Entrevistamos a

Flock of Dimes

"Creo que la capacidad de avanzar depende de nuestra capacidad de perdonarnos a nosotros mismos, pero también de liberarnos sabiendo perdonar a los demás."

Por -

Jenn Wasner ha logrado con Head of Roses uno de esos discos donde se percibe desde la primera escucha como la artista se ha volcado de lleno en todo lo que implica exponer sus reflexiones más demoledoras, miedos y cualquier tipo de vulnerabilidad. En un contexto marcado por el aislamiento del confinamiento y agudizado por el dolor de una ruptura, la artista norteamericana encontró un espacio con el que volcar en estas nuevas canciones momentos donde lo desolador lo impregna todo. Contando con Nick Sanborn de Sylvan Esso como encargado de la co-producción, se pusieron manos a la obra a la hora de lograr que este conjunto de canciones tuviese una vida extra a través de arreglos minimalistas muy relacionados con amplificar todos esos pensamientos interiores que  resultan tan complicados de procesar. Por lo tanto, esta obra supone una nueva cima dentro de la carrera de una artista que a lo largo de estos años nos ha entregado trabajos brillantes al frente de Wye Oak, comprobando como en su carrera en solitario su visión introspectiva de todo lo que la rodea la ha llevado muy lejos. Aprovechando lo reciente de este lanzamiento, hemos tenido el inmenso placer de poder hablar con ella, mostrándonos todas las entrañas que esconden estas canciones.

La mayoría de este disco fue compuesto durante el período de confinamiento causado por la pandemia. ¿Consideras que escribir las canciones bajo estas circunstancias te permitió incluso reflexionar mejor acerca de todo lo que querías incluir en ellas?

Creo que sí. Al principio de la cuarentena hubo una serie de eventos que me asilaron incluso aún más durante este período. Debido a la dureza de la situación vivida durante este tiempo, creo que dejé de lado los mecanismos para tratar de superar los momentos duros de mi vida que había empleado en otras ocasiones. Así que dentro de lo abrumador de esta situación, no tuve más remedio que apoyarme en lo que tenía a mi alcance, algo que básicamente era sentarme conmigo misma lidiando con muchos de estos sentimientos y experiencias dolorosas e incómodas.

La música era una de las únicas formas que me quedaban para poder procesarlo todo y reconfortarme. Por lo tanto, terminé escribiendo mucho en un período muy corto de tiempo. Pero a nivel personal, así como a nivel creativo, siento que la todos los avances y la cantidad de comprensión para conectar con algunas verdades sobre mí misma ha sido algo totalmente incomparable a otras etapas de mi vida. Fue una experiencia realmente importante que había que pasar, aunque lógicamente no fue particularmente agradable.

 

Tú misma te encargaste de la producción de los anteriores trabajos, teniendo todo el control sobre los diferentes procesos implicados en ello. Sin embargo, en este nuevo disco has contado con Nick Sanborn de Sylvan Esso. ¿Sentiste que necesitabas una visión externa en tus canciones y por eso trabajaste con él?

Bueno, había muchas razones para trabajar con él. Quiero decir, Nick es uno de mis mejores amigos y también es mi vecino. Vivimos muy cerca, sobre todo cuando llega el invierno. Debido a la proximidad de nuestras viviendas como a nuestra amistad, literalmente, tenía una buena perspectiva de todo lo que pasaba a nuestro alrededor en ese momento. También lo admiro mucho como productor y la privilegiada mente musical que tiene, con unas habilidades increíbles en el aspecto técnico, de la creación, la resolución de problemas que aparecen y una especie de toma de decisiones que ayuda a conectar las ideas con la realidad. Pero también es capaz de encarar el espacio emocional y el lado poético de la creación de canciones. Es simplemente increíble en lo que hace. De modo que llegó una situación perfecta ya que estábamos en cuarentena y las pocas personas que veía durante esos días eran Amelia y Nick. Solo así fue posible la producción del disco en un momento tan complicado.

Precisamente la canción ‘Hard Way’ me recuerda mucho a la forma de trabajar con capas sintéticas intermitentes que tienen Sylvan Esso en su último trabajo. ¿Crees que Nick tuvo mucho que ver con la aproximación final de este tema?

Nick y yo hicimos esa canción juntos, pero se basó en un demo que hice. Realmente quedó muy similar, por lo que definitivamente tenía mi dirección. Creo que por lo general siempre tengo con una idea muy clara acerca de como debe de sonar una canción. También creo que tuvieron lugar algunos accidentes felices en la creación de lo que terminó siendo la versión del disco, algo que no habría sucedido sin él. Así que sí, quiero decirque fue una experiencia mágica muy interesante la que llevamos a cabo juntos. Cuando hicimos esta canción, intentamos pensar que estábamos haciendo una maqueta, que era como una versión de la canción que más tarde desarrollaríamos en el estudio. Pero al final nos gustó mucho. Y tenía esta extraña energía desquiciada que nos dimos cuenta cuando la terminamos al final de la tarde. Probablemente no seríamos capaces de superar el ambiente que sugería, ya sabes, hay una verdadera fragilidad en el tema, mis voces son muy ásperas. Teníamos que capturar esa energía inestable, creo que era realmente importante para ambos.

"Así que dentro de lo abrumador del confinamiento no tuve más remedio que apoyarme en lo que tenía a mi alcance, algo que básicamente era sentarme conmigo misma lidiando con muchos de estos sentimientos y experiencias dolorosas e incómodas. "

En este álbum aparecen colaboraciones muy destacadas de artistas como Meg Duffy, Matt McCaughan o Adam Schatz. ¿Estas colaboraciones surgieron por casualidad o tenías claras las personas a las que querías involucrar en el disco?

Estaba muy feliz de tenerlos en la ciudad para trabajar con ellos, porque realmente admiro su forma de tocar. Estuvimos muy unidos durante esos días, así que fue algo muy especial poder verlos y hacer música con ellos en ese momento. Adam estuvo en realidad viviendo durante un mes aquí. Él y su pareja escaparon de la ciudad de Nueva York, como muchas personas trataron de hacer durante el pico de la pandemia allí. Así que se vinieron y estuvimos viviendo en el estudio. Realmente fue una casualidad, ya que no había planeado tenerlo tocando en el disco, pero sentía que si ocurría, iba a ser perfecto. En aquellos días él estaba justo en la casa pasando el rato. Así que podía llamarlo en todo momento y hacer que viniera a tocar los temas.

‘2 Heads’ fue compuesta en 2015, sin embargo ve la luz en este nuevo disco. ¿Desde un primer momento sentiste que esta canción conectaba muy bien con el resto de temas del disco?

Sí, en realidad es interesante, porque al final muchas de las canciones son de este período de tiempo tan condensado que viví últimamente. Así que mucha gente se pregunta como puede funcionar una canción antigua tan bien con las demás. En realidad, cuando la escribí, tenía la sensación de que era la primera pista de lo que sería el próximo disco que hiciese. Creo que hay algo en sus primeros versos acerca de los momentos de zozobra que quería transmitir. Pero también me di cuenta de que encajaba en este grupo de canciones, que a pesar de la separación temporal entre su escritura, en todo momento pretendían comprender como el amor y el desamor conviven constantemente. Esa forma de amar y procurar moverse por la vida sin causar daño a los demás.

Por lo tanto hay que ser consciente que durante tu vida serás receptora y también serás fuente de amor y desamor. Y eso es inevitable. Suena realmente como tener dos cabezas, una dualidad que me gustaba en la exploración de esta temática, pudiéndola aplicar a otras áreas diferentes de mi vida. En el proceso de escribir esta canción, estaban ya en mi cabeza algunas de estas ideas, pero era sólo el comienzo de ese proceso y todavía tenía que expandirse en todas otras áreas de mi vida, algo que llegó tarde, cuando estaba escribiendo "Head of Roses".

 

En la canción ‘Lightning’ incluiste algunos momentos de lo más poderosos con frases reveladoras como "When you dressed me in a different skin I forgot who I am". ¿Consideras que a lo largo de estas canciones indagaste en lo necesario que es que cada persona se pueda sentir independiente a pesar de estar involucrado de lleno en una relación?

Me alegro de que hayas destacado esa línea, porque estoy realmente orgullosa de esa frase. Obviamente hay muchos momentos en el disco en que trato de reconciliar entre sí, como son la independencia y la necesidad de sentir un vínculo muy importante con otra persona. Esta línea de la canción trata en particular de la proyección. Creo que gran parte de la conexión con otra persona se basa en sentir que te ven por lo que eres. Y puede ser muy perturbador cuando sientes que la plenitud de tu persona se alcanza cuando sientes que estás proyectando lo que crees que quieren de ti, en lugar de tratar de que abrazan o comprendan la totalidad de lo que realmente eres. Esa experiencia es realmente chocante y bastante trágica. No ser capaz de cerrar la brecha, de comunicarse de alguna manera, y de mostrar a otra persona la totalidad de tu ser cuando, porque están demasiado involucrados en esta ilusión que has creado. Y todos lo hacemos hasta cierto punto, pero es algo muy doloroso sentirlo de lleno.

En la nota de prensa del disco, mencionas algo muy importante como es la habilidad para perdonar y asumir la responsabilidad de tus propios actos. ¿Consideras que componer estas canciones te ha ayudado a la hora de saber llevar mejor todos estos procesos?

Sí, absolutamente. Creo que parte del proceso de hacer este disco y analizar lo que me estaba pasando tenía que con como me encontraba en una situación en la que yo, sabía que era responsable de causar dolor a alguien que me importaba, pero también estaba siendo herido por otra persona al mismo tiempo. Ante una situación así es complicado protegernos del dolor y no caer en la típica situación de tú eres el villano y yo soy la víctima. Hay que verlo todo desde ambos lados simultáneamente. Una gran parte de lo que estaba tratando de lograr era el auto perdón. Pero en esta situación me di cuenta de que era imposible perdonarme a mí misma y tener compasión por mis acciones y mis errores sin transferir ese mismo perdón, esa misma comprensión y esa misma compasión a las personas que me hicieron daño. A veces me inclinaba a simplemente querer perdonar a otra persona antes de estar preparada a querer perdonar a otra persona y seguir sintiéndome culpable y avergonzada de mis propias acciones. Pero creo que son dos caras de la misma moneda. Creo que la capacidad de avanzar depende de nuestra capacidad de perdonarnos a nosotros mismos, pero también de liberarnos sabiendo perdonar a los demás.

"Por lo tanto hay que ser consciente que durante tu vida serás receptora y también serás fuente de amor y desamor. Y eso es inevitable. "

Debido a la fuerte carga emocional y reflexiva que ha supuesto componer este disco, ¿consideras que escribir estas canciones ha sido útil para descubrir sentimientos y partes de ti misma de las que no eras consciente?

Por supuesto. Creo que una parte de escribir un disco es la composición de la música y otra parte es dedicar tiempo a la auto-reflexión, una auto-reflexión profunda y honesta, que es algo que creo que había estado evitando durante mucho tiempo mediante múltiples tácticas. Creo que estaba involucrada constantemente en un estilo de vida basado en el movimiento continuo y dedicación a mi trabajo, no sentándome nunca a convivir con con el tipo de auto-reflexión que tendría que tener para desenterrar algunas de estas verdades más profundas y dolorosas sobre las motivaciones detrás de mi comportamiento. Y sí, creo que en muchos sentidos estoy agradecida por esta experiencia y porque al final he podido dudar, forzándome a no huir de mí misma y a no huir de la incomodidad de desentrañar algunas de estas cosas.

Hablando sobre tu anterior EP Like So Much Desire, publicado el año pasado, algunas de estas canciones, especialmente 'When the Body Does Not', están bastante relacionadas en su contenido con todo lo que muestras en Head of Roses. ¿Consideras que el contenido de ambos trabajos está muy relacionado o lo ves muy independiente?

Creo que están vinculados. En realidad So Much Desire aspiraba a ser un LP. Pero a medida que empecé a escribir más y más en esa ventana de tiempo, comenzó a convertirse en algo que tal vez no había esperado, por lo que terminé con una colección diferente de canciones. Entonces tenía estas canciones que realmente me gustaban y estaba muy orgullosa de ellas y que temáticamente encajaban. Así que tenía sentido, el querer compartirlas y agruparlas de esta forma. Pero me gustó mucho que Head of Roses llegase separado, porque gran parte de ellas se compusieron a partir de esta ventana de tiempo muy comprimida que me abrió los ojos hacia algo nuevo.

"Por lo tanto hay que ser consciente que durante tu vida serás receptora y también serás fuente de amor y desamor. Y eso es inevitable. "

‘Walking' y 'Awake for the Sunrise' son dos hermosas canciones donde muestra un lado más relacionado con la canción americana. Aunque estos sonidos no son los predominantes en el disco, ¿consideras que este género ha sido importante a la hora de influenciar tu música?

Absolutamente. No me gusta limitarme a mí misma, ya sabes, creo que hay un mundo de música por descubrir y una de las partes más alegres de mi vida es poder experimentar y consumir muchos sonidos y estilos diferentes. Pero sí, quiero decir que he escuchado música country toda mi vida, pero la música folk no la he mostrado en muchas de las canciones que he hecho hasta el momento. Creo que una parte de mí lo evitó durante mucho tiempo por razones que no tengo del todo claras en este momento. Mientras que ahora simplemente sentí que hay un momento y un lugar donde merecía la pena que entrara.

La canción ‘No Question’ me llama la atención por la forma en la que está construida, sonando muy recogida al principio y gradualmente aportando un apartado más ambiental. ¿Cómo surgió este tema?

Me alegro de me menciones esta canción, la gente no me pregunta mucho por ella, pero es una de mis favorita. Estoy muy contenta con como quedó. Experimenté mucho con ella. En realidad, cada tema prácticamente ha surgido de una forma. Muchas de las canciones que he escrito, tenía un concepto primero en la cabeza, y luego traté de hacer ingeniería inversa para lograr una canción basada en ese concepto. Mientras que cuando escribí ‘No Question’, estaba sufriendo mucho, tenía mucho dolor, y no quería hacer caso a las diferentes formas de calmarme a mí misma. Cantar tiene mucho que ver con la respiración y con la experiencia física de la misma, muy calmante y relajante para el sistema nervioso. Así que creo que cree esa especie de zumbido que tiene el tema poder cantar sobre él. Cuando lo escuchas al principio solo parecen sonidos vocales, porque estaba cantando notas muy largas. Me resultaba bastante relajante y calmante, al mismo tiempo de alejar algunos de los dolores que sentía, que en ese momento eran muy físicos. Por lo tanto este tema está relacionado con ese tipo de experiencia corporal somática por la que atravesaba.

 

Creo que a lo largo del disco has logrado un conjunto muy diversos de canciones, pero mirando a la obra en su conjunto creo que la unión de los temas resulta muy coherente. ¿Pensaste mucho en la forma en la que las canciones interactuaban unas con otras o incluso trataste de alcanzar alguna especie de narrativa?

Bueno, en realidad estábamos tratando de hacer ambas cosas. Nick y yo hablamos mucho de querer hacer un disco que fuera capaz de mostrar todos los lados diferentes de mis múltiples personalidades musicales, sin dejar de percibirlo todo como un conjunto cohesivo. El poder darle esa cualidad de mixtape, pero haciendo que se percibiese como si estuviera conectado y unificado. Así que una de las múltiples razonas por las que estoy tan orgullosa del disco es porque realmente siento que hemos logrado que las canciones son todas muy diferentes entre sí pero de alguna manera suenan como si estuvieran conectadas.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

Mi pregunta es: ¿hay alguna parte de no poder ir de gira en la pandemia que haya sido realmente positiva?

Tengo una de Another Michael para ti: si pudieses tocar cinco noches seguidas en una misma ciudad, ¿qué ciudad sería y por qué?

Buena pregunta. Ni siquiera sé si tengo tantas canciones para tocar cinco noches seguidas. Ya sabes, creo que voy guiar por mi instinto y decir Los Ángeles solo porque me encanta la ciudad. Puedo ir de excursión a la naturaleza durante el día y estar en la ciudad tocando música por la noche.

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *