Review

The Getaway

Red Hot Chili Peppers

2016

7
Por -

Después de firmar con él los cuatro mejores discos de la banda, los Red Hot Chili Peppers vieron cómo John Frusciante volvía a abandonarles para dar paso a otro guitarrista, el californiano Josh Klinghoffer, que se formó con ellos desde el backstage con la gira mundial de Stadium Arcadium. Junto a él gestaron I’m With You, pero éste no sería el único cambio que sufrirían en sus filas, ya que para su último LP han sustituido a Rick Rubin en la producción después de haber contado con su barba y toque sobre la mesa de sonido desde 1990. El resultado de todo ello se llama The Getaway, algo que podríamos describir como una falta de imaginación que suena a fin de ciclo.

El arranque es un entrante fresco y tierno que promete un banquete inolvidable entre melodías melancólicas y guitarras con mucho reverb y slide. Por desgracia, el trío inicial de canciones condensa lo mejor que tiene que ofrecer este álbum. Los pellizcos que le pega Flea al bajo en ‘Dark Necessities’, la voz de Anthony Kiedis en el bello estribillo de ‘We Turn Red’ y el coqueteo entre sintetizadores y coros femeninos del tema que da nombre al LP no son suficientes para la clara falta de imaginación que predomina en el disco. A pesar de que han pasado ya cinco años desde I’m With You, esta lista de 13 canciones parece más bien un recopilatorio de caras B similar a aquel I’m Beside You que lanzaron con los descartes de su primer disco con el guitarrista Josh Klinghoffer.

Hay temas de corte playero como ‘The Longest Wave’, ‘Sick Love’ y ‘Feasting on the Flowers’ que hacen ameno el disco, y el ‘groove’ de ‘Go Robot’ recuerda plácidamente al trabajo de Danger Mouse con la banda Broken Bells. Sin embargo, que el único clímax de un disco de los Red Hot lo tenga un tema tan monótono como ‘Goodbye Angels’ y que hayan decidido extirpar como nunca el funk rock de su sonido hace que The Getaway te deje con muy pocas ganas de repetir plato. Aquí navegas en las aguas más tranquilas del Pacífico y podrás echarte una siesta en la orilla con el jam que tantas veces han tocado en directo y que han reciclado en el tema ‘Encore’, pero es un disco pudoroso en el que tres cincuentones deciden cubrirse el torso para jugar a ser mayores con un guitarrista de 36 años que hace lo que puede para rellenar el hueco que dejó la salida del señor Frusciante.

The Getaway les deja sin una canción lo suficientemente potente para abrir una gira. Es un intento fallido de rejuvenecerse con nuevo productor a pesar de las horas que ha pasado Brian Burton (Danger Mouse) en el estudio con ellos y todas las veces que les ha pedido darle una vuelta de tuerca a canciones de baja ambición. Un álbum de ideas que han ido dejando en un cajón, como el rock setentero de ‘This Ticonderoga’ o la pobre balada a piano de ‘The Hunter’ que nos conduce a un último intento de enriquecer el tracklist con ‘Dreams of a Samurai’, por lo que ningún track parece encontrar su lugar en el disco. Sin lugar a dudas, depositar toda esperanza en el bajista escribiendo canciones a piano no ha sido la mejor de las ideas cuando la banda sufre la mayor falta de imaginación de su carrera.

Conclusión

The Getaway es una mala transfusión de sangre que cambia el funk rock por canciones escritas por el bajista a piano. A pesar de que han pasado cinco años desde su último trabajo, la falta de imaginación de los Red Hot Chili Peppers colisiona con el nuevo productor y desemboca en un álbum que parece una lista de descartes de su anterior trabajo que ni siquiera es capaz de ofrecer un tema lo suficientemente potente para abrir su próxima gira.

7
Nota Usuarios (2 votos)

vota:

3

Álbum

The Getaway

Artista

Red Hot Chili Peppers

Año

2016

Discográfica

Warner

Miguel Ruiz

Periodista musical ecléctico que lo mismo coge las maletas para irse a ver a los Red Hot Chili Peppers en California que para disfrutar de Damien Rice en un remoto bar irlandés. Jeff Buckley es mi Jesucristo y bandas como Radiohead son mi creencia más terrenal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *