Especial

Los 10 conciertos del Vodafone Paredes de Coura que no deberías perderte

Por -

El Vodafone Paredes de Coura regresa con una edición más que especial y de cifra redonda. El vigésimo quinto aniversario del festival portugués nos presenta un cartel de lo más variado, teniendo como común denominador la exclusividad y recogido de sus propuestas. No cualquier banda vale para el festival, demostrando como la línea artística del festival está más que definida si observamos carteles a lo largo de sus últimas edición. Midiendo más que bien las bandas portuguesas más interesantes, ofreciendo nuevos talentos internacionales y dejando margen para las propuestas de mayor actualidad, la cita courense vuelve a situarse como el momento más esperado de nuestro verano. Aprovechando que su cartel ya está casi completo, escogemos a las 10 bandas que no nos perderemos por nada en el mundo.

 

Alex Cameron

El australiano Alex Cameron ha logrado en este 2016 uno de los debuts de pop extravagante más sonados de la temporada. Su alma de crooner queda patente a lo largo de las canciones que componen Jumping the Shark, un trabajo que absorbe oscuridad y devuelve luz a partes iguales. Coqueteos con la electrónica ochentera más minimalista unidos a la sensación permanente de atractivo misterio, todo sea por recrear de la forma más veraz posible una relación alejada de lo feliz. Uno de esos talentos necesarios para alcanzar el lado menos terrenal del pop decaído y demostrar que no todo van a ser guitarras ni atmósferas asfixiantes.

 

Andy Shauf

El canadiense Andy Shauf siempre ha llevado la vitola de heredero de heredero de los clásicos folk. Sin embargo esta descripción se queda corta si atendemos a trabajos tan buenos como The Bearer of Bad News, donde los arreglos de cuerda alcanzan el siguiente nivel. Aún más impresionante es su nuevo trabajo The Party, publicado hace escasos días a través del sello Anti, adentrándose en un lado mucho más pop. Despojándose prácticamente de su guitarra acústica, el músico cae rendido al encanto presente en composiciones de músicos como Elliott Smith, tomándoselo todo con mucho más calma y un ambiente claramente soleado. Un giro que más que descubrirnos una nueva cara del músico, complemente a la perfección su gran trayectoria presentada hasta el momento.

 

BadBadNotGood

La trayectoria de la banda canadiense es una de las más particulares que nos hemos encontrado en los últimos años entorno al jazz. Lo de este joven grupo solo se puede entender en el aquí y ahora, haciendo el acopio perfecto de elementos que van desde la electrónica hasta el hip hop para conseguir una propuesta que choca desde el primer momento. A través de sus discos hemos comprobado lo bien que se adaptan a cualquier personalidad que quiera colaborar con ellos como ha sido el caso de Tyler, The Creator o Sam Herring. Incansables por reflejar un virtuosismo adaptado de lleno a todo tipo de tiempos y texturas, sus directos se acercan siempre a una desinhibida jam session donde en algún que otro momento impera la locura melódica más disfrutable.

 

Beach House

A estas alturas pocas cosas nuevas podemos decir del dúo de Baltimore. El grupo ha ido creciendo estos años enormemente según publicaban sus trabajos más que bien cohesionados entre sí, dejando un espacio para introducir nuevos elementos sin dejar su particular senda. Dream pop recogido, levitante y siempre muy huidizo para poder seguir soñando. Contextualizando propuestas en nuestra época, como las que nos entregaron Cocteau Twins hace ya décadas, Beach House llegarán al 25 aniversario del festival dispuestos a presentarnos su trabajo de rarezas y caras B junto con lo reciente de sus dos últimos LPs, por lo que intuímos que nos esperará un concierto de lo más variado de su repertorio. Un directo de aquellos que dejan marca tanto en el apartado visual como en el emocional, es lo que nos espera en la que será la tercera jornada del festival portugués.

 

Beak>

Geoff Barrow es un hombre de lo más inquieto. Si con Portishead da cabida a todo tipo de experimentos entorno al trip hop, con Beak> el panorama que dibuja es bien completo, dándole al kraut de baja fidelidad donde las base pregrabadas también juegan su papel. Tras presentarnos con >> un disco de lo más futurista, encaramado a un juego de sintetizadores constante y de lo más intenso, en su nuevo Sex Music, nos encontramos con caminos más relacionados con la extravagancia del pop ochentero y la música de baile. Una banda que sin lugar a dudas nunca sabemos por donde nos va a salir, dejando constancia siempre de su capacidad para reinventarse en cada paso que dan para que la sorpresa sea generalizada. Serán uno de los primeros grupos en actuar en el festival, dejando el listón bien alto en cuanto a originalidad se refieren.

 

Cave Story

Desde Caldas da Rainha, Cave Story se han ido ganando un destacado hueco en el panorama independiente portugués a base de unas canciones de rock agreste y despreocupado, centrando la atención en un sólido núcleo melódico de guitarras rugientes. De este modo las canciones de Cave Story nos sitúan en unas coordenadas similares a las de grupos como Wolf Parade, donde las marcadas estructuras pop se desarrollan siguiendo una línea en ocasiones áspera pero siempre muy disfrutable. West, su segundo trabajo publicado el año pasado, se presenta como una auténtica aventura entre montañas, encontrando incluso los momentos de distorsión con base psicodélica como es el caso de ‘Baguettes’. Reinventando todo aquello que ya ha sido más que elaborado, Cave Story son muy conscientes de la valía de su propuesta.

 

Moon Duo

El veterano dúo norteamericano ha regresado este mismo año con un trabajo dividido en dos volúmenes. El primero de ellos hace referencia a toda la oscuridad y magnetismo encerrado en el Ying, mientras que el segundo de ellos contrasta totalmente representando el Yang. Avanzando una vez más entre la psicodelia más densa, la acidez y la electrónica minimalista puesta al servicio de las atmósferas, Moon Duo vuelven a poner de manifiesto su afán por mostrar mil y una caras diferentes en cada trabajo, saltándose en esta ocasión la parte más liviana de sus composiciones. Con explosividad, misterio y esperanza en su final, esta doble entrega refleja un estado de gran agudeza compositiva, realizando aportaciones de lo más curiosas a la parte más tradicional del género.

 

Nothing

Nothing irrumpieron con gran fuerza en el 2014, logrando Guilty of Everything. En él, nos encontrábamos a una banda de shoegaze feroz, próximo a grupos como Cheatahs, solo que la fuerza estaba bien controlada y conducida por rincones muy melodiosos. Hace unos meses el grupo de Philadelphia ha presentado su segundo trabajo Tired of Tomorrow, una nueva obra donde el shoegaze más abrasivo se da la mano con unas guitarras siempre intensas pero que apuntan por momentos al dream pop. A lo largo del trabajo nos encontramos temas como ‘Eaten by Worms’ que encuentran el punto explosivo ideal hacia mitad del tema, reflejando muy bien el interés del grupo en sonidos de contundencia total.

 

Timber Timbre

Los canadienses Timber Timbre siempre se han mantenido al margen de cualquier tipo de tendencias, encerrándose en sí mismos para lograr unos trabajos que apuntan siempre hacia la elegancia y un sonido abstraído hacia los grandes enigmas cinematográficos. Si su anterior trabajo Hot Dreams se movía en un clímax de tensión que acababa por resolverse, en este nuevo Sincerely, Future Pollution el grupo ha abierto aún más su paleta de posibilidades tensando y destensando la cuerda, para conseguir el tono amenazante perfecto de los tiempos que corren. Estamos por lo tanto ante uno de los trabajos más completos del grupo, reflejando un tratamiento de los elementos sintéticos que acompañan a los temas de lo más concienzudo, consiguiendo de este modo que los ambientes resulten de lo más cambiantes.

 

Toulouse

El cuarteto de Guimarães publicó el año pasado su esperado LP debut con el que cumplieron las expectativas que habíamos acumulado entorno a ellos a lo largo de estos años. En este primer trabajo Yuhng nos encontramos con una banda que bucea en el dream pop de artistas como DIIV o Beach Fossils, sosteniendo las canciones con una pulsión juvenil que hace que todo tenga un énfasis especial. Temas como ‘Toten’ podrían representar la canción del verano más entusiasta posible, acompañando siempre a su lado más feliz un tono reflexivo que los convierte en un grupo más que especial. Una de esas bandas que si seguramente viniese de los Estados Unidos ya tendría grandes giras a sus espaldas, por lo que tenemos que valorarlos un montón.

 

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *