Review

Winterreise

Jerskin Fendrix

2020

7.5
Por -

Winterreise es el debut del productor y cantante Jerskin Fendrix, cara conocida del Brixton Windmill que ha visto despegar a Black Midi, Squid o Black Country, New Road, entre otros. Es una figura bastante enigmática y este álbum es un reflejo perfecto de esto. Pero no entendamos enigmático como «soy misterioso y shady, lo cual me hace interesante», si no como «¿qué se le pasa por la cabeza a este chaval?» Musicalmente este trabajo es una locura en el sentido más literal de la palabra, las influencias a veces son obvias, a veces se enmascaran y a veces se distorsionan en pos de sonidos completamente nuevos, aunque estos no siempre sean agradables. Las letras tampoco resuelven este cacao, rebozándose en lo más absurdo de su mente, tratando temáticas al borde de lo políticamente correcto y haciendo referencias constantes a la cultura popular. En fin, dudo que a alguien le haya quedado claro cómo es este disco en este párrafo (ni siquiera estoy seguro de tenerlo claro yo), así que vamos a diseccionarlo canción por canción.

El álbum se abre con el tema más extravagante de los 10 que lo componen; ‘Manhattan’. Ésta se abre con una preciosa introducción a piano solo de clara influencia clásica que seguramente haga referencia al título del álbum, que es el mismo título que una de las colecciones de lieder más famosas de Schubert. Por muy bella que resulte esta intro, viene seguida de tres segmentos disonantes y poco efectivos que, resultando en un tema de 8 minutos hacen de ‘Manhattan’ un corte difícil de escuchar. Es un tema realmente inconexo, y aunque alguna de sus partes funcione, no evitan que el disco empiece con un bache. Sin embargo, no tarda en remontar con ‘Onigiri’, un tema pop experimental con la voz de Fendrix pitcheada a lo 100gecs y ‘Last Night in New York’, otro tema muy experimental y arriesgado pero esta vez mucho más coherente, con una melodía de voz impresionante que se intercala entre pasajes disonantes de síntesis granular y modular.

Después viene ‘Black Hair’, un tema que alterna versos oscuros e industriales con un break electrónico groovy que en un contexto pre-coronavirus podría ser un momento de caos absoluto en un concierto. El significado de la letra de esta canción es prácticamente indescifrable ya desde la primera frase; «wake up in the morning feeling like Constance Wu», en referencia mitad a la actriz y mitad a KeSha. Ya las menciones a un acuerdo pre-matrimonial y maletas llenas de pelo negro terminan por hacerme dimitir y dejar la interpretación del tema a gusto del consumidor.

El siguiente corte ‘Swamp’ sigue la misma estela, pero de una manera mucho más upbeat, y contiene partes fantásticas, sin embargo para mi gusto peca de lo mismo que muchos temas del disco; a veces parece priorizar el afán de experimentar sobre el intentar explotar al máximo las secciones brillantes. Después de esta canción viene uno de los highlights del álbum (y para mí del año), ‘A Star is Born’. Un tema pop increíblemente pegadizo, aunque con una estructura rarísima para variar, con frases que son puro oro sobre un hipotético ascenso al estrellato de Jerskin Fendrix, que para el que haya escuchado el resto del álbum resulta cómico de por sí. Algunas de éstas son «Stop wasting your talent honey, I’ve got enough for both us», «My voice ain´t the best you’ve heard but god, my nails are perfect’ o ‘from Nessun Dorma, to Rosalía, a star is born».

Tras este tema, que también es sin lugar a dudas el más accesible, comienza la sección emocional, que incluye 3 baladas. Todas ellas bien compuestas y con arreglos interesantes, donde toman protagonismo casi por primera vez las cuerdas. Sin embargo, el listón vuelve a romper el techo con la última canción, ‘Oh God’, que para mí es otro de los highlights del año. Un tema sobre estar incómodo en una fiesta bailando con alguien con quien existe tensión sexual, pero estando completamente fuera de tu ambiente, lo que lo convierte en una situación incómoda que por suerte parece tener un final feliz. Es una canción que se mantiene perfectamente en la cuerda floja entre resultar excesivamente emocional y excesivamente frívola, resultando en un corte que, si le sumas su espectacular melodía de voz, el desarrollo, y el clímax final, es una auténtica pasada. Broche de oro a un debut reflejo de un potencial tremendo que, lejos de culminar en un trabajo redondo, deja momentos impresionantes y una declaración de intenciones más que interesante.

Conclusión

Winterreise encuentra el equilibrio entre la música experimental y el pop dosmilero, un terreno complicado en el que lo bueno es muy bueno y lo malo resulta demasiado chocante. Pese a algunas elecciones musicales cuestionables el debut de Jerskin Fendrix muestra un potencial impresionante y a un artista tan impredecible como llamativo.

7.5
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

Winterreise

Artista

Jerskin Fendrix

Año

2020

Discográfica

Untitled Recs

Pablo García Lozano
Pablo García Lozano

Músico y productor madrileño de 22 años. He formado parte de bandas muy activas en la escena nacional como Naranja o Qvilava. También he grabado bandas sonoras para televisión. Mis ídolos son Kirin J. Callinan y Luka Modric.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *