Review

Movimientos

Juventud Juché

2016

9
Por -

Juventud Juché seguramente sean el grupo nacional que más ha impactado en el panorama nacional desde su irrupción a finales de 2013 con Quemadero. En un terreno como el punk, resulta muy difícil causar grandes sorpresas y más difícil aún reinventarse. Lo hicieron fuera de nuestras fronteras Protomartyr con sus dos espléndidos trabajos y ahora son Juventud Juché los que de nuevo logran tal proeza. La llegada de Quemadero supuso un gran impacto en la escena nacional, en base a su art punk completamente crudo, con ritmos inflexibles y canciones totalmente desatadas, rozando lo paranoico por momentos. Una propuesta sin lugar a dudas poco cómoda para la mayor parte del público, pero que caló rápidamente en un amplio sector precisamente gracias a su rebeldía y ruptura con la homogeneidad musical nacional que nos encontramos día a día. A parte del propio contenido del trabajo, las presentaciones en directo resultaron ser torbellinos aún más implacables, consolidándose rápidamente y haciéndose un hueco en la programación festivalera más variopinta.

Dos años y unos meses después, el trío establecido en Madrid regresa subiendo la puja, desafiándose a sí mismos, ante un álbum muy ambicioso donde incorporan nuevos elementos que afilan aún más su propuesta. El hecho de que Ian Crause de Disco Inferno haya estado a los mandos de la producción y Bob Weston de Shellac lo haya masterizado, dice mucho del cuidado que ha puesto el grupo en el trabajo. La asfixia que nos producían la mayoría de los temas de Quemadero se ha amplificado aún más, dando entrada a unos sintetizadores espesos, acechando de fondo para conseguir un ambiente más áspero para desenvolver sus temas. Su particular deconstrucción de la melodía y los tempos, muy al estilo de lo que Pere Ubu en su faceta menos alucinógena lleva haciendo a lo largo de su carrera, de nuevo vuelve a ser el hilo conductor del trabajo, consiguiendo moverse en una linealidad marcada por una elevada intensidad.

A lo largo de Movimientos nos vamos a encontrar, al igual que sucedía en su debut, con pensamientos amplificados y voraces, situándose siempre en esa fina línea entre la explosión y el reconcomio. Una auténtica declaración de intenciones llega con ‘Pasos’, el tema inicial del trabajo, que claudica con un grito seco que reza “vas liderando con prisa el camino hacia ese pozo en que caemos todos”. El juego vocal se ve entrelazado perfectamente para volcar la rabia y mantenerla constante a lo largo del tema, un nuevo recurso que hace que la canción crezca de una forma implacable. Desenvolviéndose en esos terrenos donde el grupo suena lo más compacto posible, guiándose por la rutileza de sus guitarras, aparece ‘En Tu Casa’, explorando un sonido más denso, muy del corte a lo que hacen o más bien hacían Wire cuando los muros de su sonido eran infranqueables.

La sensación que nos produce el trabajo a medida que vamos avanzando en él, es algo similar a enfrentarnos a nuestro yo más contestatario, creándose la ambivalencia entre sentimiento de culpabilidad y rebelión ante el entorno. Debido a ello nos encontramos no solo ante un disco con un marcado sonido punk, sino totalmente trascendente en el apartado lírico. Sin ir más lejos el cuarto y quinto corte, correspondientes a ‘Parecer’ y ‘Fuera’, respectivamente, refuerzan este sentimiento, a la par que en nuestra cabeza aparece la imagen del grupo apretando fuertemente los dientes. Mención especial merece la progresión de ‘Fuera’, observando de nuevo a un grupo desbocado, siguiendo esa explosividad que tan bien muestran Triángulo de Amor Bizarro y a por la que Juventud Juché se lanzan para fortalecer el tema.

Llegando a los momentos donde el barniz electrónico se nota de lleno, aparece ‘Niebla’ de forma aturdida dentro de todo el rencor acumulado. Una auténtica locura sonora alcanzada a través de guitarrazos limpios y una atmósfera cortante, observando un nuevo punto importante en la evolución de los madrileños. Sonando más siniestros, donde la línea de bajo cada vez se muestra más pronunciada, llega ‘Bien’, tomando el control de la situación en un ejercicio de proto-punk ejecutado con desdén. De forma más inflamable y con una contundencia aún mayor, ‘Miedo’ se presenta como uno de los temas más incansables, llegando casi a la extenuación, pero guiándose a través de una melodía que incluye frases como “casi que no queda nada que me pueda asustar”. Una montaña rusa total donde el pánico aparece y desaparece para conseguir la máxima brutalidad del tema.

Si echamos la vista hacia atrás y pensamos en posibles conexiones lógicas con lo presente en Quemadero, podríamos decir que ‘En tu Casa’ y ‘Todo el Rato’, se muestran como los temas donde nos encontramos a los Juventud Juché que convierten lo abrupto en una gran virtud. Es en este segundo tema donde también apreciamos la gran capacidad lírica que poseen a la hora de afrontar unas letras subversivas como “si escondo mis ideas, si guardo lo que soy, nada aquí me queda”, que pueden apuntar en muchas direcciones, aunque siempre replegándose sobre todo lo que ronda la cabeza del individuo. Rematando el trabajo nos encontramos con ‘Carne’, la canción más breve del disco, enfrentándose a través de una línea de matices kraut a los instintos más primarios unido a gritos de frustración y frases tan demoledoras como “la vida me está adelantando”. Un final centrado en un estado de frustración que no desentona con el tono personal observado a lo largo del trabajo.

Conclusión

Si Quemadero supuso un gran impacto en panorama nacional, a través de un art punk irreverente e implacable, Movimientos se muestra como una reinvención de su sonido, logrando recrudecer aún más los temas para firmar uno de los trabajos del año. Una búsqueda incansable por condensar sentimientos casi agónicos en unas canciones que no pueden gozar de mayor realismo.

9
Nota Usuarios (3 votos)

vota:

8.4

Álbum

Movimientos

Artista

Juventud Juché

Año

2016

Discográfica

Sonido Muchacho

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *