Entrevistamos a

Seda

"Nuestro proceso compositivo es muy libre y como siempre estamos buscando cosas que nos estimulen, cada cual tiene mucha cancha para aportar lo que le apetezca."

Por -

Nunca sabes por donde te pueden salir los vigueses Seda. Si en su segundo EP titulado Fer fueron capaces de dar rienda suelta a estructuras de hip hop electrizante con su punto jazz, en esta ocasión regresan con cinco nuevos temas dónde hacen relucir sus melodías más poperas desde un punto de vista sintético de lo más pegajoso. A lo largo de este nuevo Segundo Impacto nos encontramos ante una banda que se apunta a unos sonidos más coloridos, tratando que la electrónica presente sea un vehículo perfecto para que los temas tomen un mayor vértigo que sus antecesores. Jugueteando con una faceta rítmica que nos pone en mente bandas como The Ruby Suns, canciones como ‘Escombro’ saltan hacia un mayor lado despreocupado, jugando con la cara más difusa y alterada del tropicalismo. Esa sensación de improvisación pero coherencia a lo largo de la obra se hace de lo más patente en la recta final de este tema, donde incorporan unas voces a modo de estado de alerta con las que lograr que el tema se adentre en una espiral de agradable desconcierto. Aprovechando lo reciente de este trabajo, los entrevistamos.

Seda resulta un proyecto de lo más completo, donde al final no podemos identificar una vertiente o género musical muy definido. ¿Desde dentro sentís que sois una banda que maneja un montón de variedad sonora?

No nos lo planteamos mucho en ese sentido, pero es verdad que a la hora de componer solemos seguir nuestra curiosidad más que cualquier otra cosa. Lo cierto es que a veces intentamos hacer temas en una línea más cohesionada, como más coherente, pero al poco esa intención sale por la ventana y ya estamos dándole a algo diferente.

 

Seguramente el hecho de formar parte de bandas gallegas tan dispares entre sí como Dois, Jay o Pálida ha propiciado que cada uno aporte algo bien diferente. ¿Sentís que Seda es el punto de encuentro de vuestros gustos en común o lo veis más bien como un rompecabezas de las cosas que os molan a cada uno por separado?

Es un poco ambas cosas en realidad. Nuestro proceso compositivo es muy libre y como siempre estamos buscando cosas que nos estimulen, cada cual tiene mucha cancha para aportar lo que le apetezca.

En vuestro segundo EP Fer nos encontramos ante vuestra cara más electrónica y en cierta medida más caótica, sintiendo como ‘Cueva Negra’ y ‘Trenzas’ aparecían con giros inesperados realmente fascinantes. ¿Creéis que en este EP explorasteis vuestros límites a la hora de llegar al mayor extremo electrónico?

Nos alegra mucho que encuentres ese caos fascinante. Lo cierto es que después de Fer hemos intentado buscar una mayor cohesión estilística, como comentábamos antes, pero es lo de siempre: a ver cuánto dura ante de que nos cansemos y salgamos por otra tangente...

"A veces intentamos hacer temas en una línea más cohesionada, como más coherente, pero al poco esa intención sale por la ventana y ya estamos dándole a algo diferente. "

Algo que también me llamó la atención es la forma tan agresiva en la que rapeáis en ‘Trenzas’, un poco a lo vieja escuela. ¿Creéis que la expresión rap os permite ser más directos que de cualquier otra forma?

Dentro de nuestros registros vocales, probablemente sea la forma más agresiva que tenemos, pero directas son todas. Tanto a nivel vocal como instrumental somos bastante directos y, ocasionalmente (en especial en los conciertos) somos muy agresivos con el tipo de texturas y sonidos que usamos.

A finales del año pasado llegó Segundo Impacto, un EP donde mostrabais una cara quizás más popera en lo melódico. ¿Buscasteis un poco lograr un claro contraste entre los dos EPs?

Más que un contraste, buscábamos crear un EP cuyas canciones fueran algo más coherentes entre sí, no tanto cada una de su padre y de su madre...

Me imagino que la forma de trabajar los temas de este nuevo EP habrá sido bastante diferente respecto a los anteriores, pudiendo identificar en este caso más capas. ¿Ha habido bastantes cambios en este sentido para lograr estas nuevas canciones?

La experiencia de componer en una banda exclusivamente formada por instrumentos electrónicos es nueva para todos, de modo que constantemente estamos haciendo ajustes y probando cosas en busca de una fórmula que nos sea cómoda y que nos permita conseguir un sonido estable y compacto. De ciertas acotaciones en el método compositivo surgieron estos nuevos temas, pero más allá de esa intención que teníamos de darles un empaque más cohesionado, salieron así de forma muy natural, del mismo modo que las canciones nuevas que estamos preparando ya siguen una línea un tanto diferente...

El apartado rítmico también es otra de las cosas que llama mucho la atención en esta ocasión, acercándoos un poco a la explosividad y frescura de bandas como Animal Collective o incluso El Guincho. ¿Sentís que esta es la base en la que se sustentan buena parte de los temas de este segundo EP?

Animal Collective y Panda Bear son referentes enormes para nosotros en la música contemporánea, y sí que es cierto que en este nuevo EP hay mucho de esos ritmos y sonoridades enrevesados.

"Tanto a nivel vocal como instrumental somos bastante directos y, ocasionalmente (en especial en los conciertos) somos muy agresivos con el tipo de texturas y sonidos que usamos."

Me mola un montón el giro radical que pega ‘Escombro’ hacia su final, agitándose al máximo y apareciendo unas voces cargadas de sentimiento. ¿Cómo surgió llevar el tema por este camino?

¡Muchas gracias! A nosotros también nos gusta mazo, y es muy divertido de llevar al directo.
Surgió como casi todas estas cosas: probando. En este caso es una parte que se basa en un sample que trajo Brais. Creo que un día se puso a dispararlo a lo loco mientras ensayábamos y fue la de “Oye, pues podríamos hacer una parte con eso...”. Y así se escribe la historia, a base de casualidades.

Parece que últimamente en Galicia, en buena parte gracias a lo que monta gente como La Melona, está habiendo una mayor abundancia de grupos, o al menos mayor visibilidad. ¿Sentís que la gente se anima a hacer más cosas por allí ahora o creéis que al final sois los mismos perros con distinto collar?

La proliferación de bandas en Galicia es una constante desde hace décadas, aunque sí que es cierto que hay mucha gente participando en varios proyectos a la vez. Desde La Melona están haciendo una labor gigantesca para dar voz a muchas bandas, son una gente súper entregada a la causa y no podríamos estarles más agradecidos.

"La experiencia de componer en una banda exclusivamente formada por instrumentos electrónicos es nueva para todos, de modo que constantemente estamos haciendo ajustes y probando cosas en busca de una fórmula que nos sea cómoda y que nos permita conseguir un sonido estable y compacto. "

Ahora que ya contáis con dos EPs, ¿tenéis alguna nueva canción ya terminada o planes de grabación futuros con vista a publicar una nueva referencia?

En este momento tenemos tres canciones nuevas que siguen el camino pop, pero sonora y rítmicamente se alejan de lo que hicimos en Segundo Impacto. Aún no hemos decidido si grabaremos otro EP o nos lanzaremos a por un LP, por ahora estamos trabajando en un par de videos para temas de Segundo Impacto tengan un poco más de visibilidad.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

¿Qué opináis del estado actual de la comedia romántica, en cualquiera de sus manifestaciones?

Del mismo modo tenemos una para vosotros a cargo de Lias de Fat White Family: ¿qué es lo peor del suicidio?

Los motivos que te llevan a él.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *