Review

The Caretaker

Half Waif

2020

8,5
Por -

Nandi Rose ha regresado con su proyecto Half Waif con uno de esos trabajos que debería suponer un punto de inflexión en su carrera. Su cuarto disco nos deja ante una obra de lo más poderosa, forjada a partir de unas canciones de contenido bastante tormentoso donde encuentra un nuevo espacio para liberar completamente su voz y adentrarse en capítulos bastante dolorosos de una forma totalmente valiente.

Reforzando más que nunca la capa electrónica de sus composiciones sin que logre transformar por completo el trabajo, resulta bastante evidente como en esta ocasión ha apostado por encontrar una perfecta armonía entre las cajas de ritmos y las bases más graves con las que apuntalar las situaciones más desconcertantes descritas en sus temas. De esta forma es capaz de lograr una nueva impronta sonora muy relacionada con alcanzar ambientes un tanto sombríos que contrasten con un tono vocal en todo momento muy desafiante.

Desde la inicial ‘Clouds Rest’ nos deja claro cómo vamos a estar ante un disco de lo más cambiante a la hora de combinar partes instrumentales que intentan llevarlo todo hacia un lado inquietante, jugando poco a poco con los giros inesperados muy bien representados las estrofas vocales más aguerridas.

A través de unas letras que son capaces de mostrarse bastante crípticas pero que en todo momento transmiten fielmente la idea de no poder descansar y de intentar escapar al dolor de la soledad o a los propios rincones aterradores de la mente, Nandi logra un discurso sólido y efectivo acerca de lo que supone intentar convivir con la incertidumbre.

Para lograr este propósito, temas como ‘Ordinary Talk’ se sirven de estampas bastante desoladoras, desarrolladas en entornos comunes a la par de comprobar como la desazón está presente a la vuelta de la esquina, todo ello apoyándose de unos coros que tratan de enfatizar la cara más solemne del asunto.

Demostrándonos como este trabajo también se encuentra construido desde elementos clásicos como puede ser el piano, temas como ‘My Best Self’ se presentan de una forma más desnuda, tratando de lanzar en esta ocasión un mensaje más esperanzador a pesar del peso contraproducente del pasado. Floreciendo más que en ningún momento del trabajo el amor propio, este tema supone un pequeño punto de inflexión a la hora de romper la tónica más descorazonadora del disco.

Surcando esos terrenos propios de la balada interpretada a partir del desasosiego, ‘In August’ emerge para hacernos sentir como el dolor de perder una amistad puede resultar mucho mayor que el de poner fin a una relación sentimental. Una reflexión que no desentona para nada con todos esos episodios turbulentos a los que hace frente en la mayoría de los temas.

Una vez superado el ecuador del disco, vamos a comprobar como poco a poco la desesperación parece que va poblando las canciones, encontrándonos ante temas tan certeros como es el caso de ‘Halogen 2’. Comenzando de una forma cercana al R&B más sintético y calculado, poco a poco se desenvuelve con total naturalidad en os terrenos en los que la soledad y el sentir la ausencia de amor se tornan una auténtica arma de autodestrucción.

A partir de aquí, el disco se desarrolla en una vertiente más acústica y relacionada encontrar el renacimiento personal. ‘Blinking Light’ sienta un poco las bases de ello, mirando de nuevo hacia el pasado y dejándonos con promesas como “I burn for tomorrow and I’ll give it all I’ve got “. De esta forma encuentra una perspectiva bastante inédita en el disco, reflejando una vez más una gran fortaleza interior pero intentando al mismo tiempo no someterse al devenir del futuro.

En la recta final del disco aparece ‘Generation’, una canción lograda de forma un tanto cíclica donde sigue sin ocultar malestares casi permanentes, al mismo tiempo de volver apuntar hacia lo necesario de la reinvención. Fragmentos como “I tried to dry my tears outside. I forgot it’s a season of rain” hace npatente lo visual de su lírica, poniéndolo también de manifiesto en ‘Window Place’, el tema que cierra el disco y que supone la mirada con más brillo hacia el futuro, tratando de dar lo mejor de sí misma en el amor pero refugiándose también en las estampas estacionales más benévolas por si todo se torna amenazante de nuevo.

Conclusión

Half Waif nos muestra un trabajo de lo más poderoso donde arroja luz a los rincones más paralizadores y amenazantes de su mente de los que precisa escapar. Reflejando como es preciso saber convivir con su cara más vulnerable, estos temas suponen una perfecta terapia para intentar mirar hacia el futuro desde otra perspectiva.

8,5
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

The Caretaker

Artista

Half Waif

Año

2020

Discográfica

Anti

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *