Entrevistamos a

Autoescuela

"Ojalá a partir de ahora poder grabar solamente discos de happy hardcore porque estamos muy contentos, todo nos va de lujo y nos ha tocado el euromillón."

Por -

Santi y David son los dos asturianos que están al frente de Autoescuela, uno de los proyectos pop más peculiares y con gusto por hacer las cosas de forma casera pero siempre bien hechas. Desde el 2016 nos han ido enseñando sus composiciones vía bandcamp, encontrándonos con un cotidianismo que pone la vista en la evolución de los años 2000 y el gusto por todas esas particularidades desarrolladas a la adolescencia en los primeros años de esta década. Así es como poco a poco han haciendo crecer sus canciones, añadiendo desarrollos de corte sentimental más precisos a la par de no dejar de lado personajes como futbolistas entrañables, los dispositivos tecnológicos que forjaron la era digital o el simple hecho de retratar el costumbrismo de determinadas situaciones. El año pasado publicaron su primera referencia en físico a través de Snap! Clap! Club, encontrándonos en Recopa un conjunto de 25 canciones logradas de una forma minimalista, contando historias en primera o tercera persona donde juegan con bases MIDI, voces con un ligero efecto apitufado en ocasiones y sobre todo un ingenio tremendo para sacar a la luz todas esas cosas que pasan entre amigos. Ya este año, Autoescuela han publicado  una nueva referencia titulada Boris, que supone la primera parte del que será su nuevo trabajo. En estas composiciones nos encontramos a una banda incluso más versátil, que se atreve con Shakira y con el punk de dormitorio, todo ello con el encanto que tienen las canciones breves. Aprovechando lo reciente de este lanzamiento, los entrevistamos.

Comenzasteis a colgar vuestros primeros temas en bandcamp allá por 2016. ¿Hubo algún hecho especial que os empujase a componer canciones y mostrarlas al público?

El empezar a componer viene de una mezcla del más puro aburrimiento y de intentar sobrellevar una serie de frustraciones (laborales, personales, etc) haciendo algo creativo, en vez de apuntarnos a fútbol sala o jugar al Fortnite. Las colgamos en bandcamp para dejar de pasar mp3 a los amigos por whatsapp, por no joderles la memoria del móvil. Para cuando hicimos el autoescuela, en enero de 2017, que ya sonaba todo un poco menos mal, fue cuando intentamos mandarlo a algún medio y hubo gente que lo compartió en redes sociales, llegando a un público muy levemente mayor que nuestros sufridos amigos.

Seguramente una de las características más destacada de vuestros temas sea la espontaneidad que siempre mostráis en ellos. ¿Tenéis algún momento del día o situación preferida para escribir los temas?

(David) Creo que ya dije en otra entrevista que se me ocurren muchas melodías en la ducha. El agua caliente me purifica. Luego salgo y, si tengo tiempo, toco y escribo una letra. Si no lo tengo, grabo un pichinglis en el móvil y llego un poco tarde a los sitios, como siempre. A veces lo que termino haciendo no se parece a lo que había pensado, pero suele gustarme más o menos.

(Santi) Yo necesito tener algún instrumento delante. Y plagiar mucho.

Ya que estamos un poco con vuestros hábitos de composición, ¿cuál es la situación más extraña bajo la que habéis compuesto un tema?

‘Telecentros’ del Recopa, es una canción basada en la alarma del móvil. Creo que más absurdo que eso no hay nada.

"El empezar a componer viene de una mezcla del más puro aburrimiento y de intentar sobrellevar una serie de frustraciones (laborales, personales, etc) haciendo algo creativo, en vez de apuntarnos a fútbol sala o jugar al Fortnite. "

Melódicamente vuestras canciones resultan siempre de lo más entusiasmantes. ¿Sois un grupo que suele encontrar con facilidad el hilo melódico de los temas o le soléis dar bastantes rodeos hasta lograrlo?

Hay muy pocas canciones que cambien de línea melódica entre que preparamos las primeras demos y hacemos la grabación definitiva: alguna ha cambiado de letra (se me ocurre ‘Siempre nos quedarán Café y Bollos’, que antes de reescribirla daba vergüenza ajena) o de arreglos (por ejemplo ‘Paradís’, que pasó de ser algo así como punk pop a tener un ritmo sintetizado bastante loco), pero lo que es la melodía básica de la canción casi siempre se mantiene fija.

También destaca vuestra versatilidad para pasar de cortes más noventeros tirando a los Magnetic Fields, como poneros más punkies o incluso extremadamente poperos a lo Family. ¿Sentís que vuestros gustos musicales e influencias son de lo más variadas y cambiantes?

Sería aburridísimo si siempre intentáramos hacer lo mismo: para nosotros al hacerlo y para cualquiera al escucharlo. Si escuchamos a Kero Kero Bonito, a XTC, a Brockhampton o a Alizée, es inevitable que algo se quede, consciente o inconscientemente, en las canciones que hacemos. Siempre en versión cutre, eso sí.

Sin lugar a dudas el fútbol y los futbolistas son elementos recurrentes en vuestros temas. ¿Sentís que las efemérides futbolísticas marcaron en cierta medida vuestra adolescencia?

Sí, aunque no solo la adolescencia: el fútbol, más allá de sus miserias (como negocio, como mundo de masculinidad chunguísima, su homofobia latente, etc), es una fuente de historias y personajes inagotable, y mal que nos pese, hemos pasado cientos de horas dándole vueltas desde que nos conocemos. Y lo seguiremos haciendo, qué duda cabe. Además tiene un efecto emocional muy fuerte, llevamos de mal humor desde ayer por culpa del Madrid.

"El fútbol, más allá de sus miserias (como negocio, como mundo de masculinidad chunguísima, su homofobia latente, etc), es una fuente de historias y personajes inagotable, y mal que nos pese, hemos pasado cientos de horas dándole vueltas desde que nos conocemos. "

Por lo general a lo largo de vuestros temas hacéis bastantes inclusiones a elementos muy propios de los primeros 2000. ¿Sentís una cierta nostalgia a todas aquellas costumbres, cosas que pasaron o elementos tecnológicos que existían en aquellos años?

Nostalgia ninguna: ni éramos particularmente más felices entonces ni desde luego sentimos ninguna necesidad de que vuelvan el MSN, el fotolog, los duros con calimocho en la calle Rivero o las zapatillas Osiris. Pero sí que es una época a la que le dimos bastantes vueltas en Recopa, porque, como pasa con el fútbol, es un mundo referencial que tiene muchas buenas historias poco explotadas y que vivimos juntos. En el fondo todas estas canciones tienen un poco de refrito de anécdota oral mil veces modificada, de conversación de bar recordando lo que se vivió juntos y demás mierdas, no es tanto nostalgia como “lo que nos une”.

El cassette que editasteis de Recopa venía acompañado por un fanzine que estaba un poco orientado en esa dirección de los primeros años de descubrimiento de internet y redes sociales del momento. ¿Tuvisteis claro desde el primer momento que era el complemento perfecto a las canciones?

La idea del fanzine parte de Ana y Dani de Snap!, que nos ofrecieron el formato cassette+fanzine. No tenemos ningún talento gráfico, así que lo mejor que se nos ocurrió fue el tratar de ilustrar las canciones con su mundo referencial, como la portada del Our Favourite Shop de los Style Council en versión miserable. Quedó bastante bien, aunque a veces haya que achinar los ojos para poder leerlo.

Entremos de lleno en vuestra nueva referencia titulada Boris. Parece que estos temas son un poco más sombríos que los de Recopa. ¿Desde dentro también tenéis esa sensación?

Sí, han sido unos meses bastante jodidos y quieras o no eso se refleja en las canciones. Ojalá a partir de ahora poder grabar solamente discos de happy hardcore porque estamos muy contentos, todo nos va de lujo y nos ha tocado el euromillón.

"En el fondo todas estas canciones de Recopa tienen un poco de refrito de anécdota oral mil veces modificada, de conversación de bar recordando lo que se vivió juntos y demás mierdas, no es tanto nostalgia como “lo que nos une”. "

Por lo que tengo entendido Boris es algo así como la primera parte de algo mayor. ¿Para cuándo podremos escuchar su continuación?

Si todo va bien nos gustaría poder grabar alrededor de junio/julio para tener un LP preparado para salir a principios de otoño. Hay alguna cosa ya grabada y podría estar bien ir sacando alguna canción entre medias. Por una parte nos hace mucha ilusión lo de sacar un disco en vinilo, por otra parte tener canciones ahí flotando en el éter sin que nadie las escuche nos da un poco de ansiedad, como si estuviéramos acumulando algo en el intestino.

El 2010 parece que fue un año bastante chungo para vosotros. ¿Qué cosas malas ocurrieron ese año a parte del gol de Toquero?

2010 para nosotros es un año que simboliza tener alrededor de 20 años y ser decididamente imbécil. No es tanto un año chungo de verdad como un año de comportarse continuamente como un auténtico cretino, muy típico de la edad. El gol de Toquero ni siquiera fue en 2010, pero en esta vida hay que tomarse licencias.

Desde que publicasteis vuestros primeros temas, se ha observado una mejor calidad de las grabaciones, todo ello siempre dentro de unos parámetros Lo-Fi. ¿Cómo ha cambiado la forma de tocar y grabar los temas desde que empezasteis?

En lo que se refiere a tocar ha cambiado poco, seguimos siento prácticamente negados como intérpretes. Lo que sí hemos entendido son algunos procedimientos técnicos (como descubrir para qué sirve un previo, uno de los momentos más satisfactorios de 2017, sin lugar a dudas). O empezar a ecualizar los instrumentos. Los tutoriales de youtube sirven de mucho.

"2010 para nosotros es un año que simboliza tener alrededor de 20 años y ser decididamente imbécil. "

Ahora mismo os separan unos cuantos kilómetros desde vuestros hogares, ya que Santi se ha ido a Sheffield y David se ha quedado en Avilés. ¿Intentáis trabajar en la distancia o lo dejáis todo para cuando coincidís en físico?

Componer componemos por separado, nos vamos pasando demos cada poco, aunque últimamente el ritmo ha parado un poco porque el ordenador de David se ha jodido y hay una latencia terrible que hace que sea imposible grabar demos. Lo que es grabar sí que lo hacemos siempre los dos juntos, hace que el ritmo de grabaciones sea menor pero lo hace todo más placentero y que las canciones queden mejor. Y, salvo cuando nos imponemos tener que grabar muchas canciones en muy poco tiempo, nos lo pasamos muy bien grabando, y muchas de las ideas semi-improvisadas terminan siendo de lo mejor de las canciones.

En vuestras canciones habláis tanto de famosos como de gente cercana a vuestro entorno. ¿A la hora de buscar inspiración para escribir tratáis de partir de un personaje?

A veces sí que nos planteamos escribir sobre alguien en concreto, sí, ya sean famosos (como en ‘Ronald Koeman’ o ‘Vaca Sagrada’, por ejemplo) o gente cercana (como en ‘Il Patere’). Al final todo esto es una extensión de lo que son nuestras conversaciones, es inevitable que se filtren los personajes sobre los que hablamos normalmente.

Si no me equivoco, vuestra foto promocional está tomada en el único supermercado de Paredes de Coura. ¿Para cuándo hacéis una canción dedicada a la villa portuguesa?

Mmmm ni idea. Creímos ver a André Gomes en el camping. Algo caerá al respecto.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Dónde está la fruta?

Del mismo modo tenemos una para vosotros a cargo de Hooray for Humans, dice así: ¿Hasta cuándo habrá humanos en la tierra?

Hasta que el Madrid vuelva a ganar la Champions.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *