Review

Twelve Nudes

Ezra Furman

2019

8.8
Por -

El artista norteamericano se encuentra sin lugar a dudas en uno de los mejores momentos de su carrera, recuperando más que nunca su intrínseca vena punk que un buen día nos ganó en su etapa acompañado por The Harpoons. Lejos parecen quedar aquellos años donde sus canciones no tenían el marcado carácter comprometido que poseen ahora, pero sin embargo esa interpretación característica de voz rota y cercana al grito más desgarrador toma más fuerza que nunca. A lo largo de este Twelve Nudes nos encontramos un choque frontal con todo lo desconcertante e injusto de la sociedad a la que se enfrenta, afrontado de una forma directa como si se estuviese metiendo de lleno en la boca del lobo con todas las consecuencias.

Ejecutando las canciones de la forma más impulsiva posible, con multitud de guitarras donde su sonido resulta de lo más sucio para seguir de este modo el legado de grandes figuras como Jay Reatard, Ezra no duda saltar a la acción en cualquier oportunidad que se le presenta. De esta forma se puede sentir muy lleno como es capaz de exhibir la fortaleza alcanzada a través de sentirse durante muchos años sin lugar en el mundo, confirmándolo el que quizás sea el gran himno del disco ‘Evening Prayer aka Justice’. La figura del chico que se resigna a esconder todos sus ideales queer queda más patente que nunca, evolucionando hacia un lado más maduro y relacionado con poner cada recuerdo en su sitio aunque el proceso sea doloroso. Todo ello es capaz de llevarlo a cabo alzando el altavoz más que nunca gracias a una ‘Transition from Nowhere to Nowhere’ que esconde alguna de las letras más duras de todo el trabajo como son “Nobody cares if you’re dying ‘til you’re dead / Ambition leads nowhere”.

Otra de las sorpresas más agradables llega en el momento en el que ya no hay ningún tipo de freno a la hora de bucear en su siempre amada faceta punk, llegando temas como ‘Rated R Crusaders’ o ‘Trauma’. Así es como reivindica de lleno como todo lo que sale de su puño parece haber sido construido a partir de mucho sudor y lágrimas, algo que solo se puede traducir en el plano sonoro a través de una enorme aspereza. Combinando este hecho con el ser capaz de hacer relucir su cara más desinhibida, la parte media del trabajo es un camino glorioso de melodías revitalizantes y furia muy bien dirigida. Evitando de lleno que el disco se convierta en una oda al ruido que más emociones despierta, también sabe sacar unas cuantas lágrimas al oyente con ‘I Wanna Be Your Girlfriend’ donde el amor imposible y los problemas a los que se enfrentan las personas trans van de la mano. Un nuevo reflejo de como todo a lo que canta posee especial trascendencia.

Conclusión

En su más reciente trabajo, Ezra Furman da rienda suelta a su faceta punk sin ningún tipo de filtro, siendo consciente que el fuerte mensaje de denuncia en torno a la sociedad actual y a los problemas de la comunidad queer solo puede calar hondo a través de una vía sonora tan contundente.

8.8
Nota Usuarios (1 votos)

vota:

9

Álbum

Twelve Nudes

Artista

Ezra Furman

Año

2019

Discográfica

Bella Union

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *