Entrevistamos a

Hoops

"Nuestras vidas cambiaron bastante drásticamente cuando empezamos a dedicarnos a esta banda a tiempo completo, y eso inevitablemente implicó que nos peleáramos con ciertas personas, y ahí es donde entra el lado amargo. Aparte de eso, solo queríamos hacer canciones que fueran buenas al escucharlas."

Por -

Hoops son una de esas formaciones capaces de edulcorar el pop con lo más mínimo, logrando con su LP debut Routines uno de los trabajos de baja fidelidad del año. Sus canciones son capaces de replegarse sobre sí mismas, dibujando múltiples melodías guitarreras que se enlazan unas con otras consiguiendo el efecto que tanto nos gusta de los sonidos jungle. Sin embargo la banda de Bloomington va mucho más allá de instalarse en el confort que recrea todo este juego de estrofas tan huidizas como cabizbajas, encontrando un punto más que hipnótico y casi sumido en el vaporwave como es el caso de temas tan redondos del corte a ‘On Top’. Giros de lo más agradables que acaban extendiéndose a elementos adicionales como unos teclados que irrumpen en el momento perfecto para aportar esas dosis de brillo que nunca llega a cegar pero que insufla un entusiasmo moderado. Mostrando la sensación de vivir siempre muy dentro de su cabeza, sin lugar a dudas la joven formación ha sabido como desplegar todo lo bueno mostrado en sus tres primeros EPs. Aprovechando lo mucho que nos gustan y nuestra admiración por su breve pero destacada trayectoria, los entrevistamos.

Hoops apareció inicialmente como el proyecto en solitario de Drew. Ahora sois una banda formada por 4 personas, ¿las decisiones sobre la composición son tomadas por todos los miembros?

Acostumbramos a escribir las formas básicas de las canciones por separado y luego las trasladamos al grupo para refinarlas. Cada uno de nosotros tenemos nuestros respectivos puntos fuertes como compositores así que conseguimos completar las canciones en su forma final. Es bastante colaborativo en este sentido.

 

Desde que lanzasteis vuestras tres cintas hasta ahora que tenéis un LP de debut, creo que el sonido de la banda ha sido muy coherente. ¿Creéis que habéis encontrado un sonido de guitarra muy particular?

Sí, por supuesto, hemos intentado ampliar el sonido un poco más con el LP e introducir algunas nuevas texturas con sintetizadores y percusión, pero mucho –hasta ahora- ha estado bastante centrado en las guitarras. Cuando la banda comenzó tendíamos a hacer una gran cantidad de sonidos tipo shoegaze centrados en guitarras muy pesadas, esto ha quedado por el camino hasta llegas a las cintas y los EPs / LP.

Hablando más sobre esto, ¿al principio este sonido reconocible estaba más conectado con la ausencia de medios y luego continuó como una marca distintiva o fue algo muy predeterminado todo el tiempo?

Hicimos nuestras primeras tres cintas casi exclusivamente en una máquina de casetes de 4 pistas, pero tratamos de sacar el máximo partido de lo que se puede hacer con estas máquinas. Como por ejemplo conseguir que las grabaciones tuvieran la mejor calidad posible manteniendo a la vez un sonido más lo-fi. Ha sido parte de nuestra identidad como grupo por un tiempo, pero eso no significa que no podamos probar cosas nuevas en futuras grabaciones. Uno de nuestros amigos acuñó el término "media-fi", así que creo que vamos a apostar por ello la próxima vez.

"Uno de nuestros amigos acuñó el término "media-fi", así que creo que vamos a apostar por ello la próxima vez."

En vuestra música aparecen grandes influencias que podrían ser sacadas del power pop hasta el dream pop de grandes bandas como Wild Nothing. ¿Creéis que la música contemporánea con la que crecisteis fue decisiva para desarrollar este proyecto?

Definitivamente lo fue. Una de las encarnaciones anteriores de la banda en realidad tocó covers de bandas como Real Estate y Deerhunter, que fue realmente nuestra mierda durante la secundaria. Hoy en día tratamos de escuchar un amplio abanico de música, no exclusivamente vieja o nueva, y sólo buscamos inspiración en partes pequeñas de las canciones, como la manera en la que funciona un groove de batería, o un estilo de canto.

Vuestras canciones siempre contienen melodías fuertes, siendo siempre la parte que guía las canciones. En el momento de componer una canción, ¿siempre comenzáis con una melodía clara?

No necesariamente, pero eso sí juega un papel importante en la forma en que las canciones salen. Nos gusta llamarlo "encontrar el ambiente", lo que significa que sólo tenemos una idea general de la forma en que deseamos que la canción transmita y luego construimos a partir de ahí. La post-producción es muy importante en este sentido también; la mezcla para nosotros es tan importante como las propias canciones.

Vuestras primeras tres referencias fueron lanzadas en casete algo que encaja de buena manera con el espíritu DIY y los orígenes en un dormitorio de la banda. ¿Creéis que la publicación de algo hoy en día en casete tiene un atractivo extra en el mercado?

Los casetes son divertidos y baratos, y a nosotros mismos nos gusta coleccionarlos. Estoy seguro de que comenzó como una cosa guay DIY, pero nosotros publicamos en casete sólo por la novedad que viene con él.

Vuestro primer LP Routines contiene una gran producción, mejorando algunas de las canciones que aparecen en grabaciones anteriores. ¿Teníais claro qué cambios debían tener las canciones anteriores que elegisteis incluir en él?

Más o menos. Para las canciones de las cintas que elegimos incluir en el LP, simplemente nos gustaban mucho y sentíamos que las grabaciones en casete no les hacían justicia. Nos apeteció rehacerlas con mejores herramientas para su producción, podíamos hacerlas sonar mucho más grandes y satisfacer mejor la idea original que llegó durante su composición. Experimentamos un poco con la adición de piezas e instrumentos, pero la idea estaba bastante clara desde el principio.

"Hoy en día tratamos de escuchar un amplio abanico de música, no exclusivamente vieja o nueva, y sólo buscamos inspiración en partes pequeñas de las canciones, como la manera en la que funciona un groove de batería, o un estilo de canto."

En el LP también parece que las percusiones han ganado más protagonismo. ¿Habéis tomado otro enfoque en el LP diferente de lo que habíais estado haciendo?

El LP fue el primer álbum que hicimos en un estudio apropiado, así que honestamente no sabíamos lo que queríamos. Tuvimos la suerte de trabajar con un ingeniero que entendió eso, así que nos ayudó a explorar el potencial de cada canción con todo lo que teníamos a nuestra disposición en el estudio. Al final lo mezclamos nosotros mismos, lo cual fue probablemente la parte más difícil pero también la más importante. Las canciones suenan como lo hacen debido a cuánto tiempo dedicamos a que cada parte de cada canción suene de una manera específica.

'Benjals' llamó mucho mi atención por ser la única canción instrumental en el disco y la celebración en una melodía persistente que experimenta variaciones. ¿Esta canción aparece de vuestra capacidad de improvisar?

‘Benjals’ fue escrita y arreglada con bastante rapidez y de manera impulsiva, por lo que qué menos improvisación que sólo estimular la inspiración del momento. La sincronización y las partes móviles hacen que parezca algo complicado, pero en su corazón es una canción bastante simple, y sólo queríamos divertirnos grabándola.

Refiriéndome a las letras, creo que son bastante cálidas pero tienen un lado amargo. ¿Creéis que su contenido está relacionado con la madurez?

Esto es definitivamente parte de las canciones, pero el asunto inicial sobre el que tratan, en muchas ocasiones ya se encuentra bastante lejano para nosotros. Algunas de las canciones son muy viejas y realmente no tienen mucho significado más allá de ser sólo canciones, pero las pistas más nuevas fueron escritas cuando estábamos pasando por momentos de mierda con amigos o con nuestras parejas. Nuestras vidas cambiaron bastante drásticamente cuando empezamos a dedicarnos a esta banda a tiempo completo, y eso inevitablemente implicó que nos peleáramos con ciertas personas, y ahí es donde entra el lado amargo. Aparte de eso, solo queríamos hacer canciones que fueran buenas al escucharlas.

Aparte de Hoops, Drew toca en Permit y Kevin tiene su propio proyecto en solitario. ¿Creéis que existe una conexión en el estilo y la inspiración mutua entre estos proyectos?

En realidad no, quiero decir que todos estamos escribiendo canciones todo el tiempo, y no todas ellas encajan en el estilo de Hoops. Nos sentimos entusiasmados con las cosas que cada uno hacemos, pero en lo que respecta a la inspiración, para Hoops viene de un lugar similar y gustos similares que todos compartimos, y todo lo demás proviene de un millón de otras cosas.

"Sólo tenemos una idea general de la forma en que deseamos que la canción transmita y luego construimos a partir de ahí. La post-producción es muy importante en este sentido también; la mezcla para nosotros es tan importante como las propias canciones."

Tocasteis el año pasado por primera vez en España en el Primavera Club, el hermano pequeño del Primavera Sound. ¿Qué recordáis de esta experiencia?

Esa fue la primera vez que tocamos en el extranjero, y fue una especie de concierto de mierda para ser muy honesto. Todos teníamos un jet lag enorme, dos de nuestras guitarras se dañaron en el vuelo, y el teclado que alquilamos era bastante inútil, lo que implicó que nos estresáramos mucho al principio. Sin embargo, en el momento en que realmente tocamos, habíamos encontrado sustitutos adecuados para las cosas que se habían jodido y estábamos todos de mejor humor y en realidad probablemente hicimos el mejor concierto de toda esa gira. Así que fue lo mejor y lo peor al mismo tiempo (risas).

En todas nuestras entrevistas nos gusta pedir a nuestros entrevistados que dejen una pregunta para la próxima banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Qué almorzaste hoy?

Como habréis podido adivinar a partir de la última pregunta, tenemos una pregunta de la banda española Nine Stories: ¿Cómo detectas que una canción que escribiste es buena? Para determinar esto, ¿te enfocas en los acordes, la melodía o algún ritmo en concreto?

Maldita sea, esa pregunta es mucho mejor que la que acabo de escribir (risas). Por lo general, lo que hace que me guste una canción o no es la forma en que todas las partes fluyen las unas con las otras, por lo general después de arreglarlas y volver a arreglarlas varias veces. Se tarda una eternidad, pero quieres un buen equilibrio, no demasiadas partes móviles que amontonen el arreglo, sin progresiones de acordes que se arrastren y aburran a todo el mundo (a menos que eso sea lo que estés buscando).

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *