Review

No son tu marido

2015

9.5
Por -

Hazte Lapón han logrado con su nuevo trabajo una de las piezas más importantes de la música en castellano de los últimos años. Un disco que plasma la vida de las personas corrientes aquí y ahora, en el que todos los elementos que se acercan a una línea tremendista como es el caso que aparece en ‘Hushpuppy’, reflejan mejor que nada la situación del individuo respecto a todos los que le rodean. Canciones que se adentran en una intimidad de pareja sin ningún tipo de dramatismo, solo cotidianidad expresada en unas letras imaginativas y muy identificativas con la mayoría de nuestros actos. De ahí radica la enorme importancia y empatía con el público. El contacto con nuestras vivencias y pensamientos, tan destructivos como anhelantes, amplificados a través de las 12 canciones presentes en el trabajo.

El hecho de que el pop de Hazte Lapón esté siempre abierto a múltiples influencias y estilos, los convierte en miembros de ese reducido grupo de artistas que como Klaus & Kinski, logran que las emociones sean cambiantes acorde a los cambios mostrados en los temas. Podemos pasar fácilmente del romanticismo a modo bolero de ‘Cómo funciona un corazón’ hasta el carácter casi noise y desenfrenado de ‘Procrastinar’, sin dejar de lado las composiciones donde los sintetizadores no sobran para nada como en ‘El Rey de la Lluvia’. Toda esta amalgama de sonidos no es algo nuevo, sino una constante y elemento definitorio de su música a lo largo de estos años. Solo basta con observar como en su anterior trabajo mostraban patrones muy diferentes para lograr por ejemplo ‘Carne Tártara’ o ‘En Construcción’.

Volvamos al contenido vital de los temas, que hay mucho que comentar. Lo primero de todo seguramente sea observar los escenarios en los que transcurren los temas de Lolo y Saray, adquiriendo una madurez propia de la adultez y dejando de lado ciertos traumas pasados como los que aparecían en ‘Torpeza Psicomotriz’. En No son tu marido, todo se mueve entre el ambiente de crispación y hastío propio del día a día junto con la ambivalencia de la honestidad frente a la otra persona y los momentos de reflexión. Basta observar esto último en ‘El Rey de la Lluvia’, midiendo los puntos de vista y por qué no ese estado semi permanente de extrañeza con uno mismo. Entre todo esto, se cuela el ya mencionado ambiente tremendista de temas como ‘Tanatorios’ que enfoca totalmente a la vida en pareja.

Otro aspecto importante del trabajo es el lado analítico que nos ha mostrado el grupo a lo largo de estos años. ‘Odiar’ es el tema que más ejemplifica todo esto, mostrando esa grave voz interior que surge en el estribillo y describiendo es una forma precisa todo lo que pasa por la cabeza. La situación analizada desde fuera y desde dentro, con el pertinente carácter inconcluso al que siempre se suele llegar en estos asuntos. De una forma también muy descriptiva, en ‘Amor Bomba’ sacan de sí ese lado tan ñoño como necesario, donde las promesas realizadas se corresponden a la perfección con el perfil de las letras del grupo. Moviéndose en cierta medida en esta línea de planes y sueños, se muestra ‘El Cielo Protestó’, el tema que cierra el trabajo y que encierra una gran frase como es Dime que hacemos aquí tú y yo, si siempre fuimos islas. Siempre islas. Si siempre ha sido así. La coronación perfecta a la inherente sensación de aislamiento e inconformismo del ser humano.

El amor a lo largo del trabajo se mueve siempre como algo incompleto, muy lejano a todo tipo de idealización. En ‘Bartleby enamorado’ aparece este hecho reflejado claramente, mientras que en ‘Durmiendo con el enemigo (nana del amor ambivalente)’ la sensación agridulce se magnifica aún más. Es en este tema donde la honestidad está más presente que nunca, describiendo en primera persona algo que parece contradictorio, pero que no se puede ajustar mejor al título del tema. Un desasosiego vital que ve su máxima explosión en ‘Mudanzas’, canción donde las voces de Lolo y Saray se unen para dotar de un realismo extra a lo descrito. Además la equivalencia entre las cuatro mudanzas y la muerte de un familiar, recoge una vez más la enorme capacidad el grupo para mostrar esa lírica brillante a la altura de muy pocos, entro los que podemos incluir a Los Lagos de Hinault.

Conclusión

Hazte Lapón recorren a través de No son tu marido la existencia del individuo y de la vida en pareja, mostrando a través de su universo lírico la máxima realidad posible aplicable a la vida de todas las personas. Todo ello unido a la mejor producción de su carrera para lograr el disco nacional cantado en castellano con mayor relevancia de los últimos años.

9.5
Nota Usuarios (1 votos)

vota:

10

Álbum

No son tu marido

Artista

Año

2015

Discográfica

El Genio Equivocado

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *