Conociendo a

Malena Zavala

Por -

La argentina Malena Zavala es sin lugar a dudas una de las propuestas que más nos ha cautivado recientemente dentro del mundo de Lo-Fi pop más nebuloso. Establecida en Londres, sus inicios musicales se remontan a una banda integrada junto a su hermano, disolviéndose cuando este se mudó a California. Entonces fue cuando Malena emprendió su camino en solitario, tomando unos terrenos bastante acústicos que poco a poco fue matizando hasta obtener unas canciones con un halo siempre de lo más cálido. Una senda que bebía del pop más sobrio al estilo de artistas como Gabriella Cohen, pero que al mismo tiempo encontraba también cierto brío en los géneros latinos más recogidos.  Todo ello propició unas primeras canciones como ‘Should I Try’ o ‘If It Goes’, jugando en todo momento con atmósferas de lo más apacibles, logrando entremezclar de una forma bastante particular sentimientos cotidianos con un carácter de lo más solemne. De esta forma estos primeros temas que servían de carta de presentación nos desvelaban a una artista que trataba de replegar las canciones sobre sí mismas, evitando que ninguna de sus partes sobresaliesen para aferrarse a una coherencia sonora muy relacionada con el dream pop más terrenal.  Así es como poco a poco logró destacar en la escena británica, hasta que fichó por Yucatan y publicó su primer LP Aliso el año pasado.

A lo largo de su primera referencia, Malena logró matizar todos aquellos detalles que ya de por sí hacían su propuesta bastante reconocible. A lo largo de los temas supo muy bien cómo hacer que el sonido de su guitarra lograse el preciso punto de indefinición y cercanía, consiguiendo que el núcleo de sus temas se desarrolle siempre con una gran naturalidad. Tan solo tenemos que escuchar el tema instrumental que da título al trabajo, comprendiendo a la perfección como a pesar de moverse en lo relajado y aparentemente sencillo, en el fondo están teniendo lugar una actividad instrumental perfectamente medida. Enfatizando los momentos en los que la voz de la artista se acerca al suave lamento, nos encontramos con canciones como ‘Could You Stay’, mostrando una vulnerabilidad con la que logra transmitir los sentimientos encerrados de una forma totalmente veraz. La forma de entrelazar los diferentes sonidos de guitarra también resulta uno de los puntos fuertes del trabajo, haciendo uso de los propios del folk más sureño pero escapando totalmente a la estructura presente en el género. Estamos por lo tanto ante un juego de contrastes de lo más disfrutables que nos hacen presagiar como Malena tiene un gran presente y futuro por delante.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *