Entrevistamos a

Le Parody

"Me fijo mucho en las letras del flamenco. Son capaces de unir la máxima exageración con lo más cotidiano."

Por -

Detrás de Le Parody se encuentra Sole, una malagueña que ha logrado dos discos cargados de sorpresas y sobre todo muchos cambios en el guion respecto al panorama musical ya establecido. Tras publicar su primer trabajo titulado Cásala y ganar Proyecto Demo en 2013, la artista ha regresado en este 2015 con su segundo LP titulado Hondo. Una exquisita colección de temas donde la electrónica, el flamenco y multitud de géneros se dan la mano para conseguir una amalgama perfecta. Además de esto, nos encontramos con una Sole desgarradora que deja su alma en la interpretación de cada tema. Aprovechando que la artista teloneará a Neneh Cherry en sus concierto en Madrid y Barcelona, la entrevistamos.

Lo que más me llama la atención de tu música es tu gran capacidad para no adherirte a ningún género concreto. ¿Consideras que tu propuesta puede llegar a un amplio sector de público en base a esta versatilidad?

¡Pues espero que sí! Para mí la música en gran parte es una vía de comunicación, de intercambio, entonces cuanta más gente participe de ese intercambio, mejor. Aunque no considero que eso de no adherirse a un género sea una capacidad. Quiero decir que no es algo que haya buscado intencionalmente. Quizás si no tuviéramos la barrera de catalogar la música según es nacional o internacional sería fácil encontrar géneros donde encajar lo que hago. Creo que tiene algo que ver con el trip-hop. En cualquier caso yo hago canciones con cosas que me gustan, busco los elementos, los beats, las melodías, las letras, la forma de cantar... y con eso compongo. Lo que sale de ahí realmente no lo controlo.

Hace poco más de un mes lanzaste tu segundo LP titulado Hondo. En él nos encontramos con texturas aún más elaboradas e incluso una mayor amplitud de estilos. ¿Consideras que el salto cualitativo de este nuevo disco respecto a Cásala ha sido muy importante?

Más que importante ha sido inevitable. Han sido años muy intensos en todos los planos, musical, político, personal... Habría sido raro no evolucionar. Quería probar a hacer cosas nuevas, componer de forma distinta, no quería hacer un Cásala 2, aunque no reniego para nada de ese disco, le sigo teniendo mucho cariño, para mí fue muy importante hacerlo y me sigue gustando tocarlo. Pero Hondo tenía que ser necesariamente distinto.

"Han sido años muy intensos en todos los planos, musical, político, personal... Habría sido raro no evolucionar."

A lo largo del trabajo nos podemos encontrar con un montón de elementos ya sean bases pregrabadas, instrumentos de viento, coros… ¿Empleas programas como el garageband o te gusta más estar rodeada de gente continuamente?

Pues ni lo uno ni lo otro. No uso el ordenador, ni para componer ni para el directo, además uso linux, (creo que el garageband es de Mac, ¿no? No estoy nada puesta en este tipo de programas). Y durante la grabación estuve rodeada de más bien poquita gente, en el disco los únicos instrumentos que aparecen como tales son la trompeta de Frank, el bajo de Miguel, y mi ukelele y mi voz. Hay un a colaboración de Christian Fernández Mirón (Sef), y algunos coros de César Berzal, el productor. Pero todo lo demás son sampleos, trocitos de melodías recortados de otras canciones y puestos en loop. Digamos que el disco es un enorme puzle. No inventé ni una nota, salvo las del bajo. El trabajo de componer consistió en ir juntando las piezas hasta que sonaba algo coherente, y luego construir los beats, que es la parte que más me gusta, y con esa base armada, ya pensaba en las partes analógicas, que en realidad están también todas bastante procesadas con pedaleras de efectos, desde la voz a la trompeta, pasando por el uke.

Otra de las cosas que me llama mucho la atención es ese descaro lírico que contienen los temas, algo muy propio de la canción española. Canciones como ‘Río de lamentos’ o ‘Dejadla Sola’ son grandes ejemplos. ¿Tomas este tipo de composiciones como referencia a la hora de escribir las letras e interpretar tus temas?

Me fijo mucho en las letras del flamenco. Son capaces de unir la máxima exageración con lo más cotidiano, lo mismo te describen como salta un perrillo por la calle que te hablan de amor y muerte y traiciones... Y me gustan las coplillas, las poesías rimadas. Fíjate que 'Ríos de Lamentos' sí que la escribí con toda la intención de que sonara a canción popular. Va sobre los escraches, pero podría estar hablando también de un desamor. Esa dualidad es muy de cancioneros populares, me gusta mucho.

"Me fijo mucho en las letras del flamenco. Son capaces de unir la máxima exageración con lo más cotidiano."

En algunos temas como ‘Corazón Monstruoso’ o ‘Cae Cae Cae’, incluyes fragmentos pertenecientes a grabaciones tomadas fuera del estudio. ¿Cómo es el proceso de creación de estos temas? ¿Tienen como punto de origen estas grabaciones externas?

Bueno como ya te contaba todas las canciones están hechas de fragmentos que nunca grabamos en el estudio. Cae Cae Cae tiene frases sampleadas de un vídeo que encontré en Youtube de Martha Graham dando clases (una bailarina que tiene unos textos sobre arte preciosos), eso es algo que hacía mucho en el anterior disco, lo de meter frases de documentales o películas, y no lo quería perder del todo (aparecen también frases en “Por El Camino Largo”, en este caso de la película La Haine). En Cae Cae Cae no fueron un punto de partida, sino más bien un adorno.

Donde sí que ocurrió una cosa totalmente distinta es en Corazón Monstruoso. Parte de un trozo que grabé con el móvil en un paso de Semana Santa en Granada. Quería hacer algo con eso y me lo llevé al estudio, ahí lo puse a sonar y descubrí que encajaba perfectamente con uno de los samples que tenía recopilados de un disco de bollywood. Era casi como si fueran parte de la misma canción, una corneta de Semana Santa y esa especie de trompeta india (no sé cómo se llama el instrumento que suena). Eso me flipó, fue como encontrar el eslabón que lo une todo, me pareció que si esas dos cosas se podían combinar y además podía cantarme algo flamenco encima es que realmente no hay barreras en la música, que toda la música es la misma música, la de cualquier lugar, cualquier estilo.

Escuchando en profundidad Hondo, considero que hay una cierta influencia de la música sefardí. ¿Crees que tu música tiene alguna conexión con esta cultura?

Pues la verdad, no tengo ni idea, no conozco mucho esa cultura, aunque sí que creo que mi música bebe mucho del cruce increíble de culturas que se dio en Andalucía (visigodos, árabes, judíos, más tarde los gitanos...), quizás por ahí algo recogí de los sefardís. Aunque también me la han relacionado con música gallega, o con música andina, creo que a cada cual le suena a una cosa, y eso es bastante mágico para mí.

Del mismo modo se habla mucho de tu capacidad para evolucionar el flamenco y acercarlo a músicas aparentemente opuestas. ¿Opinas que siempre ha existido y existe una gran escasez de propuestas que traten de tender puentes entre el flamenco y músicas de corte alternativo?

Hay muchas propuestas que traen el flamenco a estilos pop o rock o electrónicos, ahora mismo en activo están el Niño de Elche, Soleá Morente, los Pony Bravo, los Evangelistas, Malaventura, e incluso la Bienquerida o Los Planetas. Lo que creo que pasa es que a mucha de esa música se le pone la etiqueta ésta del “flamenco alternativo” y se la aparta del resto, se la encierra en una especie de gueto musical que no permite que se la reseñe igual que al resto de músicas. Pocas veces te vas a encontrar una reseña de el Niño de Elche al lado de una de Arcade Fire. Es el mismo estigma que nos auto-imponemos con esto de nacional/internacional. Pero bueno, por otra parte veo que en los últimos años está cambiando esto, se está perdiendo el prejuicio a los folclores de aquí, o por lo menos eso quiero yo pensar.

"Lo que creo que pasa es que a mucha de esa música se le pone la etiqueta ésta del “flamenco alternativo” y se la aparta del resto, se la encierra en una especie de gueto musical que no permite que se la reseñe igual que al resto de músicas."

Hace un par de años ganaste el premio de Proyecto Demo. ¿Consideras que este premio tuvo cierta relevancia para ayudarte a estar donde estás ahora?

Yo no creo que ningún hecho concreto y aislado, como puede ser un premio, un concierto, una reseña, te lleven a ningún sitio por sí solos. Y no sólo lo creo sino que esa es mi experiencia. A los sitios se llega caminando y caminar consiste en dar muchos pasos, uno detrás del otro... Ganar Proyecto Demo fue un subidón, porque siempre lo es que alguien valore tu trabajo y apueste por él, y seguro ayudó a afianzar el huequito modesto que el proyecto se había ido haciendo en algunos medios, pero también pasaron muchas otras cosas en esos años. Las primeras canciones que hice las reseñó el blog de la Nadadora, y de ahí conoció el proyecto la Jenesaispop, que fue junto con Mondo Sonoro la revista que más nos dio a conocer, y que hizo que empezaran a pasar cosas. También quedé finalista en los premios del INJUVE, y pasamos a formar parte del catálogo de la AECID, y gracias a eso y a otras muchas casualidades acabamos haciendo una gira por Estados Unidos.

Luego tocamos en las Demoscópicas de Mondo Sonoro y aunque la crónica que sacaron de nuestro concierto no fue muy buena ahí nos vio un tipo de una editorial que es quien años más tarde me ha puesto en contacto con Warner. Y tocamos en el aniversario del Patio Maravillas (la ocupa mítica de Madrid), y allí nos vieron muchos periodistas de medios independientes que luego han estado apoyando el proyecto, por ejemplo Roberto Herreros, el guionista de Mapa Sonoro, que también le dio mucho empujón de difusión al proyecto... Quiero decir con todo esto que cualquier movimiento puede tener mucha importancia, o no tener tanta, desde salir en un blog pequeño, dar un concierto gratis en una plaza, a tocar en un festival... igual que las oportunidades que pueden parecer beneficiosas te pueden acabar perjudicando, y las que te parece que perdiste de pronto te pueden llevar a sitios que no esperabas. Todas las cosas que han ido pasando con el proyecto han salido a raíz de gente que nos vio tocando o que escuchó los discos, así que al final lo único que cuenta es eso, hacer lo tuyo, hacerlo lo mejor posible, y disfrutarlo todo, lo grande y lo pequeño.

A parte de tu proyecto Le Parody, eres licenciada en Bellas Artes y también fotógrafa. ¿Qué influencia crees que tienen estas áreas en tu música?

Pues supongo que todo forma parte de lo mismo. La poesía, la música, la fotografía... son distintos medios de expresión de un mismo idioma, creo yo.

He leído que durante tu estancia en California estudiaste producción y composición de música electrónica en Pomona y Harvey Mudd. ¿Esta experiencia te ayudó a crecer mucho a la hora de crear tus temas?

Muchísimo. Fue un auténtico lujo poder estudiar ahí, y además una sorpresa porque yo fui para dar clases de español y me encontré con que podía hacer esas asignaturas... Casi todo lo que sé de electrónica lo aprendí ahí, a parte de lo que supone contar con un estudio disponible 24/7 para grabar o tocar lo que quisiera, a cualquier hora... Fue un sueño hecho realidad todo ese año.

Cada vez parece que los promotores de conciertos tienden a homogenizar y apostar por propuestas con riesgo cero. ¿Notas como a lo largo de estos años cuesta más conseguir conciertos en salas?

Yo creo que como empecé este proyecto en plena crisis, no he podido notar mucha diferencia, siempre lo he visto todo igual de mal... Yo toco mucho porque me muevo mucho, y porque el proyecto es versátil, hemos trabajado en museos, en salas minúsculas, en festivales, en eventos de todo tipo. Pero sí que es verdad que parece que el circuito más establecido de la música alternativa está casi herméticamente cerrado a todo lo que no sean bandas de hombres con guitarras.

"Sí que es verdad que parece que el circuito más establecido de la música alternativa está casi herméticamente cerrado a todo lo que no sean bandas de hombres con guitarras. "

Dentro de unos días telonearás Neneh Cherry en sus fechas por nuestro país. Al igual que tú, la sueca es una artista con gran personalidad. ¿Qué supone para ti poder abrir sus conciertos?

Pues sobre todo la emoción de poder tocar en teatros grandes, que es algo a lo que normalmente no tengo acceso, y poder ver desde dentro como funciona una gira profesional de alguien que lleva tanto tiempo en esto. Toda una oportunidad para aprender y disfrutar, así que tengo muchas ganas.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta al siguiente artista a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Cómo te imaginas dentro de treinta años?

Del mismo modo, tenemos una para ti de Sean Nicholas Savage, dice así: ¿con qué criatura marina te identificas más?

Con una mantarraya, que es un pez muy underground.

Muchísimas gracias por tu tiempo. ¡Qué vaya todo genial en los próximos directos!

¡A ti!

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *