Review

Snow Bound

The Chills

2018

7.4
Por -

Los años parecen sentarles de maravilla a The Chills, la mítica banda neozelandesa liderada por un Martin Phillipps que nos atreveríamos a decir que atraviesa por unos de sus mejores momentos compositivos. Su regreso después de más de 20 años de inactividad en 2015 con Silver Bullets supuso todo un acierto, encontrándonos con un trabajo repleto de esos matices que se mueven entre la búsqueda de la luz en aguas siempre profundas. Superando pasados traumáticos precisamente a través de no ocultarlos, posibilitó que este retorno a la actividad adoptase un formato bastante enérgico, reflejando cómo su pop logrado íntegramente con guitarras en los años 90 tenía completa vigencia y contextualización en esta vuelta. Lo que ahora nos encontramos en este Snow Bound es un trabajo aún más redondo, reflejando puramente la esencia que siempre ha caracterizado al grupo sin ningún miedo de exhibir recursos que quizás tenemos más asociados a otras épocas como el uso del omnichord de una forma por momentos muy marcada. Así es como Martin y compañía recogen todas esas historias de héroes caídos y relaciones sólidas que se desmoronan, reafirmando una vez más la fortaleza de sus composiciones a la hora de atreverse a narrar sucesos duros con una lírica que busca siempre suavizarlo todo.

En todos los puntos del trabajo el grupo no duda en intentar amortiguar al máximo todos esos momentos donde las canciones pueden tornarse más vertiginosas, echando mano de unos teclados que aunque ahondan en la parte más característica del jangle pop intentan no convertirse en ningún momento en los protagonistas. Buena muestra de ello nos la encontramos en la recta final de ‘Time to Atone’, intentando destacar en intensidad pero situándose siempre en el límite perfecto de decibelios. Sacando también a relucir unas melodías bien escalonadas y recurrentes para lograr que los temas carezcan de estribillo pero no de encanto, nos encontramos con ‘The Greatest Guide’, un tema donde parece que Martin alterna entre el tono cabizbajo y el esperanzado para frenar la propia espectacularidad que va adquiriendo el tema hacia su final. Este tipo de juegos cercanos a los estados de ánimo cambiantes al rememorar recuerdos son una constante a lo largo del trabajo, consiguiendo que pocos temas se muevan únicamente a través de la vía fulgurante como bien ocurre en ‘Scarred’. Ese precisamente este carácter épico el que el grupo trata de controlar, siendo conscientes de que precisamente ese ralentí que ponen a lo aparentemente triunfal logra crear el efecto deseado en los temas.

El ejercicio estilístico por intentar mantenerse fieles a ellos mismo a la hora de sonar clásicos es algo totalmente palpable en todas composiciones, pudiendo afirmar que la zona de confort en la que se mueven resulta de lo más amplia. Lo mejor de todo es que saben cómo sacarle el mejor partido a la secuenciación de todos los elementos que aparecen en los temas, reflejándolo a la perfección en temas como ‘In Harmony’. En todo momento encuentran cuando dar rienda suelta a los apartados moderadamente más felices, imprimiendo el ritmo necesario y saltando incluso hacia ese sonido con el que grupos como James sentaron las bases del brit pop a mediados de los 80. Por ello en este caso se cumple a la perfección aquello de que la veteranía es todo un grado, más aún si el ser reconocibles viene acompañado de la inspiración perfecta para no caer en lo melódicamente insulso. Nunca lograremos que Martin Phillipps salga completamente de las sombras en sus temas, pero quizás este sea el revulsivo con el que seguir haciendo tan buenas canciones.

Conclusión

Una vez el regreso de The Chills ha sido totalmente normalizado, Martin Phillipps y compañía nos entregan uno de los trabajos más destacable en su conjunto, encontrándonos una vez más con aquella banda que intenta salir de las sombras a base de melodías brillantes y guitarras repletas de dinamismo. Sin caer en la nostalgia del pasado, el acierto reside de lleno en mantener el listón que ellos mismos establecieron dentro del pop neozelandés.

7.4
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

Snow Bound

Artista

The Chills

Año

2018

Discográfica

Fire Records

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *