Entrevistamos a

Mujeres

"El grupo es algo que ha generado unos lazos de amistad muy fuertes, así como que a nivel personal, en distintos campos, a todos nos ha ayudado mucho. Mujeres nos ha salvado la vida. "

Por -

Mujeres cumplen los 10 años de carrera con Un Sentimiento Importante (Sonido Muchacho, 2017), un disco más que sólido que captura experiencias vividas de forma plena que a ratos deriva en una mirada hacia todo lo bueno que les ha ocurrido en estos años. Sin olvidarse tampoco de apretar los dientes y liberar las dosis de rabia precisa, consiguen sacar un brío especial a las canciones para que podamos asociarlas una vez más a momentos destacados de nuestras vidas. Seguramente el camino para llegar a este trabajo haya sido uno de los más convulsos de la formación. La marcha de Martí al bajo supuso un duro golpe para concluir la nueva dirección del grupo, pero al mismo tiempo Arnau se volvía a asentar definitivamente en la batería. Lo cierto es que el formato trío y el cambio completo a castellano les ha sentado más que bien para enfatizar el mensaje de este nuevo trabajo, percibiéndose como un todos a por una en cada canción. Aprovechando lo reciente del lanzamiento, la banda nos ofrece esta completa entrevista donde se sinceran al máximo sobre todo lo que hay detrás del disco.

Muy buenas. ¿Qué tal va todo?

Bueno, como todo. Algunas cosas bien y otras mal, pero nada preocupante, está ganando todo lo bueno. Estamos bien en esta vida, en estos cuerpos.

Allá vamos. Un Sentimiento Importante parece que hace referencia a los vínculos que tenéis establecidos entre los miembros del grupo. Sin ir más lejos en una de las nuevas fotos de promo salís los tres abrazados. ¿Sentís que en este trabajo estáis valorando más que nunca lo que implica formar parte de Mujeres?

Pues la verdad es que sí es una de las ideas centrales del disco. Han sido unos años con momentos increíbles e impensables y, como no podía ser de otra forma, también de experiencias durísimas. El origen del disco está en la marcha de Martí y el proceso de reestructuración, de las dudas y de salir adelante. De salir adelante juntos.

En el disco intentamos mostrar nuestro respeto tanto al grupo como lo que significa para nosotros. El grupo es algo que ha generado unos lazos de amistad muy fuertes, así como que a nivel personal, en distintos campos, a todos nos ha ayudado mucho. Mujeres nos ha salvado la vida.

También es una muestra de respeto hacia el público, que durante estos últimos años, después de darle fuerte a la carretera, nos ha mostrado mucha estima.

Es un disco de decir: estos somos nosotros y este es nuestro sitio.

 

Del mismo modo, si no me equivoco, en nada cumplís los 10 años de formación. ¿Sentís también que el peso de esta fecha tan redonda también implica valorar de lleno el sentido que tiene Mujeres en vuestras vidas?

De un tiempo hacia aquí veníamos hablando de ese objetivo de los 10 años. Como una especie de línea en la que todo podía terminar. Es muy especial y qué coño, bonito de cojones cumplir 10 años juntos. Mujeres siempre ha sido una cosa muy importante para nosotros, que nos ha dado tanto… y a la vez, nos ha exigido tanto sin que nos hayamos cansado nunca de ello. Sin que pudiéramos quejarnos de ello. No hay muchas cosas así que ocurran en la vida.

Los 10 años también están presentes en lo que representa este disco. Son muchos años compartiendo furgoneta y saliendo al escenario, juntos, a convertirnos en uno, delante de gente desconocida. Todos los esfuerzos y todo lo que nos ha dado (bueno y malo) están ahí, en este disco. Siempre lo decimos y, el grupo, en el listado de nuestras prioridades vitales, está muy arriba.

De hecho ahora, con la grabación del disco y demás, es la primera vez desde hace 10 años que paramos de tocar durante 4 meses seguidos y, joder, necesitamos ya esas sensaciones. Ese giro de la monotonía del día a día que nos aporta la banda.

Con este número (10 años) es imposible no echar la vista atrás y caer en cierta nostalgia pero tampoco es un álbum de fotografías de la banda, el disco es un retrato de nosotros ahora mismo, con todo lo que ha venido anteriormente.

"Los objetivos básicos siempre han sido pasarlo bien tocando, intentar hacer buenas canciones y no aburrirnos. En ese sentido, no cambia demasiado el objetivo. Pero poco a poco intentas subir el nivel compositivo de las canciones y poder llegar a más gente. "

Entrando un poco de lleno en el apartado nostálgico. ¿Sentís que los objetivos con los que empezasteis como formación hace 10 años han cambiado mucho o siguen siendo los mismos?

Los objetivos básicos siempre han sido pasarlo bien tocando, intentar hacer buenas canciones y no aburrirnos. En ese sentido, no cambia demasiado el objetivo. Pero poco a poco intentas subir el nivel compositivo de las canciones y poder llegar a más gente. Y en eso estamos.

El otro gran objetivo era seguir haciendo cosas juntos. Tal vez no lo hemos logrado al cien por cien, pero hay algo muy bonito en el resultado del paso del tiempo y son esas pequeñas lecciones y esas entradas y salidas, a veces también desapariciones de las personas, de las palabras y de las cosas, que lo convierten algo aún más importante. Lo que pervive por fuerza debe ser importante, ¿verdad?

Los tres temas de anticipo del disco que habéis mostrado, los habéis acompañado de diferentes vídeos realizados con el móvil. ¿Surgieron de forma inconsciente o por ejemplo, fuisteis a las fiestas de Sarrià - Sant Gervasi con la idea de grabar ya en mente?

El primer vídeo lo hicimos de forma totalmente improvisada. Pol fue a mear y al volver Arnau le estaba haciendo un vídeo y el baile salió de forma espontánea. El de las fiestas de Sarriá sí que decidimos ir allí expresamente a “disparar un poco y montarnos en autos de choque”, pero sin un plan demasiado claro en mente. Como un poco todo en el disco y desde hace unos años, el proceso del grupo ha sido ir tomando cada vez más y más el control de las decisiones, del imaginario, de los diseños, del sonido, de los productores, de las discográficas, de los sitios donde vamos a tocar, de las fechas, etc. Tal vez la sinceridad sea la cosa más importante dentro del grupo.

Continuando un poco con la parte extramusical que rodea al disco, el escorpión sobre el mapa de la península ibérica podría ser el nuevo toro de Osborne. ¿Qué queréis transmitir con estos dos símbolos tan claros como son el escorpión y el mapa?

Todo el disco habla un poco de encontrar nuestro sitio, y estos últimos años hemos visto que aquí, girando una y otra vez por España, es donde nos sentimos más cómodos. No sé si será una pregunta que llegará más tarde pero, lo del cambio de idioma, también va por ahí.

Lo del escorpión, esta idea de peligro, es un poco el sacrificio o esa idea de deambular por el abismo, de patearte media España resacoso, conduciendo mil kilómetros para llegar a un sitio, tocar, sudar, beber hasta el infinito, conocer gente petadísima, terminar a las cinco de la mañana en un pub regentado por un señor anciano que llama Jackie’s a los Jack Daniel’s con Coca-Cola y donde los clientes (también ancianos) van haciendo turnos para vomitar en el baño, dormir poco y luego volver a casa reventado para ir a currar el lunes. Es algo que hacemos encantadísimos y nos encanta hacerlo juntos. Pero sí, refleja esa vida oculta que convive con todos nosotros.

Del mismo modo, mantener un grupo como Mujeres también supone un sacrificio en otros aspectos de nuestras vidas personales, y la cosa también va por ahí.

"Todo el disco habla un poco de encontrar nuestro sitio, y estos últimos años hemos visto que aquí, girando una y otra vez por España, es donde nos sentimos más cómodos. "

Relacionado con esto, en algún momento, seguramente en las paradas de carretera en ilustres sitios del interior peninsular, os haya fascinado la estética de la España profunda que parece inamovible frente al tiempo. ¿Creéis que también hay algo de eso en la idea de la portada?

Sí, exactamente. El toro de Osborne lo tenemos muy visto, como tantos otros símbolos que van apareciendo por las autopistas. Las gasolineras son uno de ellos, ahí es donde descansamos y reponemos las Bezoyas y los productos alimenticios. También, con la portada, buscábamos un símbolo muy claro, evidente y directo, creo que la portada llama la atención y, de alguna forma, expresa una sensación que, la entiendas o no, te remite a ese sufrimiento, a la sangre que se derrama.

Siempre habéis sido una banda muy apegada a Barcelona, aparte de ser la ciudad en la que vivís, por tener otros proyectos musicales o no localizados allí. ¿Consideráis que fichando por Sonido Muchacho vais a tener un nuevo alcance que hasta ahora no habíais podido lograr?

No deja de ser un sello nacional y creemos que realmente da igual si es de Barcelona o de Madrid. De todas formas, sí que a nivel de promoción, desde un punto de vista más central, hay cosas que se entienden mejor, al fin y al cabo en Madrid están todas las radios, televisiones y periódicos más generalistas.

Llevamos años girando por España y viendo cómo vamos mejorando a nivel de público, hasta cierto punto también se podría decir que Sonido Muchacho es un sello más pequeño que CANADA. Básicamente, estos últimos años nos hemos ido montando nosotros mismos algunas giras y durante estos viajes nos hemos estado encontrando siempre al puto Luis (de Sonido Muchacho) o a grupos de SM en todas las salas y festivales en los que íbamos a tocar. Y eso tiene que significar algo, claro.

 

Respecto a las principales novedades que presentáis en este disco, me gustaría hablar de lo del cambio de idioma. ¿Creéis que el EP Aquellos Ojos marcó un punto de inflexión tanto por el cambio de idioma como por el sonido más sucio que sacasteis a esos temas?

Siempre nos ha gustado, desde la demo, añadir algún tema en castellano en cada disco. En el EP de Aquellos Ojos intentamos rodear a ese single de unas canciones que fluyeran en el mismo sentido de ésta, en castellano y haciendo un guiño al pop español de los sesenta. El sonido sucio surgió al grabar en el local entre nosotros con los medios que teníamos a mano. Es una grabación que sobrevivirá muy mal pero que resulta importante para nosotros pues era un momento en el que tomar las decisiones por nuestra cuenta era importante. Aquellos Ojos fue el inicio de un cambio de sello y de una cierta forma de hacer las cosas.

Desde entonces sí que nos hemos ido planteando si dábamos ya un giro total y nos pasábamos al castellano pero no fue hasta que dimos con la idea del disco, todo eso de encontrar nuestro sitio y valorar nuestra amistad y la gente y cosas que nos rodeaban, que encontramos más lógico empezar a ofrecer todos nuestros temas en castellano.

"Creo que la portada llama la atención y, de alguna forma, expresa una sensación que, la entiendas o no, te remite a ese sufrimiento, a la sangre que se derrama."

Del mismo modo, parece que al cantar en castellano podéis sacar un lenguaje más directo y visceral, como en ‘Dije Fácil’ cuando por ejemplo decís “Me Comeré tu Alma”. ¿Sentís una mayor liberación y naturalidad de encajar lo que queréis expresar en las letras?

Por supuesto es muy distinto cantar en castellano. Lo que más nos preocupaba de todos modos, era el plano sonoro. Si iba a afectar mucho o no la escucha. Es un idioma con una sonoridad difícil para cantar, que se come muy pocas sílabas, la verdad es que bastante más complicado que el inglés. Había imágenes potentes en las letras y Yago también tenía algo de experiencia de escribir en lengua materna con Univers, etc. Sin duda ha sido un ejercicio de discurso el disco, pero lo más importante ha sido a la hora de empacar los temas, darle una forma y sentido al disco. Seguramente es lo más bonito de hacer un LP, buscar esa idea de conjunto.

 

Canciones como ‘Suenan Espadas’ o ‘No es tu Sitio’ suenan más agresivas, como si fueseis buscando gresca, al mismo tiempo de ser las de ritmo más acelerado del trabajo. ¿Creéis que hay algunos temas que os piden una marcha más de forma inconsciente como es el caso de estas dos?

Sí, creemos que esto es algo que nos sale por culpa de los directos. Ahí es cuando nos gusta acelerarnos y volvernos un poco más agresivos; al fin y al cabo es una fiesta y la gente disfruta bailando. Lo que queremos decir es que al componer somos conscientes que debemos tener este tipo de metralla para poder soltarla en los directos. Darle un poco de carrete al asunto. Siempre nos ha gustado tener un repertorio variado pero Mujeres es un grupo con un claro enfoque hacia el directo. Nuestros conciertos no funcionan si el público no responde. Esto que puede sonar a topicazo no lo es si asistes a un bolo y empiezas a ver que la banda son tres monos pero de pronto una jodida sala entera se convierte en una puta selva.

Líricamente puede que también sean las canciones más, digamos, violentas. Claro, eso va unido a la forma que adquieren estas canciones. Nos resulta muy difícil de imaginar una canción digamos romántica, orientada a un sonido que parece una piedra de metal pesado. Así que si, la estructura, los acordes y el ritmo, marcan por completo el tema.

Justo en estos dos temas, me viene bastante a la mente la época de singles que tuvo Jay Reatard entre el primer y el segundo LP. ¿Para vosotros ha sido un referente en la adolescencia o sin más?

Jay Reatard ha sido y es un gran referente en cuanto a sonido, canciones y producción. En esos temas conscientemente no, pero en las dos últimas canciones del disco sí que hemos tenido en mente las acústicas o los temas más medio tiempo o calmados de Jay.

"El disco gira alrededor de los sentimientos y uno de los que tratamos es el rechazo o la pérdida. Hay muchas canciones en las que aparecen imágenes o referencias a estos temas. Nos apetecía mucho de hablar de los sentimientos a través de un espacio lo cual cobra mucho sentido además, si en la portada aparece un mapa. "

Me llama mucho la atención el tema ‘Ciudades y Cicatrices’. Parece que habláis un poco de lo difícil que es que uno sea profeta en su tierra. ¿Este tema surge a partir de alguna idea en concreto?

El recorrido y las ideas del tema fue bastante intuitivo en realidad. La mayoría de las veces partimos de un concepto o una idea que luego trasladamos a lo que queremos contar. Cuando componemos es muy parecido. Es una forma cómoda porque consigues cierta unidad. También es muy especial porque es una forma de funcionar muy integrada en nosotros, casi automática y resulta muy placentero ver que funcionamos casi como un ser autónomo.

No recordamos si en esta canción que mencionas el título fue anterior o posterior a la letra pero sí que el punto de partida está en la primera frase. El disco gira alrededor de los sentimientos y uno de los que tratamos es el rechazo o la pérdida. Hay muchas canciones en las que aparecen imágenes o referencias a estos temas. Nos apetecía mucho de hablar de los sentimientos a través de un espacio lo cual cobra mucho sentido además, si en la portada aparece un mapa.

Luego, en relación a la banda, que es otro de los temas centrales del disco, se nos ocurrió añadir esa idea de los paisajes. De los paisajes de España, vacíos, áridos, violentos.

Respecto a lo que apuntas, posiblemente sea imposible ser profeta en España pero tememos que está más dirigido a una cierta idea de pérdida. Igualmente nos fascina esa idea de la España negra.

Para ir rematando, creo que el final del disco es el mejor que os habéis marcado en toda vuestra discografía, desarrollándose tanto ‘Ley de la Gravedad’ como ‘Piedra de Sal’ con un montón de simbolismos un tanto críptico y con referencias al verano. ¿Sentís que en estas dos canciones verdaderamente se ha colado un apartado nostálgico?

La verdad es que te agradecemos muchísimo esa apreciación. A veces se componen canciones que gustan por el estilo, porque son redondas, porque enganchan, sorprenden, porque tienen una parte muy especial, por su sonido, por un solo, por la producción. Otras, es porque esas canciones contienen una cierta verdad. Hay veces en que uno compone porque no tiene más remedio. Esas dos canciones surgieron así. Es difícil reducirlas a una palabra simple: nostalgia. Digamos que son canciones que se componen en un momento determinado y están absolutamente marcadas y atadas a un hecho vital. Es maravilloso que una persona ajena, tú en este caso, te hayas visto afectado por ellas. Que las aprecies cuando son una cosa importante para nosotros. Es como otro sentido de la música, ese que tantas veces nos ha salvado la vida por momentos.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para el siguiente grupo a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

¿Qué os parece esta idea?: Enlatar el vino. Nadie lo ha hecho antes. Se trataría de poner vino dentro de latas, como las birras o los refrescos. ¿Lo veis bien o lo veis mal? Pros y contras, por favor.

Del mismo modo tenemos una para vosotros a cargo de Hugo Sierra, dice así: ¿Se os ocurre algún plan de choque contra las salas que piden dinero a los grupos por tocar?

Hay muchas salas que los promotores deben alquilar, no sé si Hugo se refiere a esto, que no creo. Supongo que ellos deben pagar de alguna forma el alquiler del local. Si te refieres a salas que actúan como promotora y que en vez de pagar a bandas quieren cobrarles, pues es lamentable. En este caso es muy sencillo, negarse a tocar en estas salas y, por supuesto, quemarlas.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *