Review

Heaven To A Tortured Mind

Yves Tumor

2020

9
Por -

El músico norteamericano es una de esas figuras que nunca sabes muy bien donde ubicarlo ya que se mueve en múltiples derroteros musicales con total maestría. Si en 2018 nos entregó Safe in the Hands of Love, un disco totalmente cambiante donde lograba que los ambientes de R&B se diesen la mano con capas puramente dance, ahora llega el momento de recurrir a una cara ciertamente más orgánica y cruda, relacionada con despegar de lleno en unos terrenos bastante incendiarios. Concebido como un trabajo donde la actitud punk se encuentra muy presente, sabe muy bien cómo crear un combo ruidoso y atormentado con el que iniciar un particular camino hacia la música espiritual que huye constantemente de todo concepto angelical que le queramos asociar.

Desde la inicial ‘Gospel for a New Century’ vamos a sentir esa particular elegancia a la hora de moverse en las bases funk más noventeras posible, sacando a relucir al mismo tiempo su facilidad para lograr estribillos inmediatos y de lo más pegajosos. Con un tono en muchos momentos altivo, Yves Tumor sabe cómo secuenciar a las mil maravillas el disco, enredándose poco a poco en ambientes totalmente turbulentos como si se tratase de un videojuego callejero en el que el objetivo es la supervivencia. Buena muestra de ello lo podemos encontrar en ‘Medicine Burn’, el segundo tema del trabajo que se mueve entre el lamento y el dar rienda suelta a una cara interior totalmente salvaje. A todo esto le tenemos que unir de buena forma unas guitarras bastante macarras que cuadran a la perfección con lo mostrado en el tema.

Sin perder tampoco de vista las coordenadas de ese rock psicodélico ejecutado a trompicones que artistas como Unknown Mortal Orchestra han popularizado a lo largo de estos años, temas como ‘Identity Trade’ sacan a relucir una producción muy particular, donde la suciedad del sonido marca la pauta. Continuando de una forma más revitalizante e invocando poco a poco todos los demonios posibles, ‘Kerosene!’ emerge como una de las canciones más infalibles del trabajo, mostrándonos su explosividad en pequeñas dosis. Rebajando tensiones, como si se tratase de afrontar el efecto rebote de cualquier actividad acometida de la forma más intensa, ‘Hasdallen Lights’ nos muestra su cara más cercana a los ritmos dub, siendo conscientes de que esto no va a ser la tónica general del trabajo.

Recuperando inmediatamente el aliento de una forma más bailable, ‘Romanticist’ es una auténtica oda al amor más alucinado, reflejándolo muy bien en los samples cercanos a fuegos artificiales que nos muestra. Como buena contrapartida, tampoco esquiva una cara soul un tanto retorcida, reflejándolo en una ‘Super Stars’ que al final acaba adoptando un toque tan épico como pasota. Ese sentimiento de no solo salir airoso dentro de toda la maraña de sonidos electrónicos difusos, sino evidenciar como ninguna canción pierde fuelle, sigue estando presente en una ‘Folie Imposée’ en la que se remite más que nunca a lo presente en su anterior entrega.

Llegando la traca final, Yves nos muestra cómo puede sonar más sigiloso y enigmático, tirando en esta ocasión de esa vertiente tan propia de Caribou en Swim para marcar una línea de bajo sinuosa y dejando que la melodía fluya como quién no quiere la cosa. Esto es lo que ocurre en una ‘Strawberry Privilege’ que quizás se puede percibir como uno de los mayores islotes del trabajo, no dudando a continuación en seguir desarrollando un concepto más relacionado con la electrónica tan tenebrosas como atractiva en ‘Asteroid Blues’. Para finalizar, el disco se disuelve de una forma bastante agradable con la narcótica ‘A Greater Love’, tratando de imaginarnos esa puesta de sol que nos llena de expectativas para volver a introducirnos de lleno en la noche más agitada.

Conclusión

Yves Tumor nos entrega un disco de lo más completo, intentando liberar en las dosis precisas una combinación de sonidos atormentados y relacionados con entrar en contacto con la espiritualidad propia del góspel. Todo ello llega de una forma abrasiva y por momentos incómoda para el oyente, confirmando como ha logrado un disco de esos que dejan huella.

9
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

Heaven To A Tortured Mind

Artista

Yves Tumor

Año

2020

Discográfica

Warp

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *