Review

Women in Music Pt. III

Haim

2020

9
Por -

En un intento bastante vago de normalizar la presencia de mujeres en uno de tantos terrenos dominados por hombres, muchos periodistas se lanzan sin mucho interés, y casi por obligación, a preguntar a cualquier tía que se encuentren cantando, tocando o produciendo “¿Qué tal es ser una mujer en la industria musical?”. Ahí, sin más. Infinidad de entrevistas repitiendo lo mismo. Hablar sobre s-e-r-m-u-j-e-r. La música, ya si eso, luego. Quieren saber que lo han tenido más difícil, que claro, es un mundo de hombres, que ui, quizás no tenemos referentes femeninos. No se busca nada mucho más comprometido, especial o personal. No se visibiliza su trabajo. No hay un cambio real, solo la etiqueta sobre la condición con la que se nace. Estamos en 2020, es hora de ir más allá. Si queremos saber que tal es la experiencia de ser mujer se debería empezar por ESCUCHAR SU MÚSICA Y TOMÁRNOSLA EN SERIO.

Después de más de una década encima de los escenarios, Haim también están hartas de esta dinámica. Así que, como contaban en una entrevista para la BBC, decidieron darle la vuelta a la tortilla. Tres años después de su segundo álbum de estudio, las californianas presentan Women In Music pt. III. O como lo empezaron a presentar: WIMPIII. Sólo ellas podían acabar decantándose por un nombre por un motivo tan sincero como que su acrónimo es gracioso. Esta vez no han esperado a que alguien les preguntara, se han reapropiado de su hándicap y han presentado eso de “ser mujer en la industria” en un álbum magistral.

Sonoramente es excelente. Después de 6 adelantos, con los que se ganaron toda nuestra atención, estrenan el que es su trabajo más largo hasta la fecha. Sin abandonar su característico fresco pop rock de raíces setenteras, a lo largo de los 16 podemos encontrar matices que van desde el funk a la electrónica. Tampoco tienen miedo de utilizar samplers hablados o la distorsión en las voces. WIMPIII logra alejarse de los orígenes más naives sin abandonar ese característico rayo de esperanza groovy propia de su música.

Los primeros segundos del álbum son como abrir la ventana a su realidad. Un saxo que te abraza como el sol de verano, una batería por encima del murmullo de la ciudad y la llegada de la voz de Danielle por encima de una guitarra surfera. Una vez más, las hermanas Haim nos invitan a uno de sus ya icónicos paseos por las calles de Los Ángeles. Esta vez el recorrido es por un amplio abanico de sonidos. Si en ‘The Steps’ las guitarras que te hacen bailar son mucho más metálicas, el baile propio para tiktok de ‘I Know Alone’ corre a cargo de las líneas más UK garage. En ‘3am’ se decantan por un toque R&B sensual para hablarnos de bootycalls -con su sampleado de llamada al principio. ‘Don’t Wanna’ es esa canción de eterna firma Haim que podría haber estado en cualquiera de sus trabajos. Con ‘Another Try’ nos dan esos ritmos trópico-festivos. Y con ‘All That Ever Mattered’ encontramos una especie de canción de electrónica pop que culmina en un clásico rift de guitarra.

Pero lo que acaba por revalorizar este disco es la sinceridad con la que plasman las vivencias de tres mujeres en una industria que sigue dominada por la experiencia masculina. La diabetes de tipo A que sufre Este y podría hacer que se retirara de los escenarios; la muerte de la mejor amiga de Alana a los 20 años; y la depresión de que sufre Danielle cruzan, inevitablemente y de manera intencionada, WIMPIII. Esta vez, en lugar de narrar anécdotas de una manera suficiente vacua y ligera para que cualquiera pueda decir es que soy yo total, retratan imágenes mucho más concretas de sus vidas.

La catarsis de estos traumas, que cada una porta de manera individual, pero afrontan juntas, se da en el que fue uno de los primeros adelantos del álbum. En ‘Hallelujah’ cada una de ellas tiene su propio verso. Casi de manera redentora, como si estuviéramos asistiendo a una misa de hermandad y paz, se exponen y agradecen la presencia de las otras. Pero sin duda quien se abre en canal es Danielle para mostrarnos las sombras con las que convive.  Queda plasmado con afirmaciones como “Taped up the windows at the house but I ain’t dead yet” en ‘I’ve Been Down’. O en Now ‘I’m In It’ cantando “I can’t get a hold of myself I can’t get outta this situation”. Además en el video de esta vemos a sus hermanas transportándola en camilla antes de renacer en uno de sus desfiladas a tres.

Conclusión

Women In Music Pt. III es una radiografía a tiempo real de las hermanas Haim. Es sincera, cruda, y al mismo tiempo bellísima y vitalista. Su trabajo más arriesgado y profundo. Mientras que líricamente es bastante más oscuro de lo que nos tienen acostumbrado, sus temas logran hacerte bailar con los ojos vidriosos. Como cualquier persona, pasan por momentos duros, pero sus canciones no pueden dejar de destilar una rabiosa esperanza que te hace seguir adelante. Haim no solo han sacado su mejor disco hasta la fecha, sino que han demostrado que existen otros caminos y actitudes por los que transitar este género.

9
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

Women in Music Pt. III

Artista

Haim

Año

2020

Discográfica

Universal

Eva
Eva
( evasefe )

Graduada en Comunicación Audiovisual sin haber hecho una película intimista de firma UPF. Movidas, música y miseria humana. No me toméis mucho enserio pero recordad beber agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *