Entrevistamos a

Choir Boy

"La nostalgia es un sentimiento que está presente en mi vida y por lo tanto acaba colándose en los temas."

Por -

Adam Klopp y su banda han regresado este año con Gathering Swans, el segundo trabajo de Choir Boy con el que vuelven a dejar constancia de su fascinación pop el pop ochentero más lánguido y nostálgico. Así es como se nos presenta esta disfrutable entrega, buceando al mismo tiempo en sentimientos como la infelicidad o el estar entre la espada y la pared en todo lo relativo al amor. A través de una lírica que siempre buscar crear escenas cargadas de belleza, donde todo parece de lo más delicado, lo de Choir Boy se sustenta en una gran capacidad para emocionar sin caer en ningún momento en el revival al que podrían conducirnos sus sonidos. Por todo ello este nuevo trabajo nos deja ante una banda de lo más particular y atípica en nuestros tiempos, valorando más que nunca encontrarnos un trabajo de estas características. Aprovechando este lanzamiento, entrevistamos a Adam una tarde en mitad de su cuarentena en Salt Lake City.

En algunas de las canciones de vuestro anterior trabajo como podía ser el caso de ‘Two Lips’, mostrasteis unas letras con momentos muy complicados. Sin embargo en este Complainer parece que ya no recogen tanto dolor. ¿Crees que has tratado de dejar este lado más dramático de lado en tus letras?

También lo veo así. Se podría decir que he ido buscando un enfoque con el que ser más consciente sobre mi propia vida, no tratando de caer tanto en lo desmesurado y en todo lo que implicar sumirse en un estado decaído. Es importante poder interpretarse a uno mismo desde un lado más irónico, o bueno, siendo más preciso, más bien de una forma más sarcástica.

La melancolía es una sentimiento que cruzas todo este trabajo. ¿Crees que tratar con este sentimiento en tu música es algo que te resulta bastante familiar y que te sientes bastante cómodo con él?

Definitivamente es un sentimiento que está presente en mi vida y por lo tanto acaba colándose en los temas. Se podría decir que ya me siendo acostumbrado a saber cómo contenerlo. Siento que también es un sentimiento compartido que en mayor o menor medida nos hace ver la vida de otra forma diferente. Por eso en este disco traté un poco también de combatirlo, buscando que las canciones fuesen un buen aliado para ello. Sin embargo no se si realmente lo he logrado.

A lo largo del disco el sentimiento amoroso también aparece expresado en múltiples formas, con temas como ‘It’s Over’ o ‘Sweet Candy’. ¿Crees que fuiste buscando un contraste bastante importante entre las diferentes caras del amor mostradas?

Creo que este disco trata de ilustrar una narrativa no lineal sobre el amor y como alguien puede estar transitando siempre entre el enamoramiento y la desilusión. Esas dos canciones que mencionas son específicamente las dos caras de la moneda, reflejando los puntos más opuestos. Siempre está bien que exista este contraste, porque al final la vida y la experiencia te dicen que es así.

"Este disco trata de ilustrar una narrativa no lineal sobre el amor y como alguien puede estar transitando siempre entre el enamoramiento y la desilusión. "

Algunos momentos del disco llegan de una forma muy descriptiva como es el caso de ‘Nite Like This’, donde todo suena más poético con frases como “Hold me tigh as you and I fade to a memory”. ¿Sientes que tus letras son bastante poéticas?

Sí que es cierto. Esto quizás se debe a que mi cabeza a veces funciona en un modo más cinematográfico, donde todo parece como una película a la que le voy poniendo música. También funciono bastante a través de recuerdos que me guían un poco a la hora de sentir que todo es como un sueño o como una secuencia de algo que me acabo imaginando.

Creo que es bastante sencillo conectar con los estados de ánimo encerrados en el trabajo. ¿A la hora de componer los temas crees que muchas veces buscas reflejar un estado de ánimo en vez de contar una historia?

Exacto. Siempre creo que hay un estado de ánimo que precede a lo que es la narrativa. A partir de ahí ya se va desarrollando lo que puede ser una historia o lo que puede desembocar en algo más abstracto, más de describir como me siento en determinadas situaciones.

 

‘Happy to be Bad’ es una canción en la que muestras un mayor contraste en lo relativo a los elementos sonoros que aparecen, estando marcada por una voz más profunda y una percusión muy intensa. ¿Fuiste buscando reforzar estos contrastes para ganar en profundidad en el tema?

En cierta medida sí. Resulta bastante curioso porque creo que es quizás la canción más alegre del disco. Me imaginé un poco el meterme en el papel de un narrador de dibujos animados, reflejando como puedes caer rendido de forma definitiva al amor. Esta es un poco la esencia de la estrofa que da título al tema, el estar feliz por estar enamorado aunque sepas que vas a sufrir. No se cuánto siniestro puede parecer esto, pero me gusta esta comparación.

Me gusta mucho como la canción que da título al disco refleja un apartado muy sereno y suave, cercano a una balada. ¿Tuviste claro que iba a ser el tema que cerrase el trabajo?

Creo que sí. Cuando estuve componiendo el trabajo y salió este tema me pareció desde el principio un bonito cierre. Para mi esta canción es la que abarca en cierta medida el resto de temáticas del disco, reuniendo también el sentimiento general del mismo. Se que hay veces que mucha gente mete el tema principal del trabajo al principio, pero yo lo veía más bien como un buen resumen final.

"Funciono bastante a través de recuerdos que me guían un poco a la hora de sentir que todo es como un sueño o como una secuencia de algo que me acabo imaginando."

La frase de “gathering swans for a new world” me parece de lo más esperanzada de cara al futuro. ¿Desde dentro también la ves así?

Totalmente. Está relacionado con tratar de buscar un lugar mejor. De hecho esta frase procede de la idea del arca de Noé, cuando reunía cisnes para que viajasen al nuevo mundo. Esto me parece algo precioso y una forma de construir algo bello después de que superar cualquier etapa crítica.En algunos momentos del disco como puede ser el caso de ‘Complainer’ o ‘Eat the Frog’, parece que quieres sonar más bailable. ¿Crees que este aspecto también se te ha pasado por tu cabeza en algún punto del disco?

En algunos momentos del disco como puede ser el caso de ‘Complainer’ o ‘Eat the Frog’, parece que quieres sonar más bailable. ¿Crees que este aspecto también se te ha pasado por tu cabeza en algún punto del disco?

Siempre tratamos de encontrar una gran variedad de canciones en cada referencia que editamos y en esta ocasión también hemos intentado sonar algo más bailables. Por otra parte también creo que muchas otras canciones que están diseñadas para bailarlas pero con luces tenues y de una forma más íntima. Por supuesto todos estos contrastes vuelven a resultar de nuevo premeditados.

 

Hablando sobre las influencias de vuestra música. ¿Crees que toda la música la música que escuchas está muy relacionada con los 80 o también sientes que hay referencias más actuales?

Creo que todos en la banda somos muy fans de bandas de esta década, pero no solo de ella. Por ejemplo nos gustan mucho China Crisis, Kate Bush, The Blue Nile o de forma más clara The Smiths, Cocteau Twins y The Lotus Eaters. Al final todos tienen en común que hace música pop muy ensoñadora donde predominan los sintetizadores y las guitarras.

Hablando de la parte estética que rodea al proyecto, creo que resulta muy importante, apareciendo el mundo de los vampiros en la portada de vuestro anterior LP y ahora la sangre toma protagonismo en la de este nuevo. ¿Qué quieres transmitir con toda esta estética?

Me gusta toda la belleza encerrada en la estética que rodea los disfraces de Halloween y las películas viejas de terror. También me gusta bastante toda esa parte de glamour que encierran las portadas de Roxy Music. A partir de ahí voy superponiendo todas estas influencias visuales hasta ir dando vida a nuevos personales y nuevos conceptos musicales. Por ejemplo, con Passive with Desire, las referencias líricas en muchas ocasiones apuntaban hacia un mundo de vampiros. En esta ocasión también hay muchas temáticas que buscan ahondar en personajes que son tóxicos y que poseen un aura maldita detrás.

"Me gusta toda la belleza encerrada en la estética que rodea los disfraces de Halloween y las películas viejas de terror. También me gusta bastante toda esa parte de glamour que encierran las portadas de Roxy Music. "

Hablando de la forma en la que sonáis en este disco, creo que existe un perfecto balance entre guitarras y sintetizadores. ¿Desde dentro crees que siempre buscáis balancear los elementos de vuestros temas para que no acabe destacando ninguno en particular?

Esta es una muy buena pregunta. Creo que este equilibrio siempre llega de una forma natural, estando relacionado con girar siempre con una banda muy sólida donde no solo hay guitarras. De ahí que todo llegue de una forma muy parecida a como surge en el directo, comprendiendo de buena forma cada uno la pieza que es dentro de todo el puzzle sónico de la banda. A partir de ello es como hemos construido este nuevo disco, por lo que el equilibrio entre guitarras y sintetizadores siempre ha sido algo que no nos hemos planteado porque ya está logrado de por sí.

Siempre me ha gustado mucho tu timbre vocal, resultando de lo más angelical y combinando muy bien con la parte musical. ¿Sientes que la forma que la que afrontas la parte vocal es esencial en este proyecto?

Sí, siento muchas veces que el enfoque vocal es el gran anclaje de la banda. Cuando escribo las canciones muchas veces estoy pensando en cómo sonarán las partes cantadas y como encajarán en ellas las letras. Quizás hago esto de forma inconsciente más de lo que pienso. También creo que para el género musical en el que nos desenvolvemos, las pistas vocales se mezclan con más volumen de lo que solemos estar acostumbrados, destacando bastante.

 

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Cuál es tu película de la niñez favorita?

Del mismo modo tengo una para ti a cargo de Anna Burch, dice así: ¿Cuál es tu actividad favorita en la cuarentena?

Desde luego que ponerme a ver películas sin que me importe el tiempo que gasto en ello.

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *