Review

Titanic Rising

Weyes Blood

2019

9
Por -

Natalie Mering es una de esas artistas que no esconde su ambición por dar un paso adelante en cada trabajo. Desde los inicios marcados por los ambientes de lo más místicos presentes en su debut The Outside Room, la norteamericana no ha parado de enriquecer su propuesta no solo en el plano instrumental, sino también ofreciéndonos recursos realmente increíbles a la hora de dejar que las canciones fluyan de una forma de lo más pasional. Podríamos decir que el camino que abrió con su anterior Front Row Seat to Earth se ve culminado ahora con esta nueva referencia, situándose un escalón por encima, quizás en esa posición necesaria para jugar en una liga mayor. Sin embargo, podemos decir que resulta difícil encontrar comparaciones con otras artistas femeninas coetáneas, ya que lo de Natalie resulta de lo más reconocible e impregnado por un permanente sentimiento romántico al que parece que nunca le da la espalda. A lo largo de este Titanic Rising nos vamos a encontrar en todo momento con un tono de lo más serio, siendo conscientes de que la introspección mostrada a lo largo del trabajo resulta de lo más profunda, no solo entorno a los giros amorosos que ha experimentados su vida, sino a su evolución completa como persona.

El carácter barroco que posee el trabajo logra disolverse de una buena forma entre un apartado más cercano al dream pop más ornamental, aquel que artistas como Hope Sandoval desarrollaron en su cara más etérea y que ahora vive episodios de lo más lúcidos gracias a artistas como Natalie. La forma de afrontar temas como ‘Something to Believe’ de una forma tan decidida, pone de manifiesto esa capacidad para que lo esplendoroso y lo totalmente irrefrenable del tema no acabe opacando al resto, ofreciéndonos la justa medida entre lirismo intenso y momentos para recrearse en el apartado instrumental. Esta será un poco la línea a seguir a lo largo del trabajo, siendo conscientes de cómo no existe ningún momento dubitativo. Buena muestra nos la encontramos en ‘Movies’, una canción que se mece en la calma de los sintetizadores para crecer poco a poco a través de la capacidad tanto de soñar como de creerse sus sueños, llegando de este modo el clímax adecuado. Estamos por lo tanto ante una muestra de cómo escalonar las canciones de buena forma, logrando que todo llegue de una forma progresiva donde el propio contenido emotivo de los temas jugará una parte fundamental.

A lo largo del disco vamos a ir encontrándonos con algún que otro momento que rebaja en cierta medida toda esa carga cercana al afligimiento que parece que va a rebosarse por momentos. Una buena muestra podría ser ‘Andromeda’, una de esas canciones que se mueven una vez más al calor del sentimiento amoroso, mostrando una mayor vulnerabilidad que en otros puntos del disco. También de una forma algo más distendida llega ‘Everyday’, saltando a un plano donde el dinamismo acaba destacando no solo a través de los coros presentes, sino también en la forma de convivir diferentes melodías dentro de la canción. Sin perder de vista el hilo argumental por momentos un tanto sombrío, los episodios donde el disco gira hacia un mayor grado de oscuridad y seriedad llegan con temas como ‘MIrror Foverever’, encontrándonos en ellos mismos la propia contraposición en forma de canto aliviador. Sin ir más lejos, esta canción entra en una fase de desengaño con la que alejarse del romance inicial, haciéndonos ver de esta forma la capacidad de reacción frente a al poder amoroso. Una evidencia de como este sentimiento ha ido cambiando respecto a su anterior trabajo, ofreciéndonos una cara evolucionada con la que al mismo tiempo hace aún más reconocible todo lo mostrado hasta el momento.

Conclusión

Weyes Blood da salto definitivo para establecerse como una de las mejores intérpretes de pop barroco de estos últimos años. Logrando exhibir en todo momento una gran intensidad emocional que vuelve a girar en torno al amor, Natalie Mering logra un trabajo redondo donde no sobra ni un solo detalle.

9
Nota Usuarios (3 votos)

vota:

8.2

Álbum

Titanic Rising

Artista

Weyes Blood

Año

2019

Discográfica

Sub Pop

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *