Review

Occasional Din

J Fernandez

2018

8.5
Por -

El músico de origen filipino y asentado en Chicago, Jason Fernandez, regresa tres años después de su segundo LP Many Levels of Laugther, sucumbiendo a los encantos de pop psicodélico que fija el rabillo del ojo en los sesenta. Con una carrera que siempre ha llamado nuestra atención desde sus primeros EPs No Luck y Olimpia Village, sus coordenadas siempre han estado guiadas por intentar exhibir el lado más melódico posible, intentando minimizar aquellos estados de ánimo confusos que recubren las canciones. Quizás en este nuevo Occasional  Din este halo de insatisfacción logra disolverse un poco, o al menos sabe dirigirlo en una dirección más relacionada con saber cómo llevar el día a día. Así es como ha logrado el trabajo más redondo de su carrera, siendo generoso en la combinación de guitarras muy al estilo que Frank Maston y Jaccon Garner han realizado en estos últimos años. Por ello, estos temas parecen tener una localización temporal bastante alejada de la nuestra, sacando los matices propios del clavinet que ayudan a proporcionar un aire pastoril y sereno al trabajo. La forma en la que logra que los arreglos se enreden entre sí es otro de los puntos fuertes del disco, siendo conscientes de que aunque la melodía siempre suene de lo más limpia, están ocurriendo un montón de cosas de fondo.

Intentando en todo momento buscar el equilibrio entre los planos ambientales y las estrofas interpretadas en muchas ocasiones como si fuesen una obertura constante, J Fernandez sabe cómo sacar un preciso punto de psicodelia con el que rechazar en todo momento cualquier atisbo de densidad. Buena muestra de ello resulta la inicial ‘Common Sense’, jugando con el mayor número de elementos posibles, dejándolos en suspense como es el caso de los teclados, para luego regresar y conducir el tema hacia su final. El perfecto ensamblado instrumental que nos presenta resulta de lo más convincente en todos los puntos del trabajo, incluso cuando las canciones parecen adoptar una estructura más lineal como bien ocurre en ‘Rewards’. Es en estos momentos es donde precisamente echa mano aún más de ese espíritu de pop soleado, con carácter involuntariamente Lo-Fi, dejando que los momentos instrumentales más sencillos se repitan hasta lograr algo mucho mayor. Así es como los viajes a través de aquellas películas proyectadas con magnetófono se empiezan a suceder por nuestra cabeza, introduciendo alguna que otra grabación de impresión bastante ensoñadora que incluso llega a convertirla en un corte como ocurre en ‘Assorted Ballons’. Es esta ambición por lograr piezas diferentes a lo convencional la que lo acerca más de lleno a artistas como Paul Piot, dejando mucho más de lado cualquier concepción de banda de psicodelia clásica que podamos tener en la cabeza.

Encontrando siempre el encanto en los coros introducidos y en esa forma tan dulce de doblar las voces como bien ocurre en ‘Expressive Machine’, J Fernandez logra presentarnos de este modo otro gran argumento en sus composiciones, aunque si bien se lo hubiese propuesto, el apartado vocal podría haber quedado totalmente eclipsado. Sin embargo hay que agradecerle que no haya renunciado al contenido de sus letras ya que nos vamos a encontrar con una bonita combinación de escenas que apuntan hacia la fantasía sin tener la necesidad de levantar los pies del suelo. Este es el caso de ‘Unwind’, el segundo tema del trabajo, transmitiendo ese estado de relajación mental en el que uno es capaz de dibujar ideas de lo más reconfortantes en su mente. Con este buen camino que invita a buscar recuerdos en días más cálidos, el trabajo también hace hincapié en un sonido más barroco como el presente en ‘Wildfire’, dejando constancia del buen manejo de influencias que posee. Por todo este dinamismo, la escucha parece pasarse en un suspiro, como si todo hubiese sido un sueño tan confuso como inspirador y nada hubiese ocurrido más allá de nuestra imaginación.

Conclusión

J Fernandez logra en su tercer trabajo un conjunto de valiosas piezas de pop psicodélico que apuestan por la clarividencia de sus arreglos, encontrando en todo momento una combinación orquestal que apunta hacia un lado barroco y alejado de forma remota en el tiempo. El triunfo definitivo de su talento en un disco que invita a la calma y la ensoñación.

8.5
Nota Usuarios (0 votos)

vota:

0

Álbum

Occasional Din

Artista

J Fernandez

Año

2018

Discográfica

Joyful Noise

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *