Review

Torres Blancas

Wild Honey

2017

9
Por -

Guillermo Farré está de regreso con un nuevo trabajo en castellano, prolongando de este modo la etapa iniciada con Medalla de Plata, su anterior EP. La continuación en el apartado referido al idioma no es lo único, ya que las pinceladas de pop paisajístico y reposado mostrado en estas canciones, viven un nuevo episodio perfeccionando aún más todos sus elementos. De este modo, la destreza exhibida a la hora de desarrollar recursos como sinestesias y evocación a períodos estivales sigue más que presente, adentrándose más que nunca en el virtuosismo de unos arreglos que corren a cargo de Sean O’Hagan bajo la atenta mirada del productor californiano Frank Maston.

A lo largo de las canciones de Torres Blancas vamos a encontrarnos una elaboración minuciosa entorno a las pinceladas de las estampas más personales del autor, unidas todas ellas para crear unos temas en todo momento muy visuales. La sensación que transmiten canciones como ‘Ojo de Cristal’ es la propia de un film de colores exuberantes que no alcanzan la saturación en ningún momento, sino que se centran en crear un clima destinado a la contemplación más plena. Un plano que trasciende claramente lo musical, encontrándose perfectamente estructurado a través de elementos que brotan directamente del tropicalismo, algo que también se percibe en los cálidos ritmos de los temas.

El abanico de efectos con los que cuenta el músico a lo largo del trabajo resulta apabullante. Desde teclados propios de la psicodelia más pálida de los 60 hasta vientos que lejos de mostrar toda su brillantez, se amansan hacia el carácter de las cajas de ritmos. Y es que la unión de los sonidos orgánicos con el procesado digital se hace prácticamente imperceptible, sobre todo a nivel rítmico. Por ello, canciones como ‘Leopardo’ recogen a la perfección la amalgama descrita, encontrando uno de los momentos de máxima emoción del trabajo en la imagen de un horizonte repleto de destellos. En definitiva, uno de esos trabajos que sin hacer ruido llena el corazón de emociones perdidas y un estado reflexivo de lo más positivo.

Conclusión

Guillermo Farré alcanza al frente de Wild Honey una nueva cima en su carrera, reflejando una gran inspiración en la descripción de estampas cargadas de pop paisajístico. Sonidos suaves, cargados de arreglos que huyen de la espectacularidad para ponerse al servicio de emociones plenas pero bien reposadas.

9
Nota Usuarios (3 votos)

vota:

9

Álbum

Torres Blancas

Artista

Wild Honey

Año

2017

Discográfica

Lovemonk

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *