Entrevistamos a

PACKS

"No creo que componer canciones me ayude a conocerme mejor, pero sí a convertirme en mí misma. "

Por -

La canadiense Madeline Link acaba de publicar a través de Fire Talk su LP debut Take the Cake, un disco donde nos remite a espacios reconfortantes en los que hablar precisamente sobre todo lo que intenta sacarnos fuera de ellos. A través de un estilo muy marcado por un formato de canción a ralentí, donde sin embargo la crudeza de las bandas rock más melódicas de los 90 e incluso la resaca grunge están muy presentes, logra que sus temas no posean elementos innecesarios, concentrando de este modo en sus canciones el mayor cúmulo posible de sentimientos vertiginosos que es preciso diseccionar. Andentrándonos a fondo en sus composiciones, no vamos a tardar en darnos cuenta de su forma de observar las diferentes etapas más recientes de su vida, haciendo que las conclusiones extraídas de cada una de ellas estén relacionadas con no dejarse vencer por el peso de lo cotidiano. A través de un entramado de situaciones donde lo tedioso llama con fuerza a la puerta, Madeline trata de esquivarlas de una forma ingeniosa donde vuelca su carácter inconformista. Recursos que logran magnificar sobremanera los estados de ánimo encerrados en las composiciones y que a la postre hacen que este trabajo sea algo así como una colección de canciones para hacer frente al peso de los días. Aprovechando lo reciente de este lanzamiento, hemos tenido el placer de entrevistar a Madeline.

Packs comenzó como un proyecto en solitario tuyo al que luego se unieron Shane Hooper (batería), Noah O'Neil (bajo) y Dexter Nash (guitarra principal). ¿Cómo viviste todo lo que implicó adaptar tus canciones en solitario al formato banda?

Todas las canciones que tocamos por primera vez en directo juntos eran de un disco que saqué en 2018 llamado ‘Ouch’. Ninguna de esas canciones tenía batería o bajo porque pensé que sería más fácil tocarlas en directo yo sola. Pero durante nuestro primer ensayo juntos, surgió la magia. Mis compañeros de banda entendieron tan bien mis canciones y a los demás, que no perdimos tiempo y al final del ensayo, ¡estábamos tocando las canciones como si las hubiéramos tocado durante años! Mis canciones, inicialmente tranquilas, se convirtieron en fuertes ráfagas de rock, teniendo que cantar mucho más alto que antes. Me encanta incorporar tanto un falsete bastante tranquilo como gritos roncos a todo lo que pueda.


 

Las canciones de este álbum fueron compuestas en dos periodos de tu vida bastante diferentes, ya que una parte del disco surgió cuando vivías en Toronto y la otra en Ottawa. ¿Consideras que la energía y los estados de ánimo de las canciones compuestas en cada una de las etapas son muy diferentes?

La energía que vierto en todas mis canciones, bueno, al menos en casi todas, es siempre la misma. Es una energía casi febril que me hace sentir que las canciones casi se escriben solas. Pero los estados de ánimo de todas ellas son muy diferentes. Las canciones que escribí en Toronto están llenas de situaciones locas e impulsivas en las que me metí, de problemas en mi relación y de un trabajo que me consumía. De vuelta a Ottawa, me consumía una situación más lenta y pesada. Estaba afligida y totalmente confundida por el mundo y el destino que me imaginaba que me esperaba.


En este debut mostráis algunos sonidos relacionados con las guitarras de los 90 e incluso algunos momentos casi grunge. ¿Está el sonido de las bandas con las que creciste está relacionado con este tipo de elementos presentes en tu música?

Crecí con mis padres poniendo a todo volumen Guided by Voices, Radiohead y el Unplugged de Nirvana. Mi padre también formaba parte de una banda de rock llamada The Shinolas en los 90, así que nunca estuve lejos de las melodías perfectamente descuidadas y de las letras sin esfuerzo pero contundentes. Cuando pude sumergirme aún más en la escena de los 90 en mi adolescencia, profundicé en los primeros Beck, Pavement, Meat Puppets, Daniel Johnston, The Pixies y Elliott Smith. Todo era tan melancólico, pero siempre llegaba a la conclusión de cada canción parecía ser: "Oh, bueno, así es la vida. Si puedo tocar esta canción al menos estaré mejor mientras dure la canción".

"Creo que nunca me conoceré del todo, porque siempre estoy cambiando y en el momento en que creo que me conozco, vuelvo a cambiar. "

En la canción 'Hangman' aparece varias veces la frase "And who am I?" ¿Consideras que componer canciones le ayuda a conocerse mejor y a replantearte ciertos aspectos de su personalidad?

No creo que componer canciones me ayude a conocerme mejor, pero sí a convertirme en mí misma. Creo que nunca me conoceré del todo, porque siempre estoy cambiando y en el momento en que creo que me conozco, vuelvo a cambiar. Pero escribir honestamente en un diario y volver a leer lo que he escrito meses más tarde me revela a mí misma de una manera realmente genial que me ayuda a escribir y cantar.

Me gusta mucho cómo a lo largo de las canciones consigues mostrar historias que describen escenas cotidianas. ¿Crees que es bastante interesante para ti poder plasmar las situaciones más comunes de tu día a día para reflexionar sobre ellas?

Los momentos mundanos y las frases cotidianas que escucho siempre permanecen en mi cabeza durante un buen tiempo. Me impactan las cualidades casi bellas e irreales de tantas situaciones cotidianas que, de alguna manera, se vuelven épicas en mi cabeza y tengo que escribir sobre ellas. En cuanto las escribo, pasan a formar parte de todas las demás frases y experiencias que he tenido en los últimos tiempos, y la necesidad de escribir esta canción empieza a crecer; comienza lentamente y se acelera con cada nueva observación.

 

Algo que también me parece importante en tu música es la forma en que no escondes los malos momentos y hablas de ellos con un lenguaje muy directo, algo que ocurre en canciones como 'Clingfilm' cuando cantáis "if you're going to put me in your backpack I will putrefy". ¿Consideras que escribir sobre situaciones desagradables es una buena forma de intentar superarlas?

Exactamente, y los músicos -especialmente los músicos negros- han hecho esto desde el comienzo de la música tal como la conocemos con el blues. Cantar puede ser una forma instantánea, que lo consume todo, pero de una forma muy fugaz y así ayuda a liberarse de las cosas que maniatan al alma.

A lo largo del disco también sabes plasmar muy bien todos esos momentos extraños, en los que realmente no sabes cómo te sientes, mostrando frases muy acertadas como "Don't know the reason why I feel like I'm Wading Through some swampland". ¿Crees que al final este disco se basa mucho en intentar explicar los sentimientos más extraños que te rodean?

Como me paso la mayor parte del tiempo preguntándome qué es lo que veo, huelo y oigo, y cómo está sucediendo todo lo que me rodea, incluso cómo estoy sucediendo yo, mis canciones son definitivamente un reflejo de eso. Me encanta crear una imagen que el oyente pueda ver en su mente, pero también oír, oler y sentir de algún modo.

"Me impactan las cualidades casi bellas e irreales de tantas situaciones cotidianas que, de alguna manera, se vuelven épicas en mi cabeza y tengo que escribir sobre ellas. "

También considero que la portada del disco encaja muy bien con esto último, pudiendo representar esos días tumbado en la cama donde todo es incertidumbre. ¿Tenías algún pensamiento similar en mente a la hora de lograr la portada?

De ahí surgió la idea inicial de la portada. Estar en la cama, rodeado de pliegues de tela, es el máximo confort. También pensé en la cama y las sábanas como una especie de capullo. Normalmente nos envolvemos en nuestras camas cada noche y salimos como una persona nueva cada mañana, pero para mucha gente, todo el año pasado fue como una larga, confusa e indeterminada estancia en un capullo.

En cuanto a la forma en que está grabada tu voz, me gusta mucho cómo tiene un cierto efecto Lo-Fi que aporta más calidez a las canciones. A la hora de grabar tu voz, ¿pensaste mucho en cómo debías hacerlo?

Grabé mi voz para este álbum de la misma manera que siempre he grabado mis voces. Utilizo dos micrófonos del tamaño de la uña del dedo meñique y los tengo muy cerca de la boca. Muchas de las voces se grabaron inmediatamente después de despertarme porque creo que es el momento en que el tono vocal es más honesto y dulce.

 

En general, creo que las letras de este trabajo siempre nos remiten al lado más duro de la realidad, como puede verse en canciones como 'U Can Wish All U Want'. ¿Consideras que las canciones de este disco han sido escritas enteramente a partir de experiencias reales o también has intentado fantasear un poco con la realidad?

El contenido de las canciones siempre parte de un sentimiento real, pero rápidamente se transforma en una amalgama de rimas irrelevantes, momentos hipotéticos y a veces incluso la personificación de objetos, animales o dioses. También me gusta deslizar frases que imagino que dice la otra persona a medida que empiezo a entender la situación más y más a través de mi escritura.

Considero que en todo momento el disco destaca por la gran potencia melódica de las canciones, resultando melodías sencillas que permanecen en la memoria durante mucho tiempo. ¿Crees que en tu forma de componer las canciones siempre intentas evitar las estructuras complejas para conseguir canciones más directas y memorables?

Nunca tengo que evitar las estructuras complejas porque no son naturales para mí. Cuando escucho canciones de gran complejidad y belleza, me suelen asombrar sus idas y venidas, los cambios de dinámica, junto con el dramatismo que el músico es capaz de crear y mantener durante tanto tiempo. Con estas canciones, normalmente también puedo elegir mi parte favorita y pensar: "Esta canción podría ser sólo estos 30 segundos, y me parecería bien". Admiro la duración y la complejidad en una canción, pero no me gusta la repetición innecesaria, y lo último que quiero es aburrirme de la canción antes de que termine.

Como me paso la mayor parte del tiempo preguntándome qué es lo que veo, huelo y oigo, y cómo está sucediendo todo lo que me rodea, incluso cómo estoy sucediendo yo, mis canciones son definitivamente un reflejo de eso.

Al escuchar el álbum en profundidad, me produce una sensación muy reconfortante a pesar de los momentos difíciles que muestran algunas de las canciones. ¿Qué efecto te gustaría que tuviera el álbum en los oyentes?

Este es el efecto exacto que quiero que tenga mi música. Me gustaría que mi música pueda hacer que alguien se sienta cómodo en su propia piel, cómodo estando en un estado constante de turbulencia y cambio, o simplemente cómodo tumbado en algún lugar agradable y relajado, eso es todo lo que puedo pedir.

Recientemente ha participado en una residencia artística en México, ¿cómo surgió la posibilidad de viajar allí y cómo resultó la experiencia?

¡En diciembre de 2019, apliqué a Casa Lu y fui aceptada! En el verano de 2020, cuando me preguntaron si todavía quería ir, supe que sería una tontería decir que sí, ¡pero también una tontería decir que no! Así que decidí ir. ¡Y fue uno de los momentos más increíbles de mi vida! Hice mucha cartonería inspirado por Carmen Caballero (una de los asistentes prolíficas en el estudio de Diego Rivera) y tuve la oportunidad de practicar mi español. Fue una inmersión intensa donde no solo aprendí las costumbres mexicanas, sino también las costumbres de la escena del arte en CDMX. Allí, aprendí que nunca quiero hacer artes plásticas para ganar dinero, pero también conocí a amigos que creo que tendré por el resto de mi vida!

 

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para el siguiente grupo a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Cuál es la canción que últimamente no puedes quitarte de la cabeza por mucho que lo intentes?

Del mismo modo, tenemos una para ti de la cantante española Marta Movidas. Dice así: ¿Crees que la forma de componer de un determinado individuo puede reflejar parte de su ideología? Y, en ese caso, háblanos un poco de esa interacción en tu persona.

Buena pregunta. Creo que ni siquiera conozco mi propia ideología, pero creo que si se mira de cerca mi forma de componer se puede ver mi temperamento, mis extraños estados de ánimo y mis defectos. Creo que cuando le preguntas a alguien por su forma de componer, puede revelar su ideología, pero si sólo escuchas la canción en sí (si es una buena canción), suele haber algo ahí que es más profundo que cualquier ideología.

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *