Entrevistamos a

Carla Dal Forno

"Creo que de una forma muy natural mi sonido ha tomado prestado algo de las bandas post punk más DIY de los ochenta."

Por -

Carla dal Forno ha regresado el pasado año con Look Up Sharp, un trabajo donde sigue desarrollando sus inquietudes orientadas hacia un espacio sonoro ambiental, cambiante y con la vista puesta en una medida oscuridad muy bien heredada del post punk más etéreo. Si con su debut You Know What It’s Like nos mostró una vertiente más Lo-Fi, donde las atmósferas adquirían matices angulosos y las guitarras buscaban su espacio resonante, en esta ocasión Carla ha decidido apostar por una vía igualmente enigmática pero tratando de buscar texturas más orgánicas. De esta forma canciones como ‘Hype Sleep’ o ‘Heart of Hearts’ poseen una gran capacidad sugestiva, localizándonos en una exploración de líneas melódicas que se tienden a difuminar. En definitiva, un interesante forma de acercarse a estampas abstractas que absorbe sobremanera en cada escucha. Aprovechando lo reciente de este trabajo y las tres fechas confirmadas de la artista en nuestro país, la entrevistamos.

Tu segundo LP ha visto la luz a través de tu propio sello Kallista Records en lugar de Blackest Ever Black con el que publicaste tu debut. ¿Qué te empujó a montar tu propio sello?

Más o menos un año antes de que este nuevo disco viese la luz, les volví a proponer a Blackest Ever Black lanzarlo con ellos, pero me dijeron que iban a dejarlo como sello. Fue entonces cuando comencé una búsqueda de cómo editar este disco, encontrándome con que era capaz de poder publicarlo yo misma gracias a los contactos que había hecho a lo largo de estos años trabajando con Blackest Ever Black. Me di cuenta de que en este tiempo había conocido a mucha gente de booking y del mundo de la prensa que podrían ayudarme a tener cierta visibilidad. Así que de una forma decidida me acabé lanzando a por la autoedición.

 

¿Tienes también decidido si será un sello personal o editarás a otra gente?

Ahora mismo no he fichado a ninguna banda ni ningún otro proyecto, pero realmente es algo que sí que podría ocurrir en el futuro, si encuentro afinidad con alguna persona o alguna aventura en la que me sienta motivada trabajando.

Hablando sobre este nuevo trabajo, el proceso de composición ha sido muy diferente al anterior, encontrándote ya establecida en Londres. ¿Crees que en esta ocasión tenías más clara la dirección artística que querías tomar?

La verdad es que tenía una sensación de misterio en lo relativo a cómo iba a orientar este nuevo disco. No tenía una idea clara de lo que quería lograr con él, si iba a ser un gran cambio respecto al primero. Sin embargo cuando me puse a grabar algunas partes por mi propia cuenta me encontré con que era mucho más consciente de los sonidos que me gustaban y los que no, identificando bastante bien lo que tenía que aparecer en los temas. Esto me lleva a que quizás no sabía muy bien en mi primer disco cual era mi sonido, por lo que el autodescubrimiento que experimenté en esta ocasión quizás me marcó el rumbo.

"Tenía una sensación de misterio en lo relativo a cómo iba a orientar este nuevo disco. No tenía una idea clara de lo que quería lograr con él"

Tu primer disco fue compuesto a lo largo de diferentes casas viejas en tu Melbourne natal, algo que creo que debió de ser una experiencia de lo más interesante. ¿Crees que las habitaciones en los que trabajas y los sentimientos que transmite la atmósfera que los rodea tienen una gran importancia en tus temas?

Totalmente. Creo que es algo que a mí me influye bastante y que transmite al final un cierto carácter en los temas. Todo lo relativo a lo que te sugiere tu espacio de trabajo y los sonidos externos que puedes percibir en lo relativo a la calle. A parte de ello también creo que influye mucho la sonoridad, cómo suena todo cuando te pones a tocar. Por ejemplo en mi primer disco me sentí muy afortunada de poder grabarlo en habitaciones antiguas donde había ciertos sonidos añadidos que yo no podía controlar, algo que creo que se pudo percibir en el resultado final.

Imagino que el hecho de vivir en Londres también te habrá supuesto tener quizás más distracciones que vivir en Melbourne. ¿Instalarte aquí y encontrar un espacio apropiado para tu estudio fue algo difícil?

Es cierto que Londres es una ciudad en la que tienes un montón de cosas más que hacer, pero también mi vida completa está en Melbourne, con todos mis amigos y familia. Por ello cuando me mudé a Londres al principio me sentía mucho más aislada porque no tenía gente con la que quedar, había muchas menos distracciones en términos de socializar con los demás, por lo que esto quizás me ayudó a equilibrar la novedad de vivir en una ciudad nueva y excitante. Ya sabes, cada ciudad te puede ofrecer sus propias formas de destrucción a la hora de apartarte de las tareas que tienes que hacer. A pesar de ello aquí encontré bastante rápido un piso bastante tranquilo en el que podría establecer todo lo que quería para grabar el disco, así que puedo afirmar que he encontrado mi tiempo y espacio adecuados.

 

Hablando de la forma de relacionarte con los demás, a lo largo de estos años has pasado de tocar en bandas como F INGERS o colaborar mano a mano con Kiran Sande de Blackest Ever Black a trabajar de una forma más solitario, incluso montando tu propio sello. ¿Sientes que con el paso de los años te sientes más cómoda trabajando sola que teniendo colaboradores?

Creo que sí. Ahora siento que he adquirido las técnicas y habilidades que necesitaba para poder hacer las cosas por mi propia cuenta, pudiendo trabajar de una forma muy autónoma. En este punto, veo que no necesito a nadie que me muestre como poder plasmar las cosas que tengo en mi cabeza, algo que antes sí que precisaba con gente alrededor mío, mostrándome su punto de vista y dándome pautas realmente útiles. Más que rechazar la ayuda del resto se trata más bien de cómo confío en mí misma y en las cosas que se hacer.

Hablando acerca de tus procesos compositivos, en los días en los que estás creando tus temas, ¿te gusta tener referencias externas como libros o películas o prefieres aislarte desarrollando las ideas previas que ya tienes en mente?

Siempre es bueno tener diferentes formas a través de las cuales conseguir inspiración. Es algo muy positivo y que me ayuda a componer, apoyándome en ocasiones en libros que considero interesantes o incluso canciones que me pongo de fondo. Al final se trata de encontrar una experiencia que me ayude a lograr expresar las cosas que quiero contar de una forma más sencilla, ya que muchas veces no sabes muy bien hacia dónde dirigir lo que tienes en mente.

"Ahora siento que he adquirido las técnicas y habilidades que necesitaba para poder hacer las cosas por mi propia cuenta, pudiendo trabajar de una forma muy autónoma. "

Siempre me ha gustado mucho como manejas tus influencias post punk dentro de las canciones, apareciendo en esta ocasión de una forma mucho más ambiental que antes en temas como ‘Took a Long Time’. ¿Crees que estos sonidos o influencias realmente son importantes en tus composiciones?

Sí, por supuesto. Es música que siempre me ha encantado y que desde mi juventud he escuchado un montón. Creo que de una forma muy natural mi sonido ha tomado prestado algo de las bandas post punk más DIY de los ochenta, algo que poco a poco se ha ido incorporando de forma importante a mi sonido y hace que al mismo tiempo quizás sea más reconocible.

He leído como cuando eras niña comenzaste a tocar el chelo. ¿Cómo el acercamiento a este instrumento de una forma clásica te ha ayudado en el futuro a componer tus temas?

Es algo que es difícil poder cuantificar de una forma clara, pero creo que empezar a tocar tan pronto un instrumento me educó bastante bien a la hora de poder sacar melodías, del mismo modo que la teoría de la música que aprendí quizás propició que pudiese ser más intuitiva a la hora de transmitir ideas concretas en mis composiciones.

Resulta curioso observar como a lo largo de este disco adaptas tu voz perfectamente a lo largo de tus composiciones, destacando en algunas más y siendo prácticamente un susurro en otras. ¿Para ti resulta difícil saber cómo encajar tu voz al ser tus composiciones de un marcado carácter ambiental?

Sin lugar a dudas grabar siempre las voces es una de las partes más arduas de mis composiciones. Cuando la voz no encaja acaba notándose mucho más que cuando no das con la tecla en algún instrumento. Al final siempre me decanto por ser muy paciente, probar un montón de formas posibles adaptar mi tono y grabar la voz, reproduciéndola una y otra vez hasta ser consciente de cuál de ellas encaja mejor en cada tema.

 

A lo largo de tu carrera tus letras siempre han tenido un cierto punto misterioso y críptico. Sin embargo en este nuevo disco, letras como las de ‘So Much Better’, quizás están más cerca de mostrar una historia, o al menos, escenas concretas. ¿Crees que estás evolucionando hacia una forma de escribir letras que se aleja de lo abstracto?

Es algo curioso porque siempre he estado interesada en las letras que son capaces de contarte un historia o similar, pero hasta el momento es algo que no aplicaba a mi música. Quzás ‘Some Much Better’ es el mejor ejemplo posible de cómo en este disco he sido al fin capaz de llevarlo a cabo. Creo que aún estoy desarrollando una forma de trabajar las letras como algo más continuo y menos aislado, sintiendo como el camino de aprendizaje es bastante largo.

En YouTube he visto una bolier room tuya en el VIVA! Festival. ¿Te gusta mucho pasar el tiempo explorando música electrónica o ves esto como algo bastante puntual?

La verdad es que es algo que me gusta mucho. He hecho de DJ unas pocas veces, no es algo que haga a menudo pero acostumbro a aprovecharlo cuando se presenta. También tengo un programa mensual dentro de la NTS radio donde pongo playlists y hago mezclas, tratando de buscar siempre música interesante, por lo que siempre estoy muy atenta a canciones que me pueda ir encontrando.

"Creo que aún estoy desarrollando una forma de trabajar las letras como algo más continuo y menos aislado, sintiendo como el camino de aprendizaje es bastante largo."

Dentro de escasos días comenzarás tu gira por nuestro país con tres fechas. ¿Cómo será el formato directo que nos ofrezcas?

Llegaré acompañada por Mark Smith, mi compañero de banda con el que suelo tocar en directo. Él se encarga de la parte electrónica y yo toco el bajo y canto. El directo tendrá ese punto importante de improvisación, un aspecto que a Mark le gusta mucho y creo que están importantes tanto en mis discos como en el directo. Creo que siempre sacamos mucho partido a estos dos elementos que nos acompañan en directo.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Cuál es tu ciudad favorita?

Del mismo modo tenemos una para ti a cargo de la banda española Chaqueta de Chándal, dice así: ¿En qué grupo te hubiese gustado tocar si no estuvieras tocando en el que estás?

Hay una banda alemana llamada Brannten Schnüre que considero muy interesante. Desde luego que me gustaría tocar en ella.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *