Review

Ti Amo

Phoenix

2017

7.5
Por -

Ya con casi veinte años de carrera a sus espaldas, Phoenix afrontan el reto de seguir vivos en la escena indie pop con un disco que se desmarca sustancialmente de lo que suele ofrecer el género. Ti Amo, su sexto disco de estudio, es un tributo sincero al disco italiano y a las bandas sonoras de las pelis porno softcore que echaban en Localia a partir de las doce de la noche. Es el sonido de un grupo que por fin ha dado el paso que muchos esperábamos desde hace tiempo: reconocer que siempre habían estado tan cerca de pisar la línea de lo kitsch que igual lo más inteligente era traspasar esa barrera por completo. Ti Amo es deliberadamente cursi y estúpido (mirad la portada y el título de las canciones, POR FAVOR), y es por ello que potencia las cualidades del grupo hasta puntos que han alcanzado muy de vez en cuando en su intermitente carrera. El encanto del álbum reside en que su homenaje al disco italiano es tan honesto como cutre: que Thomas Mars se ponga a cantar en distintos idiomas según le venga hace que se acerque peligrosamente a J Balvin (de hecho, una versión reguetonera de ‘Ti Amo’ funcionaría a la perfección) y la visión estereotipada de Italia («gelato», «tuttifrutti», Battiato) que el grupo presenta nunca se deja tomar en serio.

Los días en los que Phoenix podían publicar un disco entero sin relleno han quedado atrás, así que han preferido priorizar que todas las canciones sigan el mismo patrón estético por encima de que tengan algo de sustancia melódica. No lo digo como reproche: no todos los músicos pop pueden tener las cualidades adecuadas como para basar una carrera entera sólo en su habilidad para componer melodías pegadizas. Uno de los aspectos más llamativos de Ti Amo es que todas las canciones parecen estar sacadas del mismo molde, algo que se convierte en un factor positivo porque la mayoría de ellas no son precisamente espectaculares. Sin embargo, hay bastante naturalidad en su sonido y nunca da la sensación de que los temas han sido golpeados hasta que encajasen con el molde, cosa que sí pasaba con Bankrupt! y su insistencia con los arreglos pseudo-orientales.

Hablando de canciones espectaculares: ‘J-Boy’ lo es. Es el máximo exponente de lo bien que le queda a este grupo la estética electro-pop y además tiene un estribillo que pocos grupos pueden igualar. De hecho, es tan buena que genera falsas expectativas, porque es la primera canción del disco y casi todo lo que viene después se queda corto en comparación. Al mismo tiempo, también sienta la base de la estética general del disco: la voz de Thomas Mars está levemente distorsionada, los sintetizadores sacados de la buhardilla de tus padres y las guitarras (cuando aparecen) funcionan más como adorno que como piedra angular. Y aunque en ‘J-Boy’ hay un deje melancólico que no está tan presente en el resto del disco, ya apunta a que los otros 32 minutos que nos esperan van a ser, como mínimo, divertidos.

Casi al mismo nivel de ‘J-Boy’ se encuentra ‘Fior Di Latte’, que está a un estribillo más pegadizo de ser una de las cinco mejores canciones del grupo. Empieza un poco como si fuese un familiar lejano de ‘Love Like A Sunset’, con la voz de Mars flotando sobre una base de guitarras dreampop, pero pronto llegan la batería y el bajo para reconducirla al estilo predominante del disco. La única parte a la que se pueden poner pegas es el estribillo, que parece sacado de una canción completamente distinta y altera todo lo que transmite el resto del tema. ‘Via Veneto’ se mueve en un terreno parecido y también funciona a revoluciones mucho más bajas que sus acompañantes, haciendo de puente entre la acertada ‘Role Model’ y ‘Telefono’, que cierra el disco sin fuegos artificiales pero con una de sus mejores melodías.  Si nos movemos a las pequeñas decepciones que deja el álbum, se podría decir que los primeros segundos de ‘Fleur de Lys’ apuntan a que podría haber sido un descarte injusto de Random Access Memories y que el resto de la canción confirma que es uno de los cortes más decepcionantes de Ti Amo. A ‘Goodbye Soleil’ le pesa demasiado la sombra de ‘J-Boy’ como para que pueda funcionar dentro de este contexto y ‘Tuttifrutti’ (que por poco no es tan hortera como la ‘Tuttifrutti’ de New Order) simplemente existe durante cuatro minutos sin intentar dejar marca.

Conclusión

Lejos de ser sobresaliente, ‘Ti Amo’ es una versión atrevida y refrescante de Phoenix, que salen del tropiezo que fue Bankrupt! con un disco que abraza sus imperfecciones y las hace suyas hasta el punto de que se vuelven casi transparentes. Lo mejor que se puede decir de él es que es uno de los discos de pop más llamativos que han salido este año; lo peor, que cada vez queda más claro que lo de Wolfgang Amadeus Phoenix fue un golpe de suerte.

7.5
Nota Usuarios (3 votos)

vota:

6.2

Álbum

Ti Amo

Artista

Phoenix

Año

2017

Discográfica

Warner

Alberto

Madrid, '94. En contra de muchas cosas y a favor de unas cuantas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *