Conociendo a

Summer Salt

Por -

¿Quiénes son realmente Summer Salt? Esta banda norte americana de Austin (Texas) parece encarnar el feeling indie-rock propio de los últimos dosmiles sin dejar de lado aspectos folclóricos, rockanroleros y poperos de los años 50. Casi como extraña simétrica coincidencia, el grupo ha publicado hasta la época tres EPs y tres sencillos, donde exploran distintos aspectos de su música, moviéndose entre motivos más serios y oscuros con atmosferas mucho mas infantiles y relajadas. 

Sus primeros dos EPs, Driving to Hawaii del 2015 y Going Native del 2016, ambos producidos dentro del mismo sello, Records DK, pueden considerarse los mayores opuestos dentro de su trabajo. Aunque la banda mantiene una coherencia instrumental y estilística, la música que encontramos en Driving to Hawaii es especialmente brillante, permeada de sonidos ilusorios a la playa y aventura. Esto lo logran con la presencia de agudos algo ácidos en la voz y la guitarra, además de los constantes tarareos y pequeños conjuntos corales, así como la capacidad de añadir sonidos naturales – como lo resulta ser el caso de las olas en la canción de igual nombre ‘Driving to Hawaii’ – .Con ello, Summer Salt logra construir un ambiente coqueto y aventurero, teniendo momentos mas melancólicos y menos airosos como ‘Rockaway’ y ‘Give my Heart a Break’, donde se evidencia una guitarra más cercana al rock & roll, pero sin perder esa característica actitud infantil que se puede ver resumida en el coro de la canción conclusoría ‘Tidal Waves’, donde cantan “time to wake up and shake and billow /a wish list from the child I have become”. Así logran su particular invitación a tomarse un tiempo relajado al saber que unas olas oscuras que se acercan, casi como si estuviera haciendo preludio al material que se vendría con su segundo trabajo.

Going Native es entonces donde comenzamos a notar esas influencias del rock alternativo así como el contexto contemporáneo de la banda, alejándose en sus letras de un imaginario tropical para llegar a uno mucho más urbano. Notamos aquí una mayor energía y potencia en la guitarra y batería, perdiéndose el protagonismo de los tarareos que tanto permeaban al EP anterior. Por ejemplo, en su segunda canción, ‘Manastra’, la voz llega a ocupar un segundo plano, explorando a varios momentos tonalidades gruesas y el hablar como canto. Igualmente, el enfoque temático es ahora más introspectivo y la perspectiva cambia a la de los mismos integrantes frente a su banda, como ocurre mas notoriamente en la canción ‘Summer Salt’, al hablar del trabajo que ha representado su labor musical.

En su tercer y último EP, publicado esta vez en Austin Town Hall, se puede notar un punto medio entre ambos polos, entre esa tranquilidad y grosor. Elementos como el coro de ‘Candy Wrappers’ resulta necesario de resaltar, pues recuerda a bandas que lograron cierto iconismo en el mundo del indie rock como Grouplove; o piezas como ‘So Polite’, donde la sencillez de una voz y guitarra rasgueada van ganando complejidad sin perder la frescura y libertad de la música independiente, elementos que permean su última pieza ‘Prickly Pear’, netamente instrumental pero capaz de abarcar la identidad que comienza a ganar Summer Salt.

Ya sus últimos tres sencillos, todos publicados ahora en Cherry Lime Records entre el 2017 y 2018, demuestran como la banda ha logrado consolidar un estilo e identidad con su trabajo, el cuál continúa a pesar del tiempo, las nuevas discográficas o temas. De hecho, casi como si hubiera sido minuciosamente planeado, los tres sencillos se mantienen en la línea temática de festividades, hablando de Halloween, Navidad y San Valentín desde el cinismo. Frases como “The girl I like is wondering where’s Waldo / Robin Hood shot me in the leg” se cuelan en ‘Favorite Holiday’, una canción donde la voz tiene ese carácter airoso y atmosférico de Morrisey, pero manteniendo su característica voz aguda en el coro. Una buena forma de hacer referencia directa a su contexto contemporáneo, mientras generan cierto misticismo alrededor de algo tan cotidiano y absurdo como una fiesta adulta de Halloween o querer a alguien sin resultar correspondido.

Summer Salt, ¿quiénes son ellos entonces? Por ahora, esa banda fruto del indie rock que explora influencias lejanas en el tiempo como la música pop de los años 50’s y el rock and roll salpicado por la fantasía propia del indie folk, capaz de describir eventos de la vida contemporánea o los simples estragos de intentar construir y mantener una banda. Summer Salt, una banda cuya simetría de tres EPs y tres sencillos se puede romper en cualquier momento.

Reseña realizada por Ana María Patiño.

Redacción Mindies
Redacción Mindies

Los miembros de la redacción de Mindies amamos la música por encima de todas las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *