Review

Puede Ser Una Mala Racha

Antifan

2019

7.2
Por -

Resulta curioso cómo hasta el momento el mundo del trap no se había mezclado de forma directa con la vertiente post punk más féera, aquella que mira hacia los 70 no solo de fuera si no de aquí, conectando en buena manera con una estética muy concreta. Ha tenido que ser un miembro de Agorazein como es Jerva el que haya dado en la tecla con todo, encontrando en I-ACE y Hartosopash los compañeros de viaje con los que darle sentid. Tras un interesante primer LP publicado en 2017 donde las coordenadas claramente giraban hacia una concepción más clásica del hip hop, sobre todo en las estructuras vocales, la revolución vivida en la banda ha sido considerable, ya que Puede Ser Una Mala Racha es una referencia que no sabemos muy bien donde encajarla. Apuntando hacia múltiples direcciones, estas canciones tienen por momentos una gran explosividad que viene acompañada casi siempre del aroma a generación perdida y marchita. Una auténtica invitación a un lado relacionado con la perdición y la supervivencia que se siente en cada paso, todo ello siendo capaces de conectarlo con un lenguaje muy propio de la calle. Estamos por lo tanto ante una conjunción de elementos como son una visión social crítica, capacidad de conectar con el movimiento urbano y una interesante recuperación post punk.

A lo largo de las trece canciones que contiene el disco, vamos a encontrarnos con ambientes de lo más variados, apareciendo hilos conductores como una línea de bajo de lo más sinuosa o simplemente el carácter de desprecio con el que Jerva es capaz de escupir en todo momento las letras. Lo mejor de todo es que estas transiciones entre un apartado más desnudo y alejado de la electrónica junto con otro donde predominan las bases y efectos vocales llegan sin apenas enterarnos, mostrando una vez más la coherencia que han logrado alcanzar. En ningún momento se nos puede pasar por alto el camino recorrido hasta el momento, siempre echando mano del empuje y la aceleración precisos para ir enlazando estrofas como bien ocurre en ‘Fuego’. Sin embargo no todo se acaba aislando al poder de lo lírico y su capacidad incendiaria, sino que todo lo que acaba rodeando a las canciones es crucial para meternos en el ambiente inquietante. Solo así será posible que canciones como ‘Tu Pelo’ acaben recogiendo de forma precisa un clímax tan excitante como agónico, mostrando una dualidad que podría definir de buena forma la mayor parte del disco.

Si atendemos de lleno como Antifan nos muestran un descenso a los infiernos de una forma sin tapujos, canciones realmente críticas en cuanto a tocar fondo llegan de una forma clara al final del trabajo. Resulta interesante como la línea seguida en la recta final a través de ‘Soga’ o ‘Demonio’ representa la mezcla más homogénea entre las dos vertientes más destacadas del grupo, alcanzando realmente un sonido muy compacto donde no es necesario el predominio de ningún elemento melódico. A pesar de ello estos temas no pierden el carácter punzante, reforzando al mismo tiempo el lado más sombrío e imprevisible. Por ello, aunque en un principio pueda parecer que entremos en un apartado más lineal, el trío sabe muy bien en todo momento como hacer despegar los temas, haciendo gala de sonoridades más espectrales y volcadas hacia la necesidad de alcanzar unos graves más pronunciados. De esta forma se completa el círculo perfecto a la hora de cómo cuadrar el apartado más voraz de sus composiciones y la persistencia a la hora de que todo quede cubierto por un manto casi apocalíptico con el que hacer hervir la sangre.

Conclusión

Antifan representan a las mil maravillas la necesidad de acercar la vertiente rap más clásica del trap al post punk más férreo y de matices puntiagudos. Todo esto ello llega de forma contextualizada y alcanzando acertadas cotas, tanto de explosividad como de agudeza en las situaciones vitales más críticas.

7.2
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

Puede Ser Una Mala Racha

Artista

Antifan

Año

2019

Discográfica

Sonido Muchacho

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *