Entrevistamos a

Renaldo & Clara

"Queríamos que este nuevo disco fuera eufórico tanto en lo musical como en lo lírico. Si hacía unas letras muy introspectivas no acababa de funcionar."

Por -

Clara Vinyals está de regreso con un nuevo trabajo de Renaldo & Clara, entregándonos un L’amor fa calor, un disco con el que nos muestra nuevas sonoridades inéditas en su música, mucho más relacionadas con un pop moderadamente bailable y de inspiración sintética. El que seguramente sea el mejor disco del verano publicado en otoño nos deja ante una colección de canciones con las que reflejar agradablemente un entorno donde perderse y dejar volar la imaginación resulta muy sencillo. A través de canciones como ‘La Finestra’ o ‘Una Vegada’ logra combinar sus raíces musicales más relacionadas con el influjo mediterráneo a la par de abrir la puerta a un nuevo tratamiento de sus temas a través de una electrónica cambiante y ligera. Toda una demostración de querer apostar por una pequeña revolución en su carrera sin necesidad tampoco de romper completamente con su pasado, combinando el respiro y la pausa presente en sus anteriores trabajos con esta nueva forma de agitar alegremente las estampas que pueblan sus días. Aprovechando lo reciente de este lanzamiento, entrevistamos a la artista leridana.  

Os vi en el Festival BAM y me llamó la atención vuestra posición en el escenario con Mónica y Lidia en la parte trasera para reforzar las voces y el sintetizador a un lado. ¿Esa manera de estar en el escenario es así para buscar una armonía determinada para canciones como ‘Història’?

Nosotros hasta ahora íbamos cuatro y mientras hacíamos el disco veíamos que había mucha importancia a los coros, y pensando en la manera de llevarlo al directo, se nos ocurrió traer a dos coristas (Mónica y Lidia). No queríamos hacer lo típico de poner a dos coristas al fondo, pensamos que se integraran al grupo y se nos ocurrió eso.

 

Otra de los momentos que me llamó la atención fue que en la canción ‘Rodones’ Mónica y Lidia simularon tocar una batería lo que le daba más fuerza al momento. Es por eso que me pregunto ¿las coreografías van ligadas a la intensidad de la canción o surgen de manera espontánea?

Tanto como a la intensidad quizás no, pero sí que hemos intentado pensar cosas que quedaran bien ya que está el elemento del tambor. De hecho, fuimos a Vic con tambores, y después al BAM y a Lleida ya sin ellos, porque nos gustó más la imagen debido a queda más coreográfica.

Siguiendo el hilo de la pregunta anterior, con el problema de la pandemia y al ser vosotros cinco personas, ¿os ha condicionado el ensayo de cómo presentar este nuevo disco con las coreografías?

Sobre todo porque las dos chicas que cantan viven en Barcelona y el resto somos de Lleida. Hemos hecho el ensayo los de Lleida la parte musical y luego el ensayo común cuando nos juntamos todos.

 

Entrando ya a hablar sobre L’amor fa calor me llama la atención que en numerosas entrevistas siempre has dicho que querías que el sonido de Renaldo & Clara sea la de una banda de pop, sin embargo, en Fruits del teu bosc o Els Afores, si bien hay canciones de pop como ‘Monument’, el sonido es similar al folk. ¿Crees que con este disco has acabado de implantar el sonido que has estado buscando en estos años?

En las entrevistas de mi primer disco decía que era muy pop porque así lo veía. Pero sí que es verdad que visto con perspectiva, la sonoridad en esos discos es más acústica e instrumentos como el violín tenían connotaciones más folk. Las canciones como tal, yo creo que han sido muy pop dentro del grupo pero era más la sonoridad lo que podía llevarlas a terrenos aún más pop.

Sí que es verdad que en este disco hay más pop porque están los sintes y teníamos ganas de hacer vueltas cortas que se repitieran sin ningún problema y necesidad. Es decir, elementos que se consideran pop dentro de la música.

Si se comparan las canciones con los discos anteriores se nota que has añadido nuevos instrumentos como los sintetizadores en búsqueda del sonido pop. ¿Esa búsqueda de encontrar el sonido que querías plasmar en este disco te ha resultado complejo o ya tenías en mente hacia dónde tirar?

Sí y no. No en el sentido de la música porque teníamos claro hacia dónde queríamos tirar. Al mismo tiempo sí que ha sido complicado porque hemos estado muchas horas a buscar los sonidos, por ejemplo, el sonido de los sintetizadores casi ninguno es predeterminado de antemano sino que son sonidos que hemos ido construyendo hasta encontrar lo que nos imaginábamos.

En ese sentido era fácil porque era lo que queríamos hacer pero también mucho trabajo para llegar a ello (risas).

"En las entrevistas de mi primer disco decía que era muy pop porque así lo veía. Pero sí que es verdad que visto con perspectiva, la sonoridad en esos discos es más acústica e instrumentos como el violín tenían connotaciones más folk. "

¿Cómo te has guiado en esa búsqueda?

Eso es una mezcla de prueba y error. Es un disco que tiene mucho trabajo de producción y Víctor (productor del disco) tiene mucha idea de qué sonido funciona mejor que otros. A veces quiero que suene de una manera pero luego en la mezcla no funciona, al final es mucho tiempo de ir probando cosas pero es tan divertido que no importa dedicarle tantas horas.

Lo que más me ha gustado de este disco es que la melodía y tu voz te atrapen desde un primer momento. ¿En la búsqueda de ese sonido que comentaba antes tuviste en cuenta tu registro vocal para que sonido y voz se adecuaran?

Tengo la voz que tengo y estoy acostumbrada a sentirme. No hemos cambiado nada para que se adecuara a la voz sino que a partir de la voz y de la canción, que ya es la voz, construimos cosas. Pero sí que es verdad que para conseguir un sonido más potente no hemos tenido prejuicio en meter caña porque mi voz lo endulza todo mucho.

 

Hablando del proceso de creación de las canciones me llama la atención que en la canción ‘L’amor fa calor’ en la estrofa “Et tapes la cara, del tot sospitós, a dalt hi ha un sostre enorme i preciós” rima como si fuera un poema. ¿Con ‘L’amor fa calor’ querías experimentar con nuevas formas de escritura?

Cuando escribo las letras siempre lo hago en verso, como la concepción de un poema, aunque siempre tenga claro que esa sea la letra de una canción. Pero hasta que yo no vea que una letra no funciona sola, que la puedas leer y funcione, me doy cuenta que no acabo de dejarla acabada porque me gusta que la letra tenga la fuerza como para que funcione sola.

Es guay que lo digas así porque yo intento tratarlo como versos y esta u otras canciones hay mucha rima y es muy importante la sonoridad. En esta canción hay muchas oes y eso al momento de escribirlo es un proceso largom pero a mí me encanta que la letra tenga la fuerza para ser una cosa autónoma y que no necesite la música.

En este disco hablas de temas muy diversos como el amor hacia el patrimonio en ‘Història’, sobre el paro en ‘L’atur és el futur’ o sobre la naturaleza como en ‘La finestra’ y quizás no haya temas que hablen de Clara y es por eso que me pregunto ¿en este disco has intentado abarcar diferentes temas y no tanto temas personales?

Sí, creo que va ligado a cómo queríamos que fuera un disco y nosotros queríamos que fuera un disco eufórico tanto en lo musical como en lo lírico. Si hacía unas letras muy introspectivas no acababa de funcionar. Si bien hay canciones sobre amor, ya que por interés artístico quería hablar de diferentes temáticas, reconozco que hablar de amor es más fácil porque me sale sin más, pero es más divertido escribir canciones sobre cualquier otra cosa que no me sale tan espontánea.

‘Història’ surgió porque estaba en un yacimiento y ese respeto y admiración por eso que hace miles de años que está aquí. Luego la canción surge de una idea y la elaboras para que tenga un sentido.

"Cuando escribo las letras siempre lo hago en verso, como la concepción de un poema, aunque siempre tenga claro que esa sea la letra de una canción. "

En la canción ‘L’atur és el futur’, si ya de por sí en título va acorde con la realidad, dices “cada dia és una estona dedicada a fer el que a mi m’importa” y creo que es está canción quisiste enviar un mensaje postivio de que, aunque a veces las cosas no vayan bien, también podemos tomarnos un respiro y mirarnos a nosotros mismos y dedicarnos tiempo”. ¿Es correcto ese análisis o buscabas otro sentido con la letra?

Con la pandemia el paro lo hemos sufrido mucho. Se ha vuelto un tema muy serio, que lo es, pero además muy dramático. En el momento de hacer la canción era lo contrario, yo lo decía en el buen sentido de que me había quedado en el paro y estaba feliz porque tenía tiempo para mí y al mismo tiempo habla de dos temas: el de ocupar el tiempo de una manera positiva pero también habla del estar hablando con alguien por el móvil y de la dualidad de estar lejos y estar cerca.

Es divertido cómo ha cambiado el concepto de la canción. La visión inicial era positiva pero también es guay que cualquiera pueda interpretarlo a su manera.

En la canción ‘Una vegada’ dices que te molesta la exageración de tu acento ya que eres de Lleida. ¿Has sentido que cantar sin cambiar tu pronunciación haya sido una barrera que has tenido que tirar abajo en tu carrera musical?

Al revés, yo creo que es signo de identidad del grupo, es más, todos lo han recibido como algo bueno ya que es un toque particular del grupo y en ningún momento he intentado cantar en un catalán que no fuera el que yo hablo, sino que cantarlo tal cual lo hablo y no como lo leo. A veces se entona diferente cuando lees que cuando hablas, porque nosotros lo hacemos más cerrado, y es algo que intento respetarlo porque pienso que las canciones son orales y se ha de cantar de la misma manera en la que se habla y no como se lee.

También escribo igual que cuando pienso ya que intento usar las mismas palabras que uso a diario. El elemento del acento ha estado más positivo que negativo aunque sí que es verdad que al principio del grupo tenía pocas referencias en Lleida que cantaran en lleidatà. Siempre he dicho que Xavier Baró siempre ha sido mi referencia a nivel dialectal. Pero sí creo que es importante que cada grupo sea lo más personal posible porque creo que es lo que enriquece la diversidad.

Lo decía porque quizás hay grupos de Mallorca, donde tienen su dialecto, y que quizás para dar ese siguiente paso se adaptan a una nueva manera de hablar.

No creo que pase mucho en Mallorca, Antònia Font creo que fueron un ejemplo de demostrar que en cualquier dialecto se puede hacer algo importante. En Lleida hay un sentimiento de inferioridad hacia el dialecto más oriental y es algo que nunca he entendido, es más, al principio del grupo había veces que el acento a la gente les recordaba al francés debido a que en Barcelona no se está tan acostumbrado a escucharlo.

Algo que también creo que se desprende de este trabajo es un espíritu más relacionado con lograr unas canciones más despreocupadas, con un punto más efusivo y casi más festivo que en anteriores ocasiones. ¿En la elaboración de este trabajo crees que tuviste muy en mente que estas canciones pudiesen reflejar un lado más desinhibido?

Sí, queríamos tener esa sonoridad y buscar ciertos elementos más pop en un sentido estándar.

"Antònia Font creo que fueron un ejemplo de demostrar que en cualquier dialecto se puede hacer algo importante. En Lleida hay un sentimiento de inferioridad hacia el dialecto más oriental y es algo que nunca he entendido"

También tengo la sensación de que este disco esconde muchas canciones que podrían ser singles potenciales, desde los presentados como ‘La Finestra’ y ‘L’amor fa calor’ hasta otros como ‘Rodones’ o ‘Per fer-te una idea’. ¿Sientes que en esta ocasión te resultó más complicado elegir los singles que en anteriores ocasiones?

Ha costado y todavía no sabemos cuáles sacar como single. Hay diferentes rollos dentro del disco como ‘Per fer-te una idea’ que es un single, también está la parte más festiva como ‘Rodones’ o ‘Història’, hay mucha diversidad y es algo que me hace estar contenta.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para la siguiente banda a entrevistar. ¿Cuál es la tuya?

¿Haces las canciones en guitarra o a piano? (risas).

Del mismo modo tenemos una para ti a cargo de Amelia de Sylvan Esso. Dice así, ¿qué aperitivos sueles comprar cuando estás de gira y paras en una gasolinera?

Uff, pues muy variados (risas). Acostumbramos a parar en las gasolineras a la hora de la merienda y siempre tengo hambre y me pido los kinder bueno, frutos secos y cosas así.

Ramiro Cáceres

Humanista que habla sobre música cuando puede. Eminem y RHCP mis referentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *