Review

Turn On the Lights

Julien Baker

2017

9
Por -

Resulta increíble comprobar la meteórica carrera de Julien Baker y todo lo que ha logrado con apenas 22 años. Reflejando una personalidad introvertida fuera del escenario, pero totalmente comprometida con todas las cosas en las que cree una vez nos ofrece su voz, la norteamericana se ha ganado con creces en un par de años ser considerada como una artista que marca distancias y mira directamente a los clásicos. Su serenidad y al mismo tiempo su desnudez emocional, resaltan en cada uno de los temas de este segundo LP, diferenciándose del primero en unos acabados mucho más precisos que sin embargo no opacan el encanto por lo recogido de sus canciones. La transición entre los discos no ha llevado asociadas nuevas coordenadas musicales, sino más bien un proceso de maduración personal que se transfiere a una confianza total en la voz de Julien junto con un domino mucho más preciso de la guitarra eléctrica. Pasajes como ‘Shadowboxing’ ejemplifican muy bien el desarrollo de una capacidad para llenar de forma armoniosa los temas con un mínimo número de elementos.

Los nuevos temas de la artista de Memphis se mecen poco a poco con el cierto encanto por los sentimientos marchitos que parecen heredados directamente de composiciones muy cercanas al slowcore o emo, solo que la artista se encarga de quitarle todo el dramatismo que suelen encerrar estos géneros para convertirlo en algo más preciosista. Canciones como ‘Everything That Helps You Sleep’ muestran muy bien su capacidad para recoger reflexiones de lo más crudas y desoladoras, mostrándose de lo más precisa en las descripciones. Su forma de querer plasmar sentimientos prácticamente inexplicables, como bien ocurre en estrofas como “What is it like to be empty? Full of only echoes And my body caving in A cathedral of arching ribs”, constituye un apartado de lo más fascinante, siendo capaz de no perder las riendas de los temas en ningún momento. La entereza de cómo no sucumbir ante la fragilidad que podría llevar acarreada su propuesta es una constante en sus canciones, alcanzando momentos cumbre como es el caso de la recta final de ‘Sour Breath’. Donde en otros podría haber quedado como un lamento agónico, en su caso resulta mostrar una lucha incansable.

La parte del trabajo donde parece que las luces se reducen al mínimo, nos descubre a una artista que también es capaz de impresionar sin mostrar todas sus cualidades. No es que la norteamericana se muestre a medio gas ni mucho menos en estos temas, sino que es capaz de encogernos la respiración tan solo con esbozar confesiones que asolan la cabeza e implican a más personas. Este es el caso de ‘Even’, una de las canciones que suenan deliberadamente más frías y distantes, conteniendo alguno de los momentos del trabajo de mayor dureza, como bien muestra en estrofas del corte a “I swear to God I think I’m gonna die. I know you were right. I can’t be fixed, so help me”. Lo más increíble de todo esto llega con una tremenda naturalidad, como si se tratase de pensamientos interiores que desearíamos que no viesen la luz pero que una vez que resultan amplificados tienen un poder de sobrecogimiento brutal. Así es como podemos sentir muy de cerca los impulsos que configurar este impecable trabajo.

Conclusión

Julien Baker sigue fascinándonos con un trabajo donde su exposición emocional genera enorme belleza en cada uno de sus temas. Escogiendo muy bien los elementos que necesitan sus composiciones y reduciéndolos a lo mínimo, la norteamericana se muestra como el referente más claro de los anhelos y dificultades de las generaciones más jóvenes.

9
Nota Usuarios (2 votos)

vota:

6.6

Álbum

Turn On the Lights

Artista

Julien Baker

Año

2017

Discográfica

Matador Records

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *