Review

La Catedral Sumergida

Alberto Montero

2018

8.2
Por -

El valenciano Alberto Montero vuelve a evidenciar su ingenio a la hora de conseguir unas canciones que parecen sacadas de otra época, imprimiendo su característica impronta de autor influenciado por el Mediterráneo y al mismo tiempo capaz de trazar líneas hacia unas tonalidades acústicas propiamente folclóricas. En su nuevo trabajo titulado La Catedral Sumergida, nos encontramos con el mayor distanciamiento estilístico de toda su trayectoria, no solo por la nueva instrumentación que presenta si no por el formato que ha otorgado a sus canciones y la gran coherencia lograda a través de ellas. Después de lograr con Arco Mediterráneo el trabajo más equilibrado de toda su carrera, sacando a relucir su vena pop más preciosista y ligera, aquella que tanto bebe de Violeta Parra como de la forma pausada de hacer las cosas de The Apples in Stereo, ahora llega el momento de lanzarse aún más al vacío, de explorar definitivamente la etiqueta barroca de sus canciones y atreverse a lograr un disco más alejado del sentido melódico pero no de la armonía. Por todo ello, esta nueva entrega nos descubre un nuevo carácter experimental del músico desde un lado casi espiritual, ya que el contenido que encierra el trabajo se encuentra muy relacionado con una forma de fluir las letras casi cercanas a una letanía perfectamente orquestada y arropada por elementos que evocan lo litúrgico en muchos casos.

Lo primero que llama la atención en este trabajo es la instrumentación empleada, ya que se encuentra sustentado en un cuarteto de cuerdas que guían todos los rincones de los temas, logrando unos desarrollos que lejos de adentrarse en la densidad sirven para acompañar perfectamente a la voz del músico. Precisamente este elemento es un instrumento más, ya que hasta la fecha Alberto Montero nunca había sabido sacar tanto provecho a su timbre, logrando extender las estrofas en una interpretación de lo más onírica y coral. Canciones como ‘Oración’ suponen la máxima expresión de este hecho, logrando moldear las melodías de forma que sean capaces de reducirse en ocasiones a una mínima expresión para surgir de una forma misteriosa, como si se tratase de todos aquellos sonidos que se presuponen emerger del fondo marino. En este estado a medio camino de leyenda  olvidada y plegaria confusa, es donde mejor se van a localizar los momentos más huidizos del trabajo, aquellos donde la indefinición hace acto de presencia como en ‘Resolución’, donde se refleja lo más perdido y oculto del ser humano.

La forma de lograr la coherencia dentro de todos los registros del disco es otro punto importante, ya que desde la primera a la última canción vamos a encontrarnos con unas texturas muy similares, huyendo del efecto de continuidad sonora pero sí siendo capaz de enfocar todo el trabajo hacia el yo interior más voraz y expuesto a un conjunto de limitaciones bien impuestas por el entorno o por el propio individuo. Si a todo esto le unimos una ambientación que bien la podríamos localizar en un lugar aislado y remoto, obtenemos el carácter místico tan atractivo del trabajo. Los matices aportados por el piano a lo largo de las canciones, logran extender aún más la serenidad que se desprende en cada interludio, conservando una solemnidad que en ningún momento resulta forzada, sino que llega como consecuencia directa tanto del contenido como de la forma de mostrarlo. Por todo ello, podemos decir que la búsqueda interior de Alberto Montero por lograr lo más parecido a un disco conceptual resulta todo un acierto, dejándose llevar hacia unas coordenadas musicales que rara vez son revindicadas desde dentro de lo que podríamos considerar como el pop de autor.

Conclusión

Alberto Montero logra con La Catedral Sumergida un trabajo propio de otra época y lugar. Enfocando los temas hacia un formato a medio camino entre la liturgia y la leyenda, el músico encuentra la expresión más solemne de lo que supone el cautiverio humano sin perder de vista en ningún momento un inspirado carácter espiritual.

8.2
Nota Usuarios (3 votos)

vota:

9.8

Álbum

La Catedral Sumergida

Artista

Alberto Montero

Año

2018

Discográfica

BCore

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *