Crónica

Amaia

Circo Price

16/01/2020

Por -

Amaia Romero ha llenado el Teatro Circo Price en su primera fecha del Inverfest. No solo vendió las 1800 localidades del jueves (también hizó sold out para el viernes) pero es que la navarra ha ocupado el teatro madrileño como si fuera su casa, con su inocente desparpajo que tiene enamorado a sus fans, y con ese carisma tan naif que todo lo que hace parece mágico.

Con un escenario lleno de margaritas Amaia Romero ha deshojado su primer disco Pero no pasa nada (Universal Music, 2019) en apenas hora y media larga, acompañado eso si, de por lo menos cuatro o cinco versiones. Se podría decir que la ex de «Operación Triunfo» se ha marcado una mini gala dentro de su propio concierto. Eso sí todas maravillosas. Además estoy seguro, que aunque Amaia tenga 4 discos seguirá haciendo sus versiones, porque puede decir que las hace suyas.

El concierto empezaba con puntualidad sobre las ocho y media. Amaia sentada en su piano durante las dos primeras canciones estaba acompañada de su banda formada Aleix Bou en la batería; Núria Graham, en guitarra y coros; Paula Vegas, teclados y coros; y Miquel Sospreda, al bajo. Todos ellos vestidos con un conjunto de chaqueta y pantalón de color salmón. Amaia con un vestido largo negro que algún que otro problema le dió «la mierda del vestido ya se ha soltado otra vez».

‘Un día perdido’, ‘Todos estos años’ y ‘Javier sonaron en la primera parte del concierto antes de que Amaia se quedara sola en el escenario para cantar ‘Última vez’ y tocar ‘El Puerto’, una pieza de Isaac Albéniz, con la que como explica Amaia «me examiné de piano hace un año y fue la pieza que elegí para el examen: lo toco para hacerme la chula».

El virtuosismo de la navarra es infinito: piano, guitarra y voz perfectas, que bajo la producción de Santiago Motorizado (líder del grupo argentino El Mató A Un Polícia Motorizado) han creado una atmósfera de cotidianidad especial cercana a La Síntesís O´konor (2017) y La Otra Dimensión (2019) que hacen real el alegato del título Pero no pasa nada.

A trozos ‘Me gusta bailar’ y ‘Medio drogados’ de Los Fresones Rebeldes, ‘Qué nos va a pasar‘ de La Buena Vida o ‘Vas a volverme loca’de Natalia (sí, la de la primera edición de OT) son otras de las versiones que Amaia ha dejado a su paso por Madrid, además del chotis ‘Si te casas en Madrid’ que ha servido para que la navarra se metiera del todo a los presentes en el Circo Price en el bolsillo, tras decir que «quiero venir a vivir a Madrid ya».

El concierto termina con un bis en el que Romero aparece sola ante un micrófono antiguo, de los que captan el sonido 360 grados, y versiona ‘Desde que tú te has ido’ de Cecilia. Al terminar toda la banda rodea el micrófono y juntos terminan con ‘Nuevo Verano’. Hermanados, Motorizados y adoptados: De Amaia al cielo.


Crónica y fotografías a cargo de Joaquín Gómez Ruiz

Redacción Mindies
Redacción Mindies

Los miembros de la redacción de Mindies amamos la música por encima de todas las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *