De manso indie? Quizá se trate de todo eso, o de nada. Mi Amigo Invencible siempre embriaga al oyente de una encantadora incertidumbre, un lugar en el cual estar perdido se siente correcto. ¿Qué más podría hacer falta?

Reseña a cargo de Ignacio José Sánchez.

Redacción Mindies
Redacción Mindies

Los miembros de la redacción de Mindies amamos la música por encima de todas las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *