Entrevistamos a

Disco Las Palmeras!

"Siempre ha sido parte del objetivo dar la sensación de que nos multiplicamos, no sólo a través de la música, también a través de las letras. No somos un grupo de medias tintas."

Por -

Disco Las Palmeras! han sufrido cambios en sus últimos meses. Nuevo batería como es Martiño Salgado y un cambio de vida en su líder Diego Castro, que ha abandonado su Galicia natal rumbo a Madrid. Acaban de regresar con Asfixia, el que es uno de los discos más furiosos de este 2015 ya no solo en base al potencial guitarrero al que nos tienen acostumbrados, sino a unas letras férreas que se adentran en el panorama social actual. Notando una evolución en su sonido hacia texturas más elaboradas, el grupo nos demuestra que se encuentra en una intensa e interesante etapa. Aprovechando la publicación de este nuevo trabajo, tenemos la oportunidad de entrevistar a Diego.

Comencemos hablando de vuestro último trabajo. Desde fuera tenemos la sensación de que en ‘Asfixia’ habéis dado un importante paso en la producción. ¿Tenías claro que este aspecto era muy importante en este nuevo trabajo?

Sí, había ya de base claras diferencias en la composición con los anteriores trabajos, habíamos ampliado las influencias y teníamos claro que necesitaban otro tratamiento, además nos apetecía probar cosas que no habíamos hecho antes, con nuevas instrumentaciones y texturas vocales, lo que necesitaba otra visión de la producción del disco.

En este trabajo el productor ha sido el mismísimo Carlos Hernández que hace poco también ha producido a un grupo con sonidos cercanos a los vuestros como El Lado Oscuro de la Broca. ¿Sientes que Carlos tiene buena parte de la culpa del resultado?

Por supuesto, la idea como te decía era hacer un nuevo tratamiento de voces y buscar más los detalles, Carlos lo entendió también así desde el principio y trabajamos buscando eso desde el principioo, el propio Carlos nos dijo como lo veía él y fuimos trabajando en esa dirección común. Ha hecho un gran trabajo, no es nada fácil conseguir que se aprecien tan bien los detalles sin perder fuerza o incluso incrementarla.

"Carlos Hernández ha hecho un gran trabajo, no es nada fácil conseguir que se aprecien tan bien los detalles sin perder fuerza o incluso incrementarla. "

Siempre habéis sido un grupo que ha mostrado una intensidad verdaderamente excepcional. ¿Consideras que este aspecto es una de las mayores características de vuestra música?

Sí, siempre ha sido parte del objetivo, dar la sensación de que nos multiplicamos, ya desde la formación e instrumentación lo buscamos, pero no sólo a través de la música, también a través de las letras. No somos un grupo de medias tintas.

En ‘Asfixia’ nos da la impresión de que encontramos un mayor contraste entre temas. Por ejemplo está el inicio de ‘Élites’ o la base que rodea a ‘El Final del Círculo’, dándonos buena muestra de ello ¿Sentías la necesidad de poder diversificar más los sonidos que aparecen en cada canción del trabajo?

Hemos estado escuchando otras cosas y queríamos explorar como incorporar elementos a nuestro sonido. Para nosotros todo es parte de una infinita búsqueda y las canciones son la plasmación de esa búsqueda. En Ultra queríamos hacer un disco más a cara de perro, sin descanso, ahora queríamos hacer algo más variado y plasmar nuestras inquietudes actuales.

"En Ultra queríamos hacer un disco más a cara de perro, sin descanso, ahora queríamos hacer algo más variado y plasmar nuestras inquietudes actuales. "

Otro aspecto importante es la forma en la que creáis algunas atmósferas de este trabajo. En anteriores ocasiones siempre habéis apostado por utilizar solo vuestras guitarras para crear este efecto. Sin embargo, en esta ocasión aparecen también sintetizadores en temas como ‘Morir o Matar’ que aporta un empuje extra. ¿Cómo valoras la inclusión de estos elementos en vuestro trabajo?

Muy positivamente, habíamos empezado a probar cosas con Olalla, que estuvo tocando los teclados unos meses con nosotros, al final ella no pudo continuar, pero le sacamos mucho partido al trabajo que hicimos con ella, nos hizo reflexionar sobre las sonoridades que podíamos conseguir y decidimos sacrificar guitarras en algunos casos a favor de los teclados. Nos ayudan a conseguir sonidos que no podríamos de otra forma, siempre hemos usado sintetizadores de guitarra, pero con sintetizadores podemos crear otro tipo de sonidos y la propia idiosincrasia de tocar un instrumento de teclas te lleva a otros lugares, es inspirador en sí mismo.

Las letras en este disco tienen referencias muy claras a situaciones del contexto político-social en el que nos encontramos ahora mismo. Sin embargo, también sabéis combinarlas a la perfección con una especie de angustia vital, algo mucho más relacionado con lo personal. ¿Expresar todo esto en las letras ha sido una especie de liberación para ti?

Siempre lo es, tanto cuando hablamos de política, como cuando es de cosas más personales, lo bueno de tocar en un grupo es que le puedes gritar al mundo lo que piensas de cualquier tema sin parecer un loco. En esta ocasión me apetecía afrontar situaciones desde un punto de vista más personal, no en planos tan globales como suelo hacer y estoy muy contento de haberlo hecho.

"En esta ocasión me apetecía afrontar situaciones desde un punto de vista más personal."

Habéis pasado de Matapadre a Sonido Muchacho, implicando también un cambio de ubicación del sello. ¿Crees que con Sonido Muchacho vuestro trabajo puede llegar a más gente?

No ha sido la razón del cambio, aunque puede ser. Sonido Muchacho es un sello muy joven pero en muy poco tiempo ha conseguido mucho, estamos muy contentos con su trabajo e implicación hasta el momento, están haciendo un gran esfuerzo y se está notando.

Hace relativamente poco tiempo que has cambiado Galicia por Madrid. ¿Ha resultado interesante e influyente a nivel compositivo este cambio para ti?

La verdad es que las canciones de este disco estaban ya terminadas mientras vivía en Galicia, no sé todavía si eso me puede afectar a nivel compositivo, de todas formas si pasa, seguro que soy el menos indicado para darme cuenta de ello.

"No se si vivir en Madrid me puede afectar a nivel compositivo, de todas formas si pasa, seguro que soy el menos indicado para darme cuenta de ello. "

Siempre se ha hablado de Los Planetas como un grupo muy influyente para las bandas nacionales de corte shoegaze. Sin embargo en grupos como vosotros, Triángulo de Amor Bizarro o los ya desaparecidos Franc3s, esto no me resulta tan evidente. ¿Te han influenciado de alguna forma Los Planetas en el desarrollo de Disco Las Palmeras!?

Los Planetas me gustaron mucho hace muchos años, lo que vienen haciendo ahora me gusta menos, aunque reconozco su valor y su empeño en no anquilosarse. No creo que haya sido una gran influencia en Disco Las Palmeras! Más de lo que han sido en la música española en los últimos años, no nos sentimos especialmente influenciados, aunque supongo que algo habrá, pero no es pretendido.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que los entrevistados nos dejen una pregunta para el siguiente grupo a entrevistar: ¿cuál es la tuya?

¿Qué es lo que más te molesta de hacer música? Algo habrá, no mientas…

Del mismo modo tenemos una para ti a cargo de Le Petit Ramon, dice así: ¿Cuál es el tipo de local que tú crees que le va mejor a la música que tocas? En los que están llenos. ¿Mañana, tarde, noche? Tardenoche o noche. Por la mañana debería estar prohibido para nosotros, aunque me gusta ver a los demás por la mañana, soy muy de sesión vermú. ¿Público sentado o de pie? De pie, siempre. ¿Bebiendo o secos? Bebiendo. ¿Festival, solos, compartiendo cartel con una banda?

Si los otros grupos molan y son majos con otros. Si no, solos...

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *