Review

Sentido del Espectáculo

Biznaga

2017

9
Por -

Biznaga vuelven a la carga potenciando todas sus facetas, en un segundo trabajo donde no ocultan todo tipo de malestar y realidades de lo más crueles. Un disco escrito en un contexto de enorme actualidad, donde nos encontramos a los madrileños repartiendo hacia diferentes planos sociales para describir el verdadero escenario del país más allá de las pantallas de televisión. Los personajes que nos presentan, al igual que en anteriores trabajos, no esconden sus instintos, reflejando la crudeza y su forma de vida llevada al límite como si se tratase de una novela tremendista. Una capacidad descriptiva muy característica de los Biznaga y que en esta ocasión se encuentra aderezada con un lenguaje aún si cabe más visceral. Ya no hay miedo a nada, y menos a prender una mecha hacia una expresión totalmente directa de escenarios desalentadores. Biznaga nunca moverán grandes masas con toda la voracidad de sus temas, pero su discurso encierra muchísima más sublevación que todas aquellas bandas que se han subido al carro de la denuncia social quedándose en lo que quieren escuchar los oídos más bondadosos.

En este Sentido del Espectáculo, observamos como los madrileños pisan el acelerador aún más a fondo en todo momento. Todo suena más trepidante, más definitorio y con una asfixia que provoca que cada decisión pueda ser fatal. Mismamente la portada realizada por Samuel Guzmán ya nos pone sobre aviso de las nulas vendas que va a haber a lo largo del trabajo y lo desnudos que van a estar todos los elementos. En esto se incluye también el plano sonoro, donde no hay ningún alarde de pedalera, dejando que lo desquiciado de los gritos de Álvaro cumpla su función sin nada que se desvíe del camino. Buena muestra de esto lo podemos encontrar en ‘Jóvenes Oculto’, una canción con tortuosos y continuos cambios de ritmo, que se decelera para volver más fuerza y arrastrar hacia lo nefasto el poco consuelo que queda. Una marcha más que pensábamos que ya no podía llegar, pero que al final resulta ser una constante a lo largo de todo el trabajo.

En un disco donde el lenguaje no trata de rodear nada, es lógico que los estribillos cumplan a la perfección la misión detonante de los temas. A esto tenemos que unirle el carácter melódico que siempre han tenido las composiciones de Biznaga, ya que a pesar de que todo llegue a través de un impacto punk implacable, la estructuras pop se dejan entrever en temas como ‘Una Ciudad Cualquiera’ o ‘Los Cachorros’. Quizás este sea un elemento diferenciador respecto a otras bandas de su entorno, consiguiendo que puedan atraer a diferentes perfiles de público, pero sin perder la cabeza ni su identidad en ningún momento. Más apartados interesantes que merece la pena comentar, se producen a través de ese lado a medio camino entre lo flamenco y castizo que tenía ‘Los Duelistas’, tema que cerraba su primer trabajo. Una expresión del contenido del tema más altiva y enraizada a la tradición nacional, provocando un momento dirigido más hacia lo atractivo que pueda tener lo funesto que hacia la ira. Pues bien, este recurso vuelve a presentarse de una forma más oculta pero más continua en los ritmos de ‘Oficio de Tinieblas’, el estribillo amenazante de ‘Nigredo’ o el interludio con castañuelas de ‘Jóvenes Culto’.

El panorama negro y sin vuelta atrás que nos presentan Biznaga en este disco se hace palpable en todo momento. Pasando por todo tipo de personas y colectivos, el análisis nocturno de ‘Una Ciudad Cualquiera’ proporciona una buena referencia sobre todos los personajes involucrados en el disco. A partir de aquí el círculo se estrecha en temas como ‘Héroes del No’ o de forma más explícita en ‘Los Cachorros’, encontrándonos con la inadaptación y un carácter que va en contra de todo lo establecido. Más de este remar a contracorriente, aparece en ‘El Mal de Aurora’, el agresivo y enajenado tema que cierra el trabajo, desdibujando todo tipo de rumbo posible. Momentos repletos de un frenesí de vidas que tienden hacia lo efímero, encontrando en ‘A Tumba Abierta’ uno de los momentos más convulsos pero a la vez más definitorios de todo el caos mental donde el colapso se vislumbra. Todo son coordenadas marcadas por la incertidumbre, o directamente entregadas a la locura como ocurre en ‘Arte Bruto’, que vendría a ser la secuela de todas estas formas de vida llevadas a la deriva casi de forma impuesta. En definitiva, la perdición total a diferentes niveles, fiel reflejo de una realidad que no resulta ser aumentada ni mucho menos.

Conclusión

Biznaga realizan un nuevo ejercicio de análisis en muchos sectores de la sociedad, mostrando la realidad más cruda y muy conectada con la actualidad. Despuntando aún más con las letras y metiendo en muchas ocasiones una marcha más, los madrileños se plantan sin ningún tipo de rodeo en el centro de un desasosiego donde muchas veces la perdición va de la mano.

9
Nota Usuarios (1 votos)

vota:

9

Álbum

Sentido del Espectáculo

Artista

Biznaga

Año

2017

Discográfica

Solevnly Records/Holy Cuervo

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *