Entrevistamos a

Chiquita y Chatarra

"Cualquier cosa que se mantenga en la segunda fila tiene algo de quijotesco, en el sentido de que es algo muy romántico que requiere muchos esfuerzos, y que da cosas muy gratificantes en el emocional y muy decepcionante en lo material."

Por -

Chiquita y Chatarra publicaron hace unos meses su cuarto LP Ojos de Mirada, dejando constancia de una trayectoria siempre muy fiel a esa expresión garagera que brota en múltiples direcciones, amarrándose tanto a un apartado punk en su cara más persistente como el relacionado con el rock más árido. Las múltiples caras del dúo asturiano florecen a la perfección en esta nueva entrega, grabada en los estudios Delia Records y propulsada por Discos Flexi. Así es como, completamente en castellano a excepción del tema final, han logrado su disco más fantástico y sugestivo hasta la fecha. El gran poder visual de los temas resulta clave para trasladar la imaginación hacia territorios donde sentimientos relacionados con el miedo, lo paranormal o el éxtasis hacen acto de presencia, todo ello conservando el encanto por la sencillez de los elementos reconocibles y el carácter melódico siempre desbocado. Y es que este trabajo seguramente suponga la obra más completa de la formación hasta la fecha, actuando a modo de marcapáginas de experiencias oníricas que acaban convergiendo en el apartado más terrenal posible. Aprovechando lo reciente de su publicación, entrevistamos al grupo y aprovechamos para estrenar el vídeo correspondiente a ‘Bajo el Sol’ con los comentarios de su autor, el realizador Ander Manero más conocido como ZVLOMEDIA y perteneciente al colectivo audiovisual Soviet.

Vuestro nuevo LP Ojos de Mirada es otro de esos trabajos donde jugáis con el garage hipermelódico de una forma que siempre entusiasma. ¿Sentís que con el paso de los años habéis logrado un estilo muy identificativo del que os resulta muy difícil salir de él?

Nosotras nunca hemos visto tan claro lo del estilo cerrado, de hecho justamente en este disco hay canciones muy distintas, y bueno, pienso que en los anteriores también. Nunca hemos tenido la intención de generar o acercarnos a un estilo a la hora de componer. Quizás si es verdad que hay cosas que nos identifican, el estilo de tocar, la voz de Amelia. Pero nunca hemos intentado salir ni entrar en estilos. Fluimos libres como el viento de Nordeste (risas).

 

A pesar de hablar de la identificativa impronta de vuestro temas, en esta ocasión da la sensación de que nos encontramos ante un disco aún más directo, con menos efectos de guitarra y destacando más que nunca la crudeza de las voces. ¿Creéis que habéis intentado de simplificar al máximo vuestros temas?

No. La producción es distinta, pero las canciones son más complejas en realidad, tienen más arreglos y otros desarrollos. Pero sí es verdad que en algunos temas como ‘Accidente’ o ‘Los Chicos’ teníamos claro el concepto de crudo y seco.

La distancia es algo que seguramente también haya influido a la hora de componer y dar forma a las letras del trabajo. Si no me equivoco cada una de vosotras se encuentra en Asturias y Madrid, respectivamente. ¿Este hecho fue realmente significativo a la hora de intentar sacar el disco adelante o lo supisteis llevar bien?

Ha sido un proceso distinto, a todos los niveles. A nivel compositivo ha sido un cambio grande. Hemos perdido las inercias de los ensayos semanales, esto ha afectado a la creación. En este disco casi todas las canciones que teníamos hechas a medias de antes, o descartes de discos anteriores. Aun así también las hay nuevas de cuando nos hemos juntado para ensayar, la de ‘Accidente’, por ejemplo, la hicimos mientras preparábamos la grabación, un día antes. Esto nos ha forzado a pensar y a reflexionar con temas de composición, cada una en su casa, algo que no habíamos hecho antes, y ha sido guay.

Con el tema de sacar el disco adelante, bueno, la distancia hizo que los tiempos fueran más elásticos. Este disco se grabó hace un año y pico y el proceso de edición ha costado. Tuvimos sello, luego por inclemencias del destino no tuvimos sello, y pasamos a la autoedición, decisión que nos costó un tiempo tomar, porque ya sabemos de antes lo que es, y es mucha faena, y las dos trabajamos, y bueno, ahí está el disco y nosotras muy contentas del resultado final.

"Nunca hemos tenido la intención de generar o acercarnos a un estilo a la hora de componer. Quizás si es verdad que hay cosas que nos identifican, el estilo de tocar, la voz de Amelia. Pero nunca hemos intentado salir ni entrar en estilos. Fluimos libres como el viento de Nordeste "

Si analizamos las letras de las canciones, nos vamos a encontrar de lleno con algunas que otras canciones de lo más alucinadas, donde aparecen experiencias de lo más difusas como en ‘Accidente’ o ‘Subió’. ¿Habéis intentado de poner letra a situaciones sensoriales que resulta difícil describir con palabras?

Son historias empujadas y pretendidamente soñadas. Queríamos darle ese pulso de ensoñación loca a cada canción. Describen aparentemente un apocalipsis muy infantil, hasta positivo. No pretendíamos trascender de ninguna realidad simplemente que ese camino nos pareció precioso y muy mágico.

‘Calles Solitarias’ quizás es la canción más sombría del trabajo con frases como “He perdido mi ciudad”. ¿De qué ciudad habláis y que queréis reflejar con este tema?

Esta canción es la más vieja de todas. Es un boceto de hace 20 años. Un día se la toqué a Patry y le gustó. La estructuramos, la vestimos un poco y decidimos meterla en el disco.

Con esta canción, como con otras la letra aparece de forma caprichosa, por sonoridad, o por querer buscar un mood, y luego toma otros sentidos que nos sorprenden hasta a nosotras. Es una cosa muy mágica que tiene el escribir las letras sin intenciones concretas, que luego incluso la lectura desde dentro revela cosas nuevas que antes no estaban ahí.

‘Dream’ es la única canción de este nuevo trabajo que llega en inglés, aparte de que musicalmente parece dirigirse un poco más hacia una parte más doo wop. ¿Esta canción pertenece al mismo período de composición del resto o proviene de otra etapa?

Más que a un periodo de composición yo hablaría de un proceso de selección. Como decíamos antes, muchos de los temas de este disco son apuntes y canciones que venían de atrás, pero que no habían entrado en los otros discos por tema de estilo o porque no era el momento (que no nos apeteció en su momento, vaya) de trabajarlas más o llegar a terminarlas.

Esta canción creo que no entró en el último disco porque la hicimos justo después de grabarlo. Esto nos pasa mucho, después de entrar a grabar ya estamos con canciones nuevas.

Algunas de ellas ya nacieron en castellano, y otras las adaptamos (del inglés al castellano) porque realmente no tenían la letra terminada. Esta quedó así porque es que en ingles queda muy bien. Pero sí es verdad que evoca un poco el aire de nuestros discos anteriores.

"Estas nuevas canciones son historias empujadas y pretendidamente soñadas. Queríamos darle ese pulso de ensoñación loca a cada canción. Describen aparentemente un apocalipsis muy infantil, hasta positivo. No pretendíamos trascender de ninguna realidad simplemente que ese camino nos pareció precioso y muy mágico."

Este último trabajo solo ha tenido promoción a través de vuestra cuenta personal de Facebook, desvelando un nuevo tema cada semana. ¿Os preocupa que este disco quizás haya pasado más desapercibido que el resto también por el hecho de la autoedición?

Preocupar... nos preocupa que se venda y que emocione, que nos hemos dejado los ahorros y el alma.

Vuestro segundo y tercer LP fueron publicados por Discos Humeantes, sello que ahora ha derivado en editorial Humo. ¿Sentís que sellos como este resultan casi utópicos en nuestros días?

Cualquier cosa que se mantenga en la segunda fila tiene algo de quijotesco, en el sentido de que es algo muy romántico que requiere muchos esfuerzos, y que da cosas muy gratificantes en el emocional y muy decepcionante en lo material.

Un poco conectando con esta etapa vivida hace unos años, ¿sentís que esta especie de escena medio garagera medio punk norteña se ha estancado un poco y ya no aparecen tantas bandas nuevas de este estilo como antes?

Todo muta, es lo natural. Salen otras cosas

"El Funtastic es una cosa muy necesaria para cualquier persona, una vez en la vida por lo menos para que no te olvides que un montón de cosas que importan, trasciendan aún más y te mantengan más firme en tus movidas. "

Ahora mismo parece que proliferan los festivales un poco más especializados en bandas de garage rock y punk como es el caso del GetMAD!, Fuzzville o el Funtastic Dracula, aunque este ya llevaba mucho más tiempo. ¿Creéis que este tipo de eventos son muy necesarios para dar visibilidad a las bandas nacionales que se mueven en estos sonidos?

El Funtastic es una cosa muy necesaria para cualquier persona, una vez en la vida por lo menos para que no te olvides que un montón de cosas que importan, trasciendan aún más y te mantengan más firme en tus movidas.

La canción de ‘I Don’t Wanna Leave’ apareció en la banda sonora y en la propia película Animals de Marçal Forés. ¿A través de esto creéis que llegó más gente hasta el grupo o no supuso nada especial a nivel de promoción del grupo?

Nos puso muy contentas salir en esta peli. Pero creo que esta peli solo se movió en el circuito de festivales. Nosotras no notamos gran cosa.

Ahora que habéis cumplido ya 10 años desde vuestra formación como banda y la publicación de vuestro primer LP, ¿sentís que formar parte de Chiquita y Chatarra implica lo mismo ahora que hace 10 años?

Estar en Chiquita y Chatarra después de 10 años es la alegría de poder mantener este proyecto vivo. Esto ya no va ni de estilos ni de escenas, sino de cómo entendemos la música del cosmos que entre nosotras hemos creado, por y a través de las canciones, y de hacer música juntas, como queremos y como creemos en ello, a pesar de todas las dificultades que nos propone la vida y el capital.

"Esto ya no va ni de estilos ni de escenas, sino de cómo entendemos la música del cosmos que entre nosotras hemos creado, por y a través de las canciones, y de hacer música juntas, como queremos y como creemos en ello, a pesar de todas las dificultades que nos propone la vida y el capital."

Al mismo tiempo, ¿veis el grupo como una distracción o forma de escapatoria en vuestras vidas o también valoráis enormemente la labor artística que podéis transmitir con vuestras canciones?

Ni distracción ni escapatoria, conciliar la vida laboral y familiar con esto es un esfuerzo muy grande.

En todas nuestras entrevistas, nos gusta pedirles a nuestros entrevistados que dejen una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál sería la tuya?

¿Te gusta Chiquita y Chatarra?

Del mismo modo tenemos una pregunta para vosotras a cargo de los Holy Wave, dice así: ¿cuándo fue la última vez que llamaste a tu madre?

Ayer fue la ultima vez que hablé con Berta, me dijo que se estaba preparando para ir al Dragón a echar unos bailes.

Mi relación con Chiquita Y Chatarra viene de largo. Y digo mi relación, porque me llevan matando desde hace muchos años. Desde 'I Dont Wanna Leave' concretamente. Hace tiempo descubrí que teníamos una muy buena amiga en común y el resto ha rodado solo.

Para la componer línea de imagen de Bajo El Sol hemos partido de un elemento poderoso como es el metraje de un galgo en plena carrera. Patri sabía que tengo adoptada a Isis y en seguida definimos el ingrediente principal. A partir de ahí hemos querido generar el mismo contraste que sucede en el propio tema, aunque rebosa luminosidad, no deja de ser un desgarro, un desengaño. Desamor superado, pero desamor al fin y al cabo. Dicen que los perros que al ver a sus dueños segregan el mismo cóctel químico que generamos cuando vemos a la persona de la cual estamos enamorados. Ese preciso instante en el que un animal se da cuenta de que su amado dueño es también su verdugo es el espacio concreto donde arranca todo. La luz que desprende la pista de audio la hemos intentado traducir en un Valhalla canino, en un cielo de los perros que no nos puede dar mejor rollo. Haciendo de nuevo del luto absoluto, una fiesta. Me motiva mucho tener la oportunidad de visibilizar también una de las cuentas pendientes que tiene este país con la lacra de esta raza. La vigencia de estas practicas hoy en día me hierve la sangre. Volviendo un poco al tema de la realización, no puedo dejar de mencionar a Soviet, un joven colectivo audiovisual al que pertenezco que es quien ha producido la pieza.

Próximos conciertos de Chiquita y Chatarra: Sábado 03 de noviembre: Sala BUT (Madrid) + Terrier + His Majesty the King (GetMAD) Viernes 04 de enero: La Salvaje (Oviedo)

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *