Entrevistamos a

Django Django

"A lo largo de estos años hemos aprendido que el tener canciones bastante diferentes no supone un problema que pueda condicionar la música que hacemos."

Por -

La formación británica ha regresado recientemetne con Glowing in the Dark, otro trabajo que suena totalmente inconfundible dentro de la línea de pop imprevisible y cargado de gran elegancia, al mismo tiempo de encontrar nuevos esquemas que hacen que estas canciones caigan seducidas por un mayor influjo de los sonidos glam ochenteros. Sin dejar pasar por alto la posibilidad de enredar sus temas a través de una perfecta amalgama de guitarras huidizas que se mimetizan a las mil maravillas con un componente sintético que en esta ocasión resulta deliberadamente más oscuro, la banda nos deja ante un particular juego de imágenes que apuntan hacia la necesidad de encontrar nuestra resurrección personal. Escapando a las sombras y al mismo tiempo aportando momentos de gran electricidad, este trabajo sin lugar a dudas trata de cortar la incertidumbre que puebla nuestros días de una forma muy decidida. Desde la inicial ‘Spirals’ vamos a poder reconocer señas de identidad bastante marcadas en el grupo, tales como la línea de bajo tan sinuosa que les caracteriza a la par de trazas loops melódicos que apuestan por la electrónica de bajo voltaje. Sin embargo, no estamos para nada ante un disco continuista, ya que la banda en muchos tramos es capaz de dar giros al timón de lo más acertados, dejándose guiar más que nunca por una viveza melódica que escapa a cualquier tipo de estructura rígida y predefinida. Aprovechando lo reciente de esta obra, entrevistamos a su batería y productor David Maclean.

Creo que a lo largo de los años, habéis logrado un sonido muy personal, siendo vuestras canciones bastante identificables. ¿Consideras que a lo largo de vuestros discos habéis alcanzado unas características recurrentes que han ayudado a construir la identidad musical de Django Django?

Creo que al final todo se basa en nuestra forma de trabajar y analizar a posteriori que funcionó bien en un disco y que no. Por lo tanto cuando nos ponemos con un nuevo trabajo, todas estas cosas las tenemos en cuenta, tratando de identificar las debilidades que hay en la producción del disco y procurando hacerlo mejor cada vez. Al final ser consciente de que en todo lo que haces hay un aprendizaje es lo que realmente ayuda a evolucionar.

 

Personalmente Dave, has estado muy conectado siempre con la música electrónica, en especial cuando vivías en Edimburgo. ¿Consideras que todo este background asociado a la música electrónica ha sido muy importante para ti a la hora de encontrar un enfoque más bailable e introducir nuevas capas?

Todo esto ocurrió más bien antes de Django Django, época en la que estaba muy metido de lleno en todo lo que rodea al techno. Lo cierto es que la sensibilidad con la que me acercaba a ese tipo de música se ha mantenido en Django Django, porque al final este grupo también se basa en experimentar con muchas cosas por nuestra cuenta, y por supuesto, dentro de todas estas cosas también tiene cabida la música de baile. Al final resultan recurrentes en nuestra música muchas de las técnicas de producción de la música de baile, a pesar de que nos inspiremos en artistas de lo más diversos que nada tienen que ver con ello.

Hablando de este nuevo trabajo, fue compuesto cuando vivíais en ciudades diferentes, algo que imagino que sería en un primer momento un inconveniente a la hora de crear las canciones. ¿Crees que fue fácil unir ideas y diferentes partes de las canciones aunque estabais distanciados geográficamente?

Al final siempre es un obstáculo muy salvable, porque estamos todo el tiempo pasándonos canciones, grabando pistas encima de otras e intercambiando ideas desde la distancia. Así que estamos muy acostumbrados a intercambiarnos correos o piezas por grupos de WhatsApp. Cuando alguien se le ocurre un loop rítmico luego aparece otro con una línea de bajo que encaja muy bien. Esta forma de trabajo al final te permite que tengas mucho hecho cuando llegas al estudio y una vez que estamos todos juntos lo podemos llevar aún más lejos.

"Al final resultan recurrentes en nuestra música muchas de las técnicas de producción de la música de baile, a pesar de que nos inspiremos en artistas de lo más diversos que nada tienen que ver con ello. "

Siempre he pensado que la sección rítmica del grupo proporciona momentos de lo más inesperados, siendo siempre de lo más potente y con esa capacidad de resultar muy cambiante aunque manteniendo todo en el sitio correcto. En este disco, por ejemplo hay momentos muy destacados en este apartado en temas como ‘Right The Wrongs’ o ‘Night of the Buffalo’, ¿Crees que siempre le dais mucha importancia al hecho de lograr unos ritmos muy dinámicos?

Particularmente, al ser el batería, siempre es por donde empiezo construyendo las canciones, tratando de buscar un cierto loop rítmico. Cuando ya logro un par de ellos e imagino como pueden quedar juntos, trato de lanzarme a por un polirritmo más completo. Algo así como empezar desde algo tan sencillo como un ritmo logrado de forma lenta con las palmas y después buscar que vaya creciendo hasta ser un ritmo rápido que ya pueda interpretar a la batería. Cuando esto está, llega el momento de poner algunas líneas de bajo. Aunque sean muy aleatorias van a ayudar a seguir construyendo un nuevo loop. Esto ya supone una parte importante del trabajo realizado, porque luego ya es cuando llega Vincent para aportar acordes que funcionen. Por supuesto que tenemos muchas formas de trabajar, pero quizás esta sea en la que surgen la mayoría de los temas. Siempre pienso que el empezar por el ritmo es la forma más sencilla de construir un tema.

A lo largo de este disco coexisten un montón de diferentes tipos de canciones, siendo muy diferentes entre ellas pero teniendo una gran coherencia a la hora de ver el disco como un conjunto. ¿Pensasteis mucho en la coherencia del disco completo y como los temas podrían estar relacionados a través de su sonido?

Lo cierto es que no lo pensamos hasta que no estuvo compuesto. Siempre procuramos no prestarle mucha atención a este asunto hasta que no lo tenemos todo más o menos rematado. Así nos aseguramos que de verdad seguimos trabajando en los temas. Luego quizás cuando ya estamos en el mes final en el que tenemos que grabar las canciones de forma definitiva, es cuando pensamos si realmente funcionan como un álbum. ¿Tiene sentido que tenga este determinado tracklist? Quizás este es el momento en el que nos planteamos añadir alguna cosa más a los temas para que puedan interactuar mejor entre ellas. Por ejemplo si hay alguna parte un poco acústica y no encaja mucho, siempre se puede subir el nivel de elementos introducidos en ella. A lo largo de estos años hemos aprendido que el tener canciones bastante diferentes no supone un problema que pueda condicionar la música que hacemos.

 

Aunque este disco fue compuesto antes de la pandemia, algunas de las canciones como ‘The World Will Turn’ o ‘Waking Up’ podrían ser interpretadas con un significado muy diferente ahora mismo. ¿Crees que el significado de algunas canciones de este disco ha cambiado para ti a lo largo de estos meses?

Sí, especialmente ‘Free From Gravity’, donde hablamos de cómo el mundo se ha vuelto muy loco y tan solo queremos poder escapar a otro planeta. Como bien dices esto lo compusimos antes de la pandemia, así que imagínate si resulta real ahora. Con todos los desastres ecológicos, problemas medioambientales, guerras y situaciones horribles causadas por la globalización que ya teníamos de por sí, imagínate como ahora la pandemia ha agravado todo esto. Hemos llegado a un punto insostenible donde todo lo provocado por la globalización ha desplazado a mucha gente en el mundo, creando una estructura social cada vez más difícil de reorganizar. De ahí que en las grandes ciudades de Estados Unidos como Nueva York, o sin ir más lejos, aquí en Londres, cada vez sean más frecuentes los disturbios y protestas. El mundo parece volverse más loco cada día, por lo que nuestras ideas sobre lo que ocurre se magnifican cada vez más y al final los que compusimos antes de la pandemia se nos queda corto.

En este disco cantáis junto a Charlotte Gaingsburg en ‘Waking Up’. ¿Compusiste esta canción pensando en ella para que la cantase o surgió más bien por casualidad?

Después de que más o menos compusimos la canción, estuve fuera un tiempo, y luego al volver resultaba muy diferente. El ritmo había sido acelerado y teníamos a Charlotte Gainsbourg dispuesta a cantarla. Al final me recuerda el tema un poco Fleetwood Mac, donde es imprescindible una visión femenina de la canción para que pueda alcanzar todo su potencial. Estaba claro que necesitaba la voz de Charlotte, que además le gustaba el grupo. Luego todo fue cosa del sello, el organizar una grabación con ella. Nos dijo que sí sin dudarlo así nos cogimos un tren a París para grabar el tema.

"Hemos llegado a un punto insostenible donde todo lo provocado por la globalización ha desplazado a mucha gente en el mundo, creando una estructura social cada vez más difícil de reorganizar. "

Hablando sobre el contenido de las letras, creo que aunque hay momentos algo oscuros como los de ‘Kick The Devil Out’, en general siempre parece que encontráis un lado en vuestras letras motivador como bien cantáis en las frases “So we’re pulling up the ladder. Cos we’re never coming down”. ¿Consideras que en este disco acabáis encontrando atisbos de esperanza?

Pienso que sí. A lo largo de nuestras canciones siempre he sentido que buscábamos un poco lo mismos que las bandas con las que crecimos como los Beach Boys o los Beatles, tratando de encontrar matices positivos a todo. Esto siempre ha sido una característica presente dentro de las formaciones de northern soul o funk que también he escuchado durante mucho tiempo. Por otra parte, aunque a lo largo de mi vida también he disfrutado mucho de música oscura, al final siempre predomina la voluntad de lograr discos que apunten hacia algo positivo. Al final no quiero que nuestros discos se perciban solo como oscuros y tristes, sino que a la hora de que la gente los escuche puedan encontrar la esperanza que hemos volcado en ellos, tratando de resolver nuestros problemas personales y de salud mental.

Hablando de ‘Spirals’, el primer single del disco, considero que resultó una elección muy acertada. ¿Desde el principio tuvisteis claro que iba a ser el primer single?

Lo cierto es que surgió para ser directamente interpretado en directo y así rellenar algún hueco en el setlist. Sin embargo poco a poco vimos que lo podíamos acelerar y que resultaba una canción estupenda para presentar el disco. Así que al final tiramos de intuición a la hora de escogerlo como primer single y al mismo tiempo mostrar como el trabajo puede contener canciones que se muevan en tempos lentos y rápidos.

 

‘Night of the Buffalo’ es una de las canciones más frenéticas y épicas del disco, incluyendo frases como “when the night was ours to win”. ¿Os inspirasteis en alguna historia o revelación en concreto para componerla?

Vincent estaba pensando sobre las conexiones entre los irlandeses y los nativos americanos hace ya siglos, ayudando los segundos a los primeros durante la hambruna. Esto produjo también a nivel cultural un intercambio interesante. De hecho hay una estatua que representa esta conexión entre ellos. Todo esto nos pareció de lo más interesante. Luego la canción no habla solo sobre esto, sino que se pregunta donde está la patria y el lugar de cada uno. Por ejemplo yo soy escocés, de las Highlands, y casi seguro que mis antepasados acabaron viviendo en Nueva Escocia, muy lejos de aquí. Creo que está bien hablar de eso, porque es importante conocer los motivos que desplazaron a la gente de su lugar de origen, del mismo modo que conocer un poco más de historia. Esto ha ocurrido siempre, por lo que es necesario indagar en ello.

También te quería preguntar por las canciones ‘Asking for More’ y ‘The World Will Turn’, dos temas que contienen menos instrumentos y arreglos. ¿Desde el principio tuviste claro que queríais que estas canciones tuviesen una instrumentación más ligera?

Sí, nos lo pedían un poco los temas, el no mostrar dinámicas cargadas de baterías destacadas y así sonar más suaves. Siempre nos gusta poder escuchar una canción e identificar cuales son las cosas que no pegan con ella. Por ejemplo, si le estás dando mucho protagonismo al apartado vocal o has metido una batería muy fuerte. En esta ocasión me gustó no tener que pensar en un set de batería competo, construyendo tan solo pequeñas capas de ritmos. Me di cuenta de que algunos de los discos que amo tan solo tienen algún ligero ritmo e invitan muchísimo al baile aprovechando tan solo alguna maraca o algo parecido.

"Aunque a lo largo de mi vida también he disfrutado mucho de música oscura, al final siempre predomina la voluntad de lograr discos que apunten hacia algo positivo. "

Diferentes artistas hicieron remixes de la canción ‘Glowing in The Dark’. Además, a lo largo de vuestra carrera, algunas de vuestras canciones también han sido remixeadas. ¿Consideras que os gusta mucho que otros artistas proporcionen una nueva visión de vuestra música?

Creo que la cultura del remix siempre ha sido muy atractiva para nosotros. Personalmente siempre me gustaba mucho escuchar remixes cuando era más joven. Me acuerdo mucho de como Andrew Weatherall hizo que Screamadelica pareciese un gran remix, haciendo que la música house alcanzase un nuevo estatus en unos terrenos muy diferentes. Por lo tanto siempre está muy bien que haya variaciones respecto a las canciones originales, de ahí que nos gusten los remixes. El hecho de añadir más capas y reinterpretar la música de esta forma es algo emocionante.

Antes de publicar este nuevo LP, publicasteis el EP Winter’s Beach. ¿Crees que este disco representa más bien una transición entre Marble Skies y Glowing in the Dark o lo ves de una forma muy independiente a ambos?

En este EP desde luego había un par de temas que tenían mucho más que ver con la música electrónica y de baile. Las canciones que aparecían en él desde luego no encajaban en Marble Skies porque estaban en un territorio bastante apartado. Siento que en Winter’s Beach aparecieron temas que sin ser caras B, porque sonaban realmente potentes como ‘Swimming At Night’, no tenían cabida en el tracklist de Marble Skies. En este nuevo Glowing in the Dark también teníamos otras 5 ó 6 canciones que nos parecían muy buenas pero que no tenían sentido dentro del conjunto del disco. Por lo tanto seguramente hagamos otro EP más adelante, aunque al final te acabas dando cuenta de cómo los sellos tienden a despreciar estas canciones porque los EPs parece que tienden a pasar por alto. Pienso que está muy bien seguir tratando de lograr este tipo de trabajos, porque al final te permiten salirte de lo que estás haciendo y pensar el siguiente paso, logrando que todo sea bastante diferente. En este caso hicimos un bonito experimento dejando de lado las guitarras, que es lo que ocurre precisamente en algún que otro punto en ‘Glowing in the Dark’.

"Me acuerdo mucho de como Andrew Weatherall hizo que Screamadelica pareciese un gran remix, haciendo que la música house alcanzase un nuevo estatus en unos terrenos muy diferentes. "

Aparte de tocar la batería, también eres el productor de la banda. ¿Sientes una gran responsabilidad a la hora de desarrollar esta segunda tarea o te gustaría tener a alguien al lado que pudiese actuar como productor?

Pienso que la forma en la que produzco es un tanto extraña, en el sentido en el que no es que vaya a un estudio, me siento en una silla y me pongo a los mandos. Es más bien ir construyendo poco a poco y así levantar los temas. Esto junto a ser muy meticuloso en todas las fases de los temas es en lo que consistiría mi parte de productor. Tampoco es que solo sea coger un micrófono y una guitarra y juntarlo todo, sino que siempre intento trocear todas las pistas para ir hacia adelante y hacia atrás y ver como se pueden mejorar. Aquí es donde entra en juego lo que sugieren los temas y la experimentación, jugando con los temas e introduciendo momentos con más eco. Nunca sabes cuando un tema va a sonar bien, pero siempre está la idea de alejarte de lo lineal y revolotear alrededor de todo lo que has grabado.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Cuál es la película que influyó más en tu música y por qué?

También tengo una de Sun June que dice así: ¿qué canción te encanta y el resto de compañeros de tu banda la odian?

Quizás no una canción, pero hay géneros que me gustan como el hardcore rave, hardcore techno e industrial techno que ellos odian y a mí me encantan.

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *