Review

U.F.O.F.

Big Thief

2019

8
Por -

Big Thief dieron definitivamente el gran salto con su segundo LP Masterpiece, encontrando por fin un público importante totalmente receptivo ante sus historias descorazonadoras y una enorme sensibilidad a la hora de recorrer todos los segundos de sus composiciones. Localizándose en tierra de nadie a la hora de desarrollar un pop por momentos onírico y pastoral, junto con las situaciones en las que la canción americana se recrudecía al máximo, la banda liderada por Adrianne Lenker mostró una personalidad única. Sin acabar de asentarse en su vertiente folk ni tampoco en la llamada del dream pop, el cuarteto demostró también como sus directos podían ser de lo más pasionales y ofrecer una vuelta de tuerca aún más virtuosa respecto al estudio. Tras sus dos primeros trabajos y haber experimentado tanto Adrianne como Buck lo que se siente estando al frente de sus respectivos proyectos en solitario, Big Thief ha vuelto a publicar un disco después de dos años, encontrándonos ante su obra más misteriosa y también perfeccionista. Con una obsesión constante por divagar entre estampas difusas, dejando buena parte de su contenido a la imaginación del oyente, el grupo consigue una unión equilibrada entre lo místico y los sentimientos más arrebatadores.

Lo primero que nos llama la atención en este trabajo es la forma en la que todos los sonidos parecen de lo más atenuados, intentando en todo momento buscar un sonido de base más uniforme pero en el que acaben destacando todos los pequeños detalles que acaban añadiendo. Así es como se sienten de lo más cómodos sin alzar la voz, dejándose mecer a través de un apartado totalmente comedido donde las pulsaciones se desvanecen por momentos. Buena muestra de ello la podemos encontrar en ‘Open Desert’, una canción que seguramente resuma muy bien la búsqueda constante por destacar desde la quietud y el intimismo. Gracias a ello son capaces de hacer que el constante juego entre acciones que se difuminan gracias a lo escueto de los detalles, combinadas con la interacción y relaciones entre las personas, logren un gran atractivo en base a dejarlo todo en el aire. Sin ir más lejos ‘U.F.O.F.’, el tema que da título al trabajo, consigue recrear la sensación de estar ante sucesos extraordinarios donde lo efímero acaba haciendo acto de presencia. Este lado más etéreo también encuentra su contraposición, aunque no de una forma tan desgarradora como nos ofrecían piezas como ‘Real Love’. En esta ocasión ‘Orange’ ejerce como el tema con el que emocionar desde lo más profundo, aludiendo a un apartado naturalista que combina a la perfección con el estado de ánimo presente en el tema.

No pudiendo evitar sucumbir ante esa forma de desarrollar las canciones sin una estructura bien definida, sino tan solo a través de elementos recurrentes y brillantes con los que apuntalarlo todo, otra de las grandes virtudes de la banda como es la de reducirlo todo a lo mínimo acaba haciendo acto de presencia. En esta envidiable sencillez siempre son capaces de transmitir muchas cosas, pasando del completo descanso mental hasta una situación de duda y desconcierto como bien ejemplifican en ‘Strange’. La habilidad para ofrecernos una línea experimental bien medida y tenue irrumpe de lleno, de una forma capaz de rebajar la calidez intrínseca de los temas. Quizás esta sea una de las principales novedades del grupo en este disco, domando su parte más impulsiva para dar rienda suelta a un apartado más racional y calculado. Sin embargo todo tiende a equilibrarse hacia el final del disco con canciones como ‘Terminal Paradise’, combinando de forma precisa el canto más sentimental de Adrianne y Buck en una de esas canciones con las que acrecentar el halo especial que rodea al grupo. Esto no se queda aquí, ya que la recta final resulta un auténtico disfrute en el que le grupo por fin se atreve a dar rienda suelta a una mayor aspereza guitarrera gracias a ‘Jenni’. Así queda confirmado como la banda no solo sabe sumar nuevas vertientes sino enfatizar en cierta medida otras ya presentes en composiciones pasadas.

Conclusión

Big Thief nos entregan su trabajo más sereno y ambiental hasta la fecha, sabiendo muy bien como entrelazar los sentimientos más desnudos que habitan en sus composiciones, junto a sugestivas estampas que magnifican el lado místico del trabajo.

8
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

U.F.O.F.

Artista

Big Thief

Año

2019

Discográfica

4AD

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *