Review

St. Cloud

Waxahatchee

2020

9
Por -

Katie Crutchfield ha logrado uno de esos trabajos que sirven para reafirmar como cada paso de su carrera ha resultado de lo más acertado. Si con Ivy Tripp removía los cimientos del noise rock más puntiagudo, Out of the Storm apareció como otro revulsivo donde recrudecer aún más su sonido y tratar de emerger entre sombras de todo tipo. Pues bien, ahora es el momento de dejar de lado la capa más áspera y agitada de su música para mirar hacia la canción americana y las tonalidades acústicas, mostrándonos como la nueva etapa vital que atraviesa resulta mucho más llena de estabilidad que ninguna anterior.

Contando con Bonny Doon como su banda de acompañamiento, estas canciones reflejan una cara igualmente pasional de la artista pero centrándose en escucharse a ella misma. Así es como la temática que puebla estas canciones nos va a resultar familiar en su trayectoria, solo que en esta ocasión el plano lírico resulta más explícito y no tan cargado de sentimientos autodestructivos.

Iniciando el trabajo con ‘Oxbow’, nos abre la puerta a esta nueva serenidad alcanzada en sus temas, encontrándonos como siempre melodías que puedan despuntar a base de su característica entrega vocal. A modo de perfecta introducción, vamos a poder sentir como las historias transitadas en estos temas no reflejan ni mucho menos situaciones completamente felices, sino que más bien todo resulta una de cal y una de arena.

Encontrando una vez más la forma de reflejar las diferentes situaciones con las que hay que lidiar dentro de las relaciones sentimentales, queda presente como en esta ocasión el amor ha entrado de lleno en la vida de Katie sin ningún miedo a mostrarlo como bien ocurre en ‘Can’t Do Much’, haciéndonos ver como muchas veces no vale para nada el intentar crearse una coraza frente a él.

Más temas cruciales llegan de la mano de una ‘Fire’ donde una conversación con su interior parece emerger, siendo consciente de la forma en la que las personas pueden ir evolucionando sin prácticamente ser conscientes. Seguramente este tema es el que nos muestra la línea más identificativa del trabajo, esa necesidad de saber que lo más importante es saber convivir con una misma tratando de encontrar su cara más reconocible en cada una de las acciones del día a día.

Sin renunciar tampoco a enseñarnos los momentos más extraños a medio camino entre lo onírico y lo real, ‘Lilics’ llega como una canción de melodía poderosa, intentando reafirmar como es necesario dejar de lado la fragilidad e intentar avanzar a través de quererse a sí misma. En estas mismas coordenadas nos encontramos con ‘Hell’, la canción con la que ajusta las cuentas pendientes y rompe definitivamente con una relación de lo más tormentosa.

De una forma bastante distinta, ‘Witches’ aparece como el islote del disco en cuanto a su temática, intentando mirar hacia su alrededor y recopilando unos cuantos episodios memorables junto a sus seres queridos. Sin ocultar el toque ciertamente sureño que poseen estos temas, a estas alturas del álbum la nueva faceta musical de Katie nos convence de lleno e incluso nos resulta familiar, sintiendo como la forma de estructurar las canciones realmente no se aleja tanto de lo mostrado en anteriores ocasiones.

Tampoco podemos pasar por alto la recta final del trabajo donde tira más que nunca de recuerdos de niñez, icluyendo paisajes puramente norteamericanos y sabiendo canalizar la nostalgia de buena forma como ocurre en ‘Arkadelphia’. Del mismo modo, St. Cloud, el tema que cierra y da título al trabajo nos deja ante la práctica desnudez instrumental, dejándonos con esas estampas en las que todo se consume para que pueda empezar algo nuevo.

Conclusión

Katie Crutchfield logra su mejor trabajo al frente de Waxahatchee alejándose de su impronta de sonido más áspera para abrazar propiamente la canción americana. En este proceso también encuentra una nueva narrativa relacionada con el control de las emociones y el aprender a escucharse a sí misma, presentándonos poderosas estampas que reflejan una mayor estabilidad en su vida.

9
Nota Usuarios (1 votos)

vota:

10

Álbum

St. Cloud

Artista

Waxahatchee

Año

2020

Discográfica

Merge

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *