Especial

Los discos portugueses más destacados del 2019

Por -

El 2019 ha vuelto a ser un año excelente en lo referido a la cosecha de discos portugueses que nos hemos encontrado, demostrando de nuevo la gran variedad y calidad musical que podemos descubrir en nuestro país vecino. Tanto en los terrenos donde la tradición folklórica resulta reivindicada como en aquellos otros donde nos adentramos en un apartado puramente experimental, cada vez resulta más difícil ordenar todos aquellos discos destacados, aunque si bien es cierto, la primera posición no dejaba lugar a dudas.  Intentando expandir cada vez más nuestros horizontes musicales e intentando zambullirnos de lleno en una cultura tan rica como es la lusa, os presentamos nuestros 30 trabajos preferidos del país vecino, deseando que vuestra nueva banda favorita se encuentre entre ellos.

30

Vida Nova (Turbina)

Manel Cruz

El veterano músico que formó parte de los míticos Ornatos Violeta ha publicado su primer disco en solitario tras unos cuantos años presentando los temas en directo. El resultado es un trabajo que refleja de buena forma lo que supone una vida cargada de experiencia, dando paso a historias de supervivencia y superación donde las tonalidades que parten de ritmos cercanos a la bossa nova lo impregnan todo de buena forma. A través de canciones como ‘Ainda Não Acabei’ consigue ser el mejor amplificador de la voz del pueblo, sintiendo muy de cerca como el São João da Madeira mantiene su compromiso en las canciones, combinando de buena forma sus historias personales con todas aquellas otras que conciernen a un espectro social de gran amplitud.

29

Vice Blooms (Autoeditado)

Cosmic Mass

Desde Aveiro, Cosmic Mass son los últimos en llegar a la efervescente escena rock portuguesa, demostrándonos a través de su primer trabajo Vice Blooms una gran habilidad para transitar por el stoner sin perder ni un ápice de dinamismo. A lo largo de esta referencia, el cuarteto se muestra de lo más hábil a la hora de combinar un apartado guitarrero de lo más ácido y no perder la cara a un sentimiento melódico de lo más enrabietado. Buena muestra nos la encontramos en composiciones como ‘I’ve Become the Sun’, una canción que nos ofrece buenos giros entorno a riffs hipervitaminados y esa sensación de estar ante estructuras de lo más móviles. Sin perder tampoco de vista momentos más cercanos un apartado más ferviente y asociado a un lado garagero muy al estilo de bandas como Dead Moon, resulta también muy interesante comprobar lo capaces que son de mantener los ambientes en tensión, como bien ocurre en ‘Desert’.

28

The Ever Coming (Revolve)

Dada Garbeck

Rui Souza es uno de los músicos experimentales portugueses más interesantes de la actualidad, ofreciéndonos en su LP debut una combinación de sonidos ambientales y voces difusas que se revuelven como si se tratasen de espíritus ancestrales. Dando rienda suelta a diversas corrientes como el free jazz o la electrónica futurista, las composiciones presentadas adquieren un tono misterioso y enigmático, sintiendo cómo poseen un fuerte componente cinematográfico. De esta forma poco a poco vamos sintiendo como por momentos la incomodidad llama a la puerta del oyente, siendo conscientes del valor que tienen estos temas a la hora de provocar fuertes reacciones y ser conscientes de cómo en nuestro día a día tenemos un montón de sonidos prefijados.

27

Running Thoughts (Ciudad Oasis)

Palmers

Desde Caldas da Rainha Palmers llegan con un primer EP donde los sonidos garageros lucen en su máxima expresión, todo ello guiado a través de un sentimiento melódico de esos que no te caben en el pecho. Como si el EP estuviese planteado a lo road movie, las cinco canciones que contienen transmiten en todo momento un gran frenesí, notando como siempre saben sacar el máximo partido a sus guitarras. Domando de buena forma un apartado de distorsiones que aflora de forma precisa como en la inicial ‘Cars’, Palmers nos demuestran como sus influencias resultan de lo más amplias, extendiéndose hacia terrenos más noise que en todo momento huyen de lo estático. Por todo ello, no puede haber mejor banda sonora para iniciar la escapatoria perfecta.

26

Ocreza (Pontiaq)

Pista

La banda de Barreiro ha publicado este año su segundo larga duración, encontrándonos ante un nuevo episodio de rock tropical con el punto de vista puesto en una psicodelia de lo más colorida. De esta forma este nuevo Ocreza nos deja ante un abanico de posibilidades aún mayor, encontrando el preciso espacio de convivencia de multitud de ritmos y guitarras que apuntan hacia lo festivo. Buceando a fondo en estas canciones vamos a poder sentir como lo imprevisible acaba tomando una partida importante, sabiendo muy bien como ofrecernos cambios de intensidades de lo más vertiginosas, todo ello rematado a través de ese sentimiento de invitación al baile de una forma de lo más turbulenta en ocasiones. Controlando perfectamente las posibilidades de su pedalera, los efectos introducidos sobre sus guitarras acaban por involucrarnos de lleno en su certera catarsis de sonidos desinhibidos.

25

Bruno de Seda (Autoeditado)

Bruno de Seda

El músico de Oporto ha debutado este año con un trabajo que pone de manifiesto todas sus particulares de autor entregado a los sonidos baleares, transmitiendo ya en sí mismo esa idea de eterno veraneante de camisa blanca y holgada perdido en un rincón costero. A lo largo de este disco nos vamos a encontrar con unas canciones suavemente mecidas por unos teclados cuyos acordes parecen estirarse hasta el infinito, estando ante la cara del soft rock más placentera. A través de estampas que invitan en todo momento a la desconexión, Bruno de Seda es capaz de emerger como un artista que confía plenamente en su instinto para guiar los temas hacia el lugar más cómodo, aquel que pone la mente en blanco y nos traslada hasta los estados más ascéticos.

24

Mal Me Queres, Bem Te Quero (Chinfrim)

Bia Maria

Desde Ourém, Bia Maria ha emergido este verano de una forma poderosa, haciendo gala a la extrema delicadeza de sus composiciones que parten de la formación clásica para asociarse de buena forma a la tradición portuguesa que mira hacia el poder de la lírica más poética. Haciendo un buen recorrido por un mundo de sentimientos enamoradizos, decepciones y observaciones serenas, Bia Maria recurre a arreglos sencillos con los que embellecer aún más el apartado vocal, trasladándonos de lleno al folklore portugués de gran ligereza. Estamos por lo tanto ante una propuesta de lo más integradora que sin embargo no opaca la gran personalidad de una artista capaz de unir los mundo de la música popular y el nuevo pop.

23

Paris, Sines (My Dear Recordings)

Alen Tagus

Charlie Mancini y Pamela Hute integran este dúo de canciones cocidas a fuego lento, dejándonos entrever como el poder de la canción americana acecha en todo momento a la vuelta de la esquina. De una forma pegajosa y con su cierta dosis de misterio, las primeras composiciones de los de Sines nos los descubren como una banda de lo más certera en las distancias cortas, siendo capaces de alcanzar un sonido mucho más expansivo en cuanto se alejan del apartado de guitarras contenidas. Sin olvidarnos tampoco de los aires desafiantes que pueden tomar canciones como ‘Black Hole’, los recursos empleados no paran de sorprendernos en todo momento, dejando constancia del sumo cuidado con el que están arreglados estos temas.

22

Bubble Burst (Revolve)

Unsafe Space Garden

La espiritual formación cuyos miembros evocan de lleno al mundo chamánico, irrumpió con fuerza a principios de año entregándonos una primera referencia en la que logran condensar multitud de sonidos relacionados con lograr un gran colorido y carácter cambiante. A lo largo de sus composiciones vamos a poder identificar ciertos elementos relacionados con el folk más luminoso, la psicodelia que acaba perdiendo la cabeza o un rock electrizante que se ve acentuado con un juego vocal totalmente alocado. A través de temas como ‘Clearly Fictional’ sacan a relucir su cara más divertida e imprevisible, aquella que va mutando como un camaleón que no sabe muy bien cuál es su hábitat natural. Un mundo de sensaciones extremas concentrado en poco más de veinte minutos.

21

Over and Out (Cosmic Burger)

Ivy

Rita Sampaio, la vocalista de Grandfather’s House, ha debutado este año en solitario con un disco de pop indómito, muy asociado al efecto del R&B interpretado de la forma más pasional posible pero con la mirada puesta en las nuevas tendencias del género. Con una percusión que resulta de lo más cortante en todo momento, Rita sabe muy bien cómo generar un perfecto juego de luces y sombras a lo largo del disco, sin olvidarse tampoco del carácter dream pop de su formación titular como bien nos demuestra en canciones como ‘Black Matter’. De esta forma es capaz de dar rienda suelta a un apartado más atmosférico que acaba de asentar de buena forma muchos de los temas, sintiendo como es capaz de sumirlo todo en una entrega sentimental constante.

20

Øporto (Autoeditado)

Emmy Curl

La artista de Vila Real dedica un bonito y particular homenaje a Oporto a través de un conjunto de composiciones que surgieron en las diferentes viviendas en las que habitó durante su estancia de la ciudad. De esta forma se dejó embaucar por sus calles y ambiente, capturando de una forma de lo más poética todas las historias vividas en ella. Transitando entre el pop sintético, las bases cercanas al R&B y la canción de dormitorio más arreglada, este disco recoge de buena forma un gran espíritu artístico de lo más inconformista, demostrando como los temas son capaces de brotar en múltiples formas hacia un lado completamente liberador. Por lo tanto, tan solo es preciso cerrar los ojos y dar rienda suelta a la imaginación con todo lo que nos describe en estas canciones.

19

Galavanting (Street Mission)

Time for T

La formación de origen portugués Time For T están de vuelta con un segundo LP donde siguen destacando todas sus virtudes en torno a un sonido con la vista puesta en todos los sentimientos que te invaden en los periodos estivales más cálidos. A través de esta apariencia sonora logran afinar más que nunca su propuesta para transmitirnos unas historias de carácter evasivo, muy bien guiadas a través de un rock pausado y bien secuenciado. Siendo capaces de concentrar en siete temas un porcentaje muy alto de canciones con clara vocación de single sean cual sean las revoluciones encerradas en ellos, el cierto carácter optimista con el que acaban rematando los temas resulta fundamental para sobreponerse a cualquier atisbo de nostalgia por ciertos episodios pasados.

18

NU (Omnichord)

First Breath After Coma

La banda de Leiria continúa con su particular evolución, distanciándose del post rock con el que los conocimos en sus inicios para seguir conformando una identidad musical cada vez más reconocible. Haciendo gala de una enorme delicadeza a la hora de lograr texturas a medio camino entre lo sintético y orgánico nos entregan este NU donde los medios tiempos marcan el camino. Sin dejar tampoco de lado texturas electrónicas de lo más impresionantes como las que nos muestran en ‘Change’, logran avanzar hacia una concepción de su sonido con más matices brillantes que en el pasado, haciendo gala de una capacidad sorpresa en todo lo que rodea a sus melodías para así lanzarse a por nuevos públicos anteriormente insospechados.

17

Gooey (Street Mission)

Niki Moss

Miguel Vilhena nos muestra su buena visión de los sonidos psicodélicos en un trabajo de lo más completo, combinando melodías de corazón pop junto con el efecto del sonido vintage de los sesenta, todo ello sin dejar que sus influencias puedan dominar los temas por completo. De esta forma es capaz de introducirnos en un apartado de sintetizadores cambiantes que ayudan a hacer despegar de forma definitiva temas como ‘Standing in the Dark’. Aportando al mismo tiempo una buena dosis de densidad guitarrera con la que conducir poco a poco el trabajo hacia una espiral hipnótica, Niki Moss es capaz de crear un disco que atraviese diferentes etapas que resultan ser como una auténtica montaña rusa repleta de curvas.

16

Sun Blossoms (Spring Toast)

Sun Blossoms

El proyecto del músico lisboeta Alexandre Fernandes ya cuenta con un segundo LP publicado por Spring Toast Records. Si varios meses atrás nos encontramos con un atractivo EP titulado Cruising, donde sacaban a relucir la cara más propia de garage melódico ejecutado con su perfecta dosis de ruido, en esta ocasión estos temas también están relacionados con las distorsiones de guitarras más enfocadas hacia los muros de sonido. De esta forma a lo largo del trabajo nos encontramos con un buen pulso para mantener los temas dentro de unas revoluciones bastante comedidas, encontrando su explosividad en esa bonita vertiente tan identificativa del Lo-Fi noventero donde todo parece avanzar entre rayos de sol que iluminan los lugares más sombríos.

15

The Organist (Autoeditado)

Mr. Gallini

El miembro de Stone Dead en solitario resulta ser el perfecto cruce entre Adam Green y Foxygen, entregándonos la segunda parte de su Mr. Gallini's Amazing Trilogy. Sumergiéndose en el pop psicodélico que nunca le pierde el ritmo trotón y alegre a la vida, estas composiciones gozan de unas melodías espléndidas que al mismo tiempo conservan un carácter totalmente espontáneo, abriendo la puerta a unos teclados certeros con los que redondearlo todo. Intentando en todo momento vencer la nostálgica pero dejándose caer en ese apartado esplendoroso de musical de Hollywood como bien nos muestra en temas como ‘The Future’, el universo a todo color de Bruno Gallini resulta una vez más muy excitante.

14

Amanhã é Noite (Ás de Espadas)

Meses Sóbrio

La joven formación lisboeta hace escasos días que publicaron su LP debut, dejándonos ante una bonita de colección de canciones psicodélicas donde las guitarras apelan a un efecto surfero totalmente irresistible. Navegando en esos terrenos donde las melodías pop más ligeras se funden plenamente con lo lisérgico, la máxima de este trabajo parece ser acercarse al lado más emocionante de los recuerdos sin ser conscientes de su carácter pasado. Sin descuidar en ningún momento lo certero de sus riffs, los sonidos propiamente heredados del vaporwave acaban por apuntalar la propuesta, entremezclándose con momentos de mayor contundencia guitarrera con la que poder alcanzar un apartado mucho más épico.

13

Não Tarda (Cuca Monga)

Ganso

La formación lisboeta nos vuelve a ofrecer su despreocupada visión pop a través de un nuevo trabajo que saca a relucir todas sus virtudes. Sin ningún tipo de prisa y apelando al buen hacer de elementos como los coros o los perfectos matices acústicos de sus guitarras, Ganso aprovechan al máximo sus recursos para crear momentos tan especiales como los mostrados en ‘Menor de Mim’. De esta forma también se introducen de lleno en la música popular más ligera, aquella que brota en las celebraciones callejeras y que aporta el toque distintivo al trabajo. Otra buena muestra de logran alcanzar el preciso colorido en sus temas puede ser una ‘Os Meus Vizinhos’ que contagia la extrema necesidad de vivir la vida rodeado de los demás.

12

Ilha de Plástico (Revolve)

Montanhas Azuis

Tres de los músicos portugueses más activos en cuanto a la música de componente experimental del país luso han decidido unir fuerzas para crear una nueva formación llamada Montanhas Azuis. Estamos hablando de Norberto Lobo, Marco Franco y Bruno Pernadas, tres artistas de diferentes generaciones pero que siempre han mostrado como en sus trabajos hay lugar para las sorpresas. Lo cierto es que de la unión de su talento salen unas composiciones que no se asemejan para nada a lo que hacen los tres por separado. A lo largo de su LP debut titulado Ilha de Plástico, nos vamos a encontrar unas canciones con un fuerte componente electrónico y ambiental, donde las texturas por momentos se mecen de forma apacible para dejar constancia de lo cocinado a fuego lento que resulta este proyecto.

11

~ (Street Mission)

Marinho

La artista lisboeta Marinho ya cuenta con su primer LP, suponiendo uno de los debuts de la temporada en el país vecino. Mostrándonos a lo largo de estos años unos singles donde se desligaba poco a poco de su lado más folk para adentrarse en una vertiente de canción americana donde primaban las melodías pop, ahora ha llegado el momento de demostrar todo su potencial con lo presentado en ~ . A lo largo de esta referencia nos encontramos con unas canciones que combinan un intimismo muy bien medido junto con esos pensamientos reflexivos que pueden surgir en cualquier momento del día. De esta forma es capaz de reflejar una cara de lo más cercana, tratando siempre de lograr unos arreglos de guitarra sencillos pero que puedan enfatizar y juguetear con la melodía principal. Rompiendo de este modo lo que supone la vida apegada a lo rutinario, Marinho logra una carta de presentación de lo más completa donde cada tema tiene una vida especial.

10

Surma (Omnichord)

Surma

Sin lugar a dudas este ha sido el gran año de Surma. La artista de Leiria no ha parado de ofrecer conciertos por todo el mundo presentando los temas de su LP debut Antwerpen, afrontando la recta final del año con un EP homónimo a modo de regalo. En él nos encontramos con cuatro rarezas grabadas para la ocasión, dejándonos una vez más con la esencia tan fascinante de sus composiciones. Despertando de nuevo infinidad de sensaciones en torno a sonidos de lo más cristalinos relacionados con un gran tratamiento de sus instrumentos, estamos ante las dos caras posible de la moneda, ya que de forma concienzuda a escogido momentos de enorme intimidad como los de ‘Yellowing Ivories’ contrastándolos a las mil maravillas con otros más agresivos como los presentes en ‘Wanna Be Basquiat’.

9

Suburbs of Joy (Cão da Garagem)

El Señor

La banda de Braga cuenta ya con un primer LP donde exprimir al máximo sus guitarras, demostrándonos como han dado el gran salto a la hora de aunar melodías robustas junto con un sentimiento melódico endiablado. Los terrenos garageros en los que se mueven han ido acercándose cada vez más a una cierta vertiente punk bastante relacionada con la de sus compatriotas Cave Story, siendo capaces de este modo de encender la mecha en la mayoría de los temas. Por todas estas cosas este trabajo celebra de buena forma esas ganas de juventud eterna e implacable donde todo resulta alcanzable, adentrándose desde el primer minuto en esa necesidad de escapar de uno mismo y verse envuelto en una apasionante aventura cada día.

8

Kompromat (Fuzz Club)

10 000 Russos

La que seguramente sea la banda portuguesa más internacional ha regresado este año con una nueva entrega plagada de interesantes novedades que sin embargo no da la espalda a su característica impronta sonora. Resultando más móviles que nunca dentro de los sonidos heredados de férreo shoegaze y ambientes cortantes, en esta ocasión han apostado por sacar a relucir los ambientes casi drone de una forma de lo más electrizante como bien nos demuestran en la inicial ‘It Grows Under’. Siendo conscientes de la escuela creada alrededor de unas distorsiones de lo más expresivas, las sorpresas no cesan en el apartado de percusiones como bien nos demuestran en una exaltada ‘The People’ con la que culminar la tormentosa cima del trabajo.

7

Culto da Brisa (Spring Toast)

Jasmim

El lisboeta Martim Braz Teixeira nos entregó la nueva referencia de su proyecto insignia Jasmim, encontrándonos ante un LP debut de lo más cautivador en toda su duración. A lo largo de este Culto da Brisa va a saber muy bien cómo encontrar la conexión perfecta entre los sonidos derivados del folklore propio portugués junto con algún que otro rasgo arábigo, al mismo tiempo de aportar un toque lisérgico que es lo que hace despegar definitivamente a los temas. Encontrándonos arreglos de viento de lo más ligeros junto con una instrumentación de lo más orgánica que acaba derivando en fragmentos de lo más psicodélicos como ocurre en ‘Vai Nascer’, Martim es capaz de lograr un peculiar oasis donde sus reflexiones de carácter profundo acaban aflorando de buena forma.

6

A Invenção do Dia Claro (SME Portugal)

Capitão Fausto

La que seguramente sea la banda pop más representativa del panorama portugués actual ha logrado otro trabajo difícilmente olvidable, encontrándose más arropados que nunca instrumentalmente, todo ello con el objetivo de hacer crecer unas canciones de corazón cálido y melodías eternamente tarareables. Sabiendo muy bien cómo ponernos nostálgicos a través de temas como ‘Certeza’ pero también alcanzando el bonito efecto de lo despreocupado como es el caso de ‘Sempre Bem’, este trabajo destaca por el poder de hacer que las cosas sencillas pero totalmente brillantes posean una vez más esa sensación de estar ante algo genuino. Así es como Capitão Fausto siguen marcando una leyenda que fascina desde sus inicios.

5

Ta’ Sol (Autoeditado)

Catarina Branco

El año no pudo comenzar de mejor forma para Catarina Branco. La artista de Caldas Da Rainha publicó su primera referencia dejándonos con un conjunto de 5 canciones que bucean por el encanto del pop casero y espontáneo. Así es como nos muestra unos temas que rebosan una completa naturalidad, capturando pequeñas ideas para convertirlas en canciones donde el buen gusto por las pequeñas atmósferas acaba floreciendo. Desde un tema dedicado al clítoris, hasta la pérdida de una amiga, todo ello afrontado con la precisa carga sentimental que requieren ambas situaciones. Adentrándose una línea de lo más interesante entorno a ese pop de lo más envolvente que artistas como Alice Boman vienen desarrollando en los últimos años, Catarina sabe cómo aprovechar los recursos que tiene a mano para lograr unas canciones que poco a poco van ganando energía.

4

A Ver O Que Acontece (Cafetra)

Sallim

Desde Lisboa Sallim ha sabido cómo lograr uno de esos debuts de pop plácido, donde cada melodía apunta en todo momento hacia un lugar mejor. Como quien habla de sus asuntos personales de una forma serena a sus amigos, nos encontramos con unas canciones que surcan los entresijos propios del amor, las decisiones vitales más importantes o la forma de sentirse mejor. Todo ello resulta recubierto de buena forma por una instrumentación sin sobresaltos pero ejecutada con un énfasis especial en el apartado melódico, logrando de esta forma esa pasión porque todo resulte cercano. Saltando sin ningún tipo de miedo a la jungla que supone superar la adolescencia y lanzarse a la vida adulta, el diario mostrado por Sallim resulta cuanto menos realista e impresionante.

3

Aurora (Leitura Tropical)

Sensible Soccers

Sensible Soccers están de regreso tres años después de la publicación de Villa Soledade, mostrándonos un nuevo trabajo de lo más cuidado. La formación hasta el momento se había movido en esa parte de la electrónica que más juega con los ritmos propios del post rock, ofreciéndonos bajo sus composiciones una bonita catarata de modulaciones y ambientes que acaban girando hacia lo intrépido. Sin embargo esto parece cambiar en su nueva referencia. En esta ocasión el grupo salta hacia un lado más contemplativo, encontrando nuevos componentes atmosféricos más absorbentes que nunca, a la par de dejar constancia de nuevas influencias de carácter folclórico. Estamos por lo tanto ante un trabajo donde serenan sus revoluciones, reflejando una vez más la buena mezcla que son capaces de sacar a partir de la combinación de sonidos orgánicos e inorgánicos. En definitiva, un paso hacia adelante que llega por una vía de lo más introspectiva.

2

Chove na Sala, Água nos Olhos (Cafetra)

Maria Reis

Maria Reis, aparte de integrar junto a su hermana Júlia el dúo Pega Monstro, también nos muestra sus canciones en solitario como ocurre en su segundo trabajo Chove na Sala, Água nos Olhos. La artista lisboeta se ha decantado por facturar unas canciones donde el componente rítmico se encuentra de lo más marcado, alternando entre momentos donde saca a relucir una experimentación pop muy relacionada con juguetear a través de sonidos acústicos. Sin perder de vista las descargas punk presentes en Pega Monstro, Maria sabe muy bien como conservar su carácter más enérgico en canciones como ‘Automático’, haciéndonos ver como este es un trabajo de contrastes bien medidos. Al mismo tiempo logra que cada una de las piezas de esta entrega tenga un toque de espontaneidad de lo más entusiasmante a la hora de escoger unas temáticas que van desde la profunda decepción que causan la personas hasta la búsqueda de cómo encajar en las relaciones amorosas.

1

O Sol Voltou (Cuca Monga)

Luís Severo

Luís Severo es uno de esos compositores que son incapaces de facturar una canción que no esté cargada de un gran sentimiento y capacidad de observación, encontrando en sus composiciones aquella ventana abierta hacia expresiones interiores de lo más serenas pero apasionantes. Después del excelente LP homónimo publicado en 2017, parecía difícil que pudiese establecer un listón más algo, sin embargo lo ha vuelto a conseguir con este O Sol Voltou. La presencia prácticamente durante todo el trabajo de una guitarra clásica ejecutada con extrema delicadeza nos acerca de lleno al corazón de la propuesta, sintiendo más de cerca como los ritmos tropicales toman más protagonismo que nunca pero sin hacerlo de una forma descarada, sino encontrando la perfecta dosis de apacibilidad a la que nos conduce el lisboeta. Tan solo tenemos que escuchar ‘Primavera’, el primer tema del disco, para sentir de lleno como se estructura todo en torno a este instrumento, divagando poco a poco a través de arreglos que aportan un plus de intensidad en ciertos momentos. Solo así se puede mostrar la cara más romántica del músico, aquella en las que las estampas resultan arrebatadoras, identificando al mismo tiempo libertad y amor.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *