Entrevistamos a

Moontype

"Cuando puedes ser realmente específica sobre lo que estás sintiendo, alguien más que lo sintió en una situación diferente podría escucharlo y otorgarle una emoción importante a la canción."

Por -

Margaret, Ben y Emerson integran Moontype, una joven formación que ha trascendido mucho más allá de Chicago, la ciudad que los vio crecer como banda. Publicando hace escasas semanas su LP debut Bodies of Water han logrado transmitir fielmente emociones a flor de piel que experimentas en aquellas etapas de tu vida en las que sabes que están ocurriendo cosas importantes, bien sean para bien o para mal. Encontrándonos ante un disco completamente logrado a través de guitarra, bajo y batería, la banda nos demuestra su enorme sensibilidad a la hora de introducir cambios de intensidad precisos, apostando tanto por sonidos casi sumergidos como otros mucho más poderosos heredados incluso del grunge que se desviste de cualquier trasfondo acelerado. Solo así es posible que los contrastes tan destacados de este disco no se perciban como extremos, sino como una dualidad natural en todo lo que nos podemos encontrar en nuestro día a día. A través de todos estos elementos que nos permiten reflexionar sobre lo cambiante de nosotros mismos y nuestro círculo de personas cercanas, Moontype han logrado uno de los discos del año, sacando a relucir el poder curativo que puede tener el poder procesar nuestras emociones con el reposo necesario. Aprovechando lo reciente de este disco publicado por Born Yerterday, hemos tenido el placer de poder entrevistar a los tres miembros del grupo.

Vuestras raíces musicales son bastante diferentes entre sí, ya que Ben y Emerson provenís del mundo jazz, mientras que Margaret, provienes de diferentes géneros más cercanos al riot grrrl e hyperpop. ¿Consideráis que la música que hacéis con Moontype está más relacionada con lo que os sale tocando juntos que las influencias particulares de cada uno?

Margaret: Sí, siento que sí. Me parece que cada uno tiene orígenes musicales muy propios y diferentes, pero cuando hacemos música juntos, no hablamos realmente de qué género queremos que suene, simplemente tocamos juntos todas nuestras influencias. Es ahí cuando se convierte en algo propio que acaba siendo reconocible.

 

Antes de grabar este LP debut, salisteis de gira sin tener ninguna canción publicada. ¿Consideráis que la magia del directo fue importante para crear incluso una conexión musical más fuerte entre vosotros?

Emerson: Definitivamente, sí. Al principio nos pareció un poco locura salir de gira sin ninguna canción publicada, pero sigo pensando que es la mejor manera de dejar que las canciones se desarrollen por sí solas y que nos sintamos cómodos comprobando como crecen. Creo que por eso nos encontramos tan a gusto grabándolas después. Así que sí, creo que fue muy importante poder tocarlas para la gente que no las conocía y sentir su reacción. Ya sabes, esto va realmente de sentir y dejar que las canciones desarrollen su propio sonido durante unas cuantas noches tocando en vivo fue un papel extremadamente crucial. Somos muy amigos y además construimos una mayor confianza en esta gira.

Ben: el disco es un documento bastante bueno de cómo sonaba la música en ese momento, más o menos. Obviamente, hay muchas más grabaciones extra y pequeñas cosas adicionales que se añaden, pero la base de la forma en que tocamos las canciones es lo que está en el disco.

Emerson: también es cierto que cambian algo cuando las interpretamos en directo, pero la esencia está bien recogida en el disco.

A lo largo del disco la palabra “body” aparecen en bastantes temas, desde el título a canciones como la inicial ‘Anti-Divinity’ o ‘Ferry’. ¿Creéis que esta palabra y sus múltiples simbolismos son un buen nexo de unión entre los temas?

Margaret: siento que hay un par de hilos temáticos diferentes y uno de ellos sin lugar a dudas es el cuerpo. Al igual que el título, siempre que utilizo la palabra es para referirme a algo muy emocional. Pienso en cómo las emociones que experimento se pueden sentir en mi cuerpo propagándose gracias a lo que envía mi cerebro. Es la forma en la que veo las emociones y que se refleja en las canciones, porque también los temas tratan de muchas cosas que te permiten alcanzar un grado emocional importante.

"Al principio nos pareció un poco locura salir de gira sin ninguna canción publicada, pero sigo pensando que es la mejor manera de dejar que las canciones se desarrollen por sí solas y que nos sintamos cómodos comprobando como crecen. "

Creo que a lo largo de estas composiciones habéis logrado unas letras muy directas, por ejemplo la de ‘3 Weeks’. ¿Sentís que a la hora de componer los temas buscáis que las letras contengan frases muy directas para que el oyente se pueda sentir identificado de lleno?

Margaret: Definitivamente trato de ser directa. Me gusta mucho escuchar a otros artistas que son realmente honestos y directos sobre sus emociones o experiencias. Me parece que ese tipo de escritura, donde también hay espacio para lo poético, es aún más específica para hablar sobre tus propias experiencias. Creo que así es más fácil que otras personas se identifiquen con los sentimientos de la canción, lo cual es un poco contradictorio porque alguien podría no haber tenido esa experiencia exacta. Pero creo que cuando puedes ser realmente específica sobre lo que estás sintiendo, alguien más que lo sintió en una situación diferente podría escucharlo y otorgarle una emoción importante a la canción, que es definitivamente algo que siempre estoy tratando de lograr en mis letras.

Buceando un poco más en todo lo que vuestras canciones sugieren, creo que combináis muy bien todo lo relativo a transmitir un mensaje y contar una historia. ¿Consideráis que a la hora de componer los temas es más importante para vosotros contar una historia o transmitir un estado de ánimo?

Margaret: Es una pregunta interesante. Siento que, por lo general, estoy tratando de comunicar una emoción, que a su vez está muy cerca de como es el estado de ánimo con el que la percibía. Al mismo tiempo también pienso que quiero contar una historia, pero la razón por la que quiero contar la historia sin lugar a dudas es para transmitir un cúmulo de emociones. Estoy pensando en la canción ‘Blue Michigan’ y en el final de la misma, donde Emerson incluye una parte muy marcada de batería. En esa canción sin lugar a dudas trata totalmente de transmitir como me encontraba en ese momento, sin necesidad de añadir nada narrativo a ella.

Emerson: Estoy de acuerdo. Siento que todos podemos tener diferentes sentimientos que nos sugieren las canciones, pero siento que realmente lo que buscan estos temas es descubrir si esos sentimientos también son comunes para quien las escucha. Para mí, cuando Margaret me mostró por primera vez estos temas, las letras tenían algún tipo de elemento narrativo pero que siempre se difumina con todo el poder emocional que acaban despertando.

 

Centrándonos ahora en lo que implicó para vosotros escribir estos temas, ¿consideráis que el escribir estas canciones también implica reflexionar sobre muchas situaciones y experiencias de vuestra vida que bajo otras circunstancias quizás no las habríais tratado tan en profundidad?

Margaret: En realidad soy una persona que le da muchas vueltas a las cosas. Tiendo a analizar todo lo que me sucede pase lo que pase. Así que me gusta pensar mucho en las relaciones e interacciones que se dan con las personas de mi entorno, y honestamente, también pienso bastante en si el llevar a cabo estas reflexiones es positivo o no para mí. A la hora de escribir las canciones sin lugar a dudas quise realizar una especie de interpretación de todo esto e introducirlo en la música.

A lo largo de los temas alcanzáis matices de lo más precisos, mostrando cambios de intensidad muy destacados como bien ocurre en ‘Ferry’, conteniendo partes muy suaves con otras muy crudas. ¿Sentís que estos cambios de intensidad tan importantes son una característica importante de vuestra música?

Emerson: Creo que eso es algo que ocurrió cuando empezamos a tocar los temas en directo. Cuando por primera vez, ya sabes, nos reunimos para tocar las canciones por diversión. Porque muchas de ellas empezaron, o casi todas estas canciones empezaron con Margaret cantando y tocando el bajo. Así que en términos de lo que realmente sonaba, al principio todo era más estático, y luego fuimos capaces de, sin realmente pensar demasiado, convertirlo todo en algo más entregado tan solo con la emoción que nos sugerían las letras. Así que sí, creo que disfruto mucho cuando siento que una canción crece y mejora.

"Pienso en cómo las emociones que experimento se pueden sentir en mi cuerpo propagándose gracias a lo que envía mi cerebro. Es la forma en la que veo las emociones y que se refleja en las canciones, porque también los temas tratan de muchas cosas que te permiten alcanzar un grado emocional importante."

Encuentro muy fascinante como a lo largo del disco capturáis la atención del oyente con muy pocos elementos, real mente el formato trío de una banda de rock donde encontráis una gran sentido melódico a todo. ¿Siempre habéis tenido claro que a lo largo de estos temas no había espacio para teclados ni nada más adicional?

Ben: Creo que esto tiene que ver con la forma en que las canciones se desarrollaron en la zona de confort en la que nos encontramos. Así que tenía no tenía sentido incluir capas de elementos que no estábamos usando cuando estábamos tocando. Realmente yo no se tocar el teclado, ni Margaret, así que siempre pensamos todo en términos de guitarra.

Margaret: diría que, creo que decidimos cuando estábamos grabando, empezar a tocar las canciones de forma similar a como las tocamos en directo. Luego añadimos más capas, pero como lo que tenemos en mente son guitarras pues solo añadimos este tipo de capas. Hay muchas capas de guitarras en algunas de las canciones, y en todo momento sentíamos que creaban una sensación de plenitud, no necesitando nada más.

Emerson: me encantan los teclados y no tengo nada en contra de ellos. Quizás si los hubiésemos incluido podríamos haber sonado de una forma más amable, pero tampoco creo que fuésemos buscando eso.

En 'Stuck on You' destaca mucho el ritmo del tema, siendo el elemento que lo guía. ¿Soléis componer muchas de las canciones comenzando por la sección rítmica?

Margaret: cuando comencé a escribir el tema todo surgió de la voz y del bajo. Pero realmente rítmicamente resulta muy dinámica. Siento que en todos los versos estoy haciendo los mismos ritmos, pero no. Quizás es por ello por lo que acaba destacando tanto.

Emerson: está canción me resulta bastante interesante, porque hubo un momento en el que se me ocurrió un ritmo casi inmediato que era muy identificativo. De repente, fue como ese tipo de sensación rítmica, incluso con Margaret sólo tocando, donde las notas de bajo lo guían todo. Y así caímos en esta especie de riff country que creo que quedó muy bien. No decidimos modificarlo para nada. Sin lugar a dudas es una de las canciones más rítmicamente enfocadas y consistentes del disco, creo.

Ben: realmente no tengo una buena respuesta sobre cómo llegamos a la segunda mitad del tema. Pero todos los compases ya estaban ahí cuando Margaret los trajo y fue algo que no modificamos en absoluto. El ADN de la canción estaba muy marcado y lo que corrió a cargo de Emerson y mío llegó de forma muy natural.

 

El final de ‘When Will I Learn’ es sin lugar a dudas mi momento favorito del disco, quizás por esa forma que emerge tan poderoso e inesperado. ¿Le distéis muchas vueltas a la estructura de este tema?

Margaret: había escrito todas las partes antes de tocarlas juntos. Siento que esta canción es una que nos gustó desde el inicio y quizás por eso también la trabajamos un poco más que el resto de los temas, es decir, la forma en la que añadimos las diferentes armonías y como logramos construir mucho más de lo que había. Quizás también Ben y Emerson tuvisteis un papel más determinante en cómo quedó el tema al final.

Emerson: creo que sí. Hubo un período de tiempo que se lo dedicamos enteramente a la canción porque nos apasionaba desde el primer momento.

Ben: esta canción es más larga y es más tradicional en términos de su estructura. Era como, primero verso, luego estribillo, otro puente y una especie de estribillo final, ya sabes, encontrarte como un giro inesperado. Eso fue más difícil para nosotros, como, averiguar lo que teníamos que poner al final del tema para que no fuese muy lineal y repetitivo.

Emerson: me encanta la última parte del tema, lo encuentro muy emocionante tal y como nos has comentado.

También creo que destaca mucho como unís vuestras voces, creando armonías preciosas en canciones como ‘Your Mom’. ¿Os resultó complicado adaptar vuestras voces o desde el primer momento las encajasteis en los temas de una forma muy natural?

Margaret: creo que es algo que surge muy natural. Nos encanta cantar juntos. Me encanta cantar con vosotros (risas). Es algo que me hace sentir muy bien y me divierte. Considero que tenemos la capacidad de hacerlo bastante bien. A veces estamos tocando una canción, y no decidimos que habrá una armonía allí. Pero como, Ben o Emerson simplemente comienzan a cantar conmigo surge de forma espontánea sin hablar nada.

Ben: por lo general estamos tocando y luego uno de nosotros comienza a cantar una melodía un tanto alegre, notando que surge totalmente por casualidad. Muchas veces estas ideas casuales se mantienen, lo cual es genial. No tengo experiencia cantando, ya que nunca forme parte de un coro ni similar, así que esto ha sido como una abrir los ojos definitivamente para mí. Al mismo tiempo creo que todos tenemos como voces que suenan muy diferentes y creo que eso es muy positivo. Obviamente, la forma en la que Margaret logra encuadrar su magnífica voz con lo que nosotros aportamos de fondo resulta bastante fascinante.

Emerson: también en todo esto considero que ha sido importante el ir cantando las canciones en el coche entre concierto y concierto. Parece que no, pero en viajes tan largos, también surgen muchas ideas (risas).

"Me gusta pensar mucho en las relaciones e interacciones que se dan con las personas de mi entorno, y honestamente, también pienso bastante en si el llevar a cabo estas reflexiones es positivo o no para mí."

Hablando ahora de los momentos más fuzz y ruidosos del disco, también considero que transmiten una energía desbordante. A la hora de lograr canciones como ‘Lush’, y en general en todo el disco, ¿habéis empleado muchos tipos de pedales?

Ben: soy un tipo al que le gusta usar mucho los pedales. Me encanta es idea de modificar el sonido de un instrumento de muchas formas. En su mayor parte, este disco fue grabado solo con una sola guitarra, una Fender Strat que amplifiqué con un Twin Reverb que Doug Malone, el tipo del estudio, tenía allí. Pasamos como dos días enteros grabando solo guitarras, estando siempre Margaret y Emerson a mi lado para ayudarme a saber qué era lo más apropiado. Así que tuvieron un gran papel para sacarme de dudas a la hora de saber lo que funcionaba y lo que no. Realmente no soy nada ajeno al equipo que utilizamos, me gusta probar muchas cosas y ver como de un sonido puedo llegar a otro. Al final este es un disco donde las texturas son importantes.

Entrando ahora en la forma en la que reflexionáis sobre la amistad en este disco, parece que es otra temática prominente en temas como ‘Ferry’ o ‘Alpha’. ¿Consideráis que a la hora de escribir estos temas tuvisteis muy en mente a la gente que se encuentra alrededor vuestro?

Margaret: mis amigos son una parte muy importante de mi vida. Quizás por ello reflexiono mucho sobre las cosas que nos unen. Muchas de las canciones que escribí, llegaron justo al final de la universidad, así que fue un tiempo en el que tenía un montón de amigos porque venía de una escuela de una ciudad pequeña y era todo muy diferente. Más tarde me mudé a Chicago y fui ampliando mi círculo de amistades. Creo ese proceso me hizo pensar aún más en lo importante que son las personas con las que compartes cosas y el papel que todos tenemos en nuestra comunidad de amigos. Por otra parte, desde que hemos estado tocando en esta banda, siento que es una especie de proceso de apreciar aún más a nuestros amigos porque siempre nos van a ver a nuestros directos y se despiertan emociones muy fuertes. También es bonito ver a otras bandas de Chicago que te van a ver y comprobar que les gusta lo que haces.

"Creo que disfruto mucho cuando siento que una canción crece y mejora."

Hablando sobre ‘Me and My Body’, el tema más largo del disco y el más calmado, ¿sentisteis que tenía que cerrar el disco por todo lo que representaba?

Margaret: desde el primer momento todos lo vimos así. No estoy muy segura de por qué, supongo que percibe como una especie de resumen. Es la última canción que escribí y siento que es una especie de final agradable, tranquilo, de descanso.

Ben: cerramos muchos conciertos con esta canción y al final te deja en un estado de paz.

Chicago siempre ha sido una ciudad increíble para descubrir buenas bandas asociadas a la escena DIY. ¿Sentís que el estar en contacto con la escena de la ciudad fue importante a la hora de tomar inspiración de bandas cercanas?

Emerson: siempre siento que honestamente soy mucho más que la música que escucho habitualmente, es decir, más allá de los discos que compre, me influencia mucho la gente que veo tocar en mi ciudad. Como tengo muchos amigos tocando música, siempre le he dado mucha importancia a ello. Creo que tener gente que toca en bandas de rock, y que también toca música poco habitual e improvisada hace que aflore la curiosidad por siempre estar pendiente de la música en directo. Al mismo tiempo espero que vuelvan las salas de conciertos pequeñas después de todo esto porque son las que han permitido que todo esto se haya podido dar en esta ciudad.

 

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

Margaret: si estuviera hablando con cualquier banda a la que no he conocido, me encantaría preguntar a cada miembro como ¿cuál es un instrumento que no tienen y nunca han tocado pero que les encantaría aprender?

También tengo una de Spirit of Beehive para vosotros: ¿cuál es vuestra canción favorita de Whitney Houston?

Ben: sin lugar a dudas ‘I Wanna Dance with Somebody’. También me gusta mucho I ‘Will Always Love You’.

Margaret: me encanta esa canción aunque la diese a conocer Dolly Parton. Es fantástica.

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *