Review

Why Hasn’t Everything Already Disappeared?

Deerhunter

2019

7
Por -

A estas alturas, Bradford Cox parece que ha realizado el número máximo de experimentaciones posibles con sus composiciones. Bien a través de Atlas Sound o bien mediante Deerhunter. Desde el rock tan expresivo como son su punto de caos en los inicios de la formación de Atlanta, hasta la cara de pop pastoril y radiante de su anterior Fader Frontier, sin olvidarnos de los momentos en los que bajaron al barro garagero en Monomania. Debido a ello, parece que en este Why Hasn’t Everything Already Disappeared? tocaba una reinvención en todos los sentidos, algo que solo se ha cumplido a medias. En esta nueva entrega, vamos a toparnos de lleno con una temática clara entorno a unas preocupaciones sobre el futuro de la humanidad, que traspasan el plano medioambiental y se mezclan con los tormentos personales de Bradford. Estamos por lo tanto en ese punto en el que los pensamientos más reveladores y temerosos sobre el futuro se dan la mano tanto en lo personal como en lo colectivo, logrando unos relatos que aunque de lejos parezcan que se adentran de lleno en lo catastrofista, nos empujan hacia un refugio interior. Desde la buena apertura con ‘Death in Midsummer’ donde se siente de lleno la presencia de Cate Le Bon, nos encontramos con esa especie de línea de tiempo que tiende a difuminarse, y con ella por supuesto el dolor. Ese es uno de los puntos destacados del trabajo, ya que no hay ningún afán por recrearse en lo amargo ni sombrío, pero sin embargo tampoco se puede escapar a ello.

Avanzando a lo largo del disco, nos vamos a poder encontrar con esa capacidad que tiene el grupo para conducir las canciones hasta terrenos de apariencia bastante apacible, exhibiendo en esta ocasión un lado propiamente más barroco como bien ocurre en ‘Element’. Resulta inevitable pensar como el perfecto ejercicio de rock impulsivo que fueron capaces de realizar en su magnífico Halcyon Digest se ha ido diluyendo con el paso del tiempo en unos terrenos donde lo ambiental toma el protagonismo. No es que Deerhunter hayan dejado de ser una banda de guitarras, pero lo que sí es cierto es que han sido capaces de borrar sus características más punzantes para situarse en un plano donde lo disfrutable llega a través de estrofas ralentizadas y dispuestas sobre un pop de lo más onírico. Eso es lo que hicieron en el arranque de su anterior trabajo con ‘All the Same’ y es lo que nos volvemos a encontrar ahora en canciones como la que da título a este trabajo. La explosión mostrada en su estribillo, donde parece que la voz de Bradford alcanza un estado  de extenuación máxima, representa a la perfección los terrenos en los que los norteamericanos son los totales dominadores actualmente. Esa suavidad por limar todos los bordes y que las canciones sigan contando con un gran empuje es algo que llama la atención en seguida, sobre todo en temas como ‘Futurism’, adoptando esa actitud cercana a pensar que todo tendrá un final que no se puede calificar de positivo ni negativo.

Conociendo la intrínseca necesidad de dejar un cierto margen a una exploración sonora que siempre acaba rompiendo la tónica del trabajo, a lo largo de estas canciones también nos vamos a encontrar con esos momentos que restan continuidad al disco. Por ello ‘Greenpoint Gothic’ y ‘Tarnung’ emergen divagando entre ambientes un tanto telúricos que nos recuerdan más bien a las aventuras de Bradford en Atlas Sound. Lo cierto es que no sabemos cuánto de relleno hay en esta especie de interludios que llegan de una forma bastante tímida. A pesar de ello, no van a marcar el recuerdo general del disco, ya que para contrarrestarlo nos encontramos con canciones que se salen del molde y que sí que aportan grandes cosas como es el caso de ‘Plains’. En este tema es precisamente donde sale a relucir esas señas de identidad tan anárquicas donde las estampas más vagas logran crear algo muy potente en su conjunto, comprobando como en los momentos de inspiración siempre tienen grandes cosas que ofrecernos. Quizás no estemos ante un disco que entre de lleno en el ranking de cabeza de sus mejores discos, pero sirve para contextualizar la forma en la que el grupo ha encontrado nuevas inquietudes musicales apartándose de cualquier tipo de tendencia.

Conclusión

Deerhunter nos entregan un trabajo donde logran unir las preocupaciones más personales junto con todas aquellas que empujan a la sociedad hacia el abismo, pero que parecen permanecer invisibles en su conciencia. Mostrándonos como han ido cambiando sus coordenadas rock con el paso de sus trabajos, nos encontramos ante una obra que sin resultar del todo brillante en su conjunto da buena cuenta de su énfasis por encontrar una medida renovación.

7
Nota Usuarios (3 votos)

vota:

8.8

Álbum

Why Hasn’t Everything Already Disappeared?

Artista

Deerhunter

Año

2019

Discográfica

4AD

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *