Review

Placeholder

Hand Habits

2019

8.5
Por -

Meg Duffy continúa con su carrera en solitario entregándonos un segundo trabajo que reafirma todas sus virtudes encerradas en lo sigiloso de sus canciones, al mismo tiempo de poner de manifiesto un particular estilo donde las guitarras logran romper los momentos de mayor timidez. Si echamos la vista hacia atrás, nos encontraremos con Wildly Idle (Humble Before The Void), un LP debut publicado hace dos años a través de Woodsist, dejándonos claros como sus temas intentan escapar a toda concepción de folk clásico aunque los elementos presentes coincidan en ocasiones. En este segundo disco todo se va a mover en esos territorios donde las atmósferas y coros resultan de lo más tenues, intentando al mismo tiempo que todos los detalles melódicos suenen más vivaces que nunca. Este hecho pone de manifiesto como la sensación que desprenden estas nuevas canciones se relaciona más que nunca con una mayor confianza a la hora de narrar sus experiencias con las personas de su entorno, aportando características más precisas a las canciones. Sin ir más lejos este resulta el hilo central del trabajo, ya que Meg afirma que sus procesos compositivos y la forma de moverse por el mundo depende de sus relaciones personales, encontrándose siempre entre la responsabilidad y el perdón. Todo esto nos conduce a unas situaciones que en ciertos momentos se tornan un tanto sombrías para tratar de explicar ciertos recuerdos relacionados con el abatimiento.

Sin perder de vista a grandes artistas contemporáneas como Angel Olsen y Sharon Van Etten, la comparativa en cuanto a ciertos rasgos del estilo de Hand Habits podría estar servida. Sin embargo tenemos que destacar como Meg se lo juega todo a su capacidad para que las canciones resulten de lo más sugerentes, intentando que suenen de lo más cálidas pero tratando de evitar exhibiciones vocales o momentos donde se atisbe algo de épica. Esto resulta de lo más importante, ya que la artista trata de encontrar una perfecta continuidad donde las melodías de guitarra huidiza se encargan de enfatizar ciertos momentos y al mismo tiempo despegarse de aquel lado conformista que parece caracterizar siempre a la canción americana. Por ello nos encontramos momentos más apegados a la cierta luminosidad del dream pop más terrenal como bien nos encontramos en ‘Are You Serious?’, una de esas canciones que bien pueden identificar la tónica general del disco. A través de partes melódicas bastante recogidas que se van entrelazando, el tema logra difuminar al máximo cualquier tipo de estructura reconocible. En definitiva, más rasgos propios de una forma de hacer canciones que resulta muy bien guiada por los estados de ánimo que no llegan a languidecer lo suficiente como para caer en lo trágico.

Más detalles interesantes del trabajo siguen derivando de la forma en la que Meg trata de lidiar con problemas como la soledad o los cambios personales, siempre realizando una lectura que no resulta la obvia. De este modo en canciones como ‘Yr heart [reprise]’ pone de manifiesto como la distancia no siempre tiene que tratarse de algo físico, todo ello a través de un formato narrativo con el que introducirlo todo sin caer en la obviedad. Incluso en los momentos en los que el hilo narrativo se pierde más que nunca entre las puras descripciones de sensaciones como ocurre en ‘guardrail/pwrline’, siempre encuentra la clarividencia precisa para sacar adelante una historia personal de la que poder tomar ciertas conclusiones. Estas conclusiones en muchos casos están relacionadas una vez más con la forma de actuar y superar hechos pasados que causaron gran infelicidad, como si se tratase de escapar en todo momento de la nostalgia o la sensación de edulcorar ciertas situaciones. Por todo ello, en alguna que otra canción tenemos la sensación de estar ante algo así como la recapitulación de un diario de lo más definido, donde las valoraciones se producen una vez se ha escrito su contenido. Está claro que de todo lo que tratan los temas de Hand Habits resulta de lo más realista,  no teniendo que hacer un gran esfuerzo para suponer que todo ello lo ha vivido la artista.

Conclusión

Hand Habits sigue creando un identificativo estilo con el que tratar alejarse de la canción americana y acostarse al lado de un dream pop donde el contenido de los temas no tiende a lo onírico. Con gran precisión en la descripción de las historias encerradas, Meg Duffy nos presenta lo más parecido a su diario musical.

8.5

Álbum

Placeholder

Artista

Hand Habits

Año

2019

Discográfica

Saddle Creek

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *